articulo semiotica

of 110/110
“Todo lo que está ante la mente como percibido, imaginado, supuesto, rechazado, etc. tiene tres clases de elementos y no más” Peirce “El destinador es el que hace hacer, es decir que ejerce un hacer que a provocar el hacer del sujeto” reimas “En la semi!tica hallamos diversas "inalidades todas ellas tienen que con el lenguaje y los signos” #ambert “En sus rasgos más caracter$sticos al igual que el individuo, la soci depende en su naturaleza y para continuar e%istiendo, de los signos especialmente de los signos que el lenguaje hace posible” &orris “#os limites de mi mundo son los l$mites de mi lenguaje” 'ittgenstein “#o visible es el conjunto de imágenes que el ojo crea al mirar” #edes “El mundo de las imágenes se divide en dos dominios( el dominio de las imágenes como representaciones visuales y el dominio material de las imágenes en nuestra mente” )antaella “#as palabras e%presadas por la voz no son más que la imagen de las modi"icaciones del alma y la escritura no es otra cosa que la imagen d palabras que la voz e%presa” *rist!teles “+acer aprender signi"ica más pro"undamente, atribuir al ense ando las cuali"icaciones que lo harán un receptor competente en relaci!n a los objetos cognitivos que le son transmitidos” -abri “#a semiolog$a es el conjunto de conocimientos y t cnicas que permiten distinguir d!nde se encuentran los signos, de"inir lo que los instituy signos, conocer sus v$nculos y las leyes de su encadenamiento” -oucaul “Por semiosis entiendo una acci!n, una in"luencia que sea o suponga u cooperaci!n de tres sujetos, como por ejemplo un signo, su objeto y su interpretante, in"luencia tri/relativa que en ning0n caso puede acaba una acci!n entre parejas” Ec

Post on 03-Nov-2015

216 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

semiótixa

TRANSCRIPT

Todo lo que est ante la mente como percibido, imaginado, supuesto, rechazado, etc. tiene tres clases de elementos y no ms Peirce El destinador es el que hace hacer, es decir que ejerce un hacer que tiende a provocar el hacer del sujeto Greimas En la semitica hallamos diversas finalidades todas ellas tienen que ver con el lenguaje y los signos LambertEn sus rasgos ms caractersticos al igual que el individuo, la sociedad depende en su naturaleza y para continuar existiendo, de los signos especialmente de los signos que el lenguaje hace posible MorrisLos limites de mi mundo son los lmites de mi lenguaje WittgensteinLo visible es el conjunto de imgenes que el ojo crea al mirar LedesmaEl mundo de las imgenes se divide en dos dominios: el dominio de las imgenes como representaciones visuales y el dominio material de las imgenes en nuestra mente Santaella Las palabras expresadas por la voz no son ms que la imagen de las modificaciones del alma y la escritura no es otra cosa que la imagen de las palabras que la voz expresa Aristteles Hacer aprender significa ms profundamente, atribuir al enseando las cualificaciones que lo harn un receptor competente en relacin a los objetos cognitivos que le son transmitidos Fabri La semiologa es el conjunto de conocimientos y tcnicas que permiten distinguir dnde se encuentran los signos, definir lo que los instituye como signos, conocer sus vnculos y las leyes de su encadenamiento Foucault Por semiosis entiendo una accin, una influencia que sea o suponga una cooperacin de tres sujetos, como por ejemplo un signo, su objeto y su interpretante, influencia tri-relativa que en ningn caso puede acabar en una accin entre parejas Ec

SEMIOTICA Y SEMIOSIS DE LA IMAGEN Y EL TEXTOPor Dr. Rafael Bello DazUniversidad Catlica Santo Domingo

La definicin ms breve de la semitica es: el estudio de los signos o la teora de los signos; por tanto en un sentido semitico, los signos incluyen palabras, imgenes, sonidos, gestos y objetos. El termino de Saussure semiologa, se emplea algunas veces para referirse a la tradicin saussuriana, en tanto el termino semitica en ocasiones se refiere a la tradicin peirciana. En la actualidad empleamos el trmino semitica en el mismo sentido que todos usan.La semitica se afirma como una investigacin sobre el lenguaje humano, funcional o artstico. La lingstica es el estudio cientfico del lenguaje humano. Mientras la lingstica persigue un mayor conocimiento de la lengua, la semitica intenta fijarla como medio de expresin para la ciencia o filosofa, o intenta analizarla como sistema de signos, paralelo a los dems sistemas simblicos que la cultura va creando en su desenvolvimiento histrico.La accin humana hace posible que los objetos naturales o culturales se conviertan en signos siguiendo una ley cultural: la semantizacin universal. Esto es debido a que la dimensin ontolgica de los objetos recibe un valor aadido: el significar, dimensin semitica que no modifica la anterior, slo la enriquece. Por lo que las condiciones en las que la cultura va creando hacen posible que todo pueda ser articulado en un lenguaje, pues todo es susceptible de ser utilizado por el hombre como un signo y colocarlo en relacin con hechos histricos y es all donde encontramos el papel de la historicidad como rasgo distintivo de los signos humanos. El hombre adquiere as una funcin semitica.La teora de los signos fue bautizada como semiologa por Saussure y despus por varios estudiosos del lenguaje. El termino entro en contradiccin con la palabra semitica utilizada con anterioridad. Ya en el siglo XVII John Locke expres una doctrina de los signos denominada semiotik y Johann Lambert en 1764 escribi un tratado que en parte inclua la semitica. Pero el estatuto cientfico de una disciplina de los signos solo se planteo en el siglo XX con los estudios sistemticos de Saussure y Peirce. Ferdinand de Saussure reivindic el derecho a una ciencia que estudie la vida de los signos en el seno de la vida social la denomin semiologa (del griego semeion, signo). Esta nos ensea en qu consisten los signos y qu leyes los regulan. La lingstica es solo una parte de la ciencia general de los signos o sea de la semiologa..PAGINA 8 LA DANZALa semitica es una metodologa porque puede explicar la gnesis (produccin) y la eficacia (interpretacin) de cualquier clase de significado que una ciencia le atribuya a cualquier fenmeno.La semitica tambin es conocida como la teora de los signos y plantea el funcionamiento del pensamiento del ser humano estudiando todo el proceso cognitivo. Una definicin ms amplia de la semitica: es el estudio de los signos, los significados y los significantes. Los semiticos estudian cmo se hacen los significados. Las preocupaciones centrales de la semitica son la relacin entre un signo y su significado y la manera en que los signos son combinados para formar cdigos. La disciplina se divide en tres ramas: la semntica o el significado de los signos, o sea la relacin de los signos con lo que representan. La sintctica o sintaxis o las relaciones entre signos y la pragmtica: o sea la forma en que los signos son utilizados e interpretadosLa semitica establece y trata de las respuestas a la interrogante de cmo el ser humano conoce el mundo que lo rodea, cmo lo interpreta, cmo genera conocimiento y cmo lo transmite. Se conocen dos autores como los primeros en establecer el planteamiento de esta lnea de investigacin. Se trata de lingista suizo Ferdinand de Saussure y el norteamericano Charles Sanders Peirce. Para Saussure la definicin o significado comienza a partir de la existencia del signo; el signo es una unidad dual de significado y significante. La relacin entre significado y significante se establece sobre la lengua; es decir un sistema de signos y reglas para utilizar dichos signos cuya caracterstica principal recae en su fonetismo y su capacidad de ser ligada a signos grficos que finalmente representan la sonoridad de los signos de la lengua.

De los presocrticos a los estoicosDurante la mayor parte de la historia de la filosofa el problema en torno al signo es fundamentalmente de naturaleza lgica. Sin embargo la imposible diferenciacin entre ontologa y lgica hace inevitable la aparicin de matices ontolgicos y con el tiempo la cuestin adquiere naturaleza epistemolgica. Para la filosofa, se ha tratado de un problema eminentemente lgico. Por tanto no ha de extraar que hasta el siglo XVIII la semitica no dejara de ser lgica en sentido amplio. El problema de los signos y de la significacin es el problema del logos. Parafraseando a Heidegger logos significa fundamentalmente: habla y hablar quiere decir hacer patente, permitir ver algo. El logo permite ver algo, aquello de que se habla, y lo permite ver al que habla o a los que hablan unos con otros. La manera ms concreta de llevar a cabo el permitir ver que es el/ habla tiene el carcter de proferir sonidos: el logos es adems sonidos o voces en que siempre se avista algo. Aparece en el logos, en cuanto sonido, el carcter mediador tan propio del signo. El logos puede significar tambin percepcin racional y razn. Logos puede significar tambin aquello de que se dice algo en cuanto se ha vuelto visible en su relacin a algo, tomndolo en su ser relato, cobre logos la significacin de relacin y proporcin. Adquiere as el logos lo que es su nota ms caracterstica y lo que ha permitido su polivalencia: su carcter bifronte. Posee una cara interior y una cara exterior. La indisolubilidad de la unin entre las dos caras hace del logos, razn y lenguaje, es decir discurso razonado y razonable. Manifiesta tambin su carcter de sntesis apofntica, porque permite ver algo en su estar con algo, porque permite ver algo como algo. Acercndonos a los distintos autores griegos, est el problema de la verdad o la falsedad. Porque el logos es un permitir ver, por ello puede ser verdadero o falso. El logo permite descubrir, develar, sacar de su ocultamiento al ente de que se habla. Por la misma razn, ser falso, quiere decir, estar encubierto.Con Herclito tenemos un carcter dialctico de la significacin. El concepto de logos en Herclito ha de ser interpretado, siempre en sentido ontolgico, como relacionado con la proporcin y la medida pero tambin como constitutivo real de las cosas. En el primer sentido es la razn que todo lo gobierna, como la causa ltima de todas las transformaciones. Todas las cosas acontecen segn el logos. Todo se hace por necesidad. De esta manera la utilizacin de signos, el significar es presentado por Herclito como la superacin dialctica del decir en cuanto hacer patente o visible y el ocultar. El signo oculta lo que significa porque est o aparece en su lugar pero al mismo tiempo lo manifiesta por la palabra. Quizs por el convencimiento heracliteano de la posibilidad de conocer la verdadera naturaleza de las cosas si se saben interpretar los signos.En el Crtilo de Platn, la primera parte del dialogo est dedicada a contradecir las tesis de Hermgenes. Scrates trata de demostrarle que las cosas tienen una naturaleza independiente de nosotros y que existe la posibilidad de describir y hablar falsamente de ellas. Pues no todos los nombres son exactos por convencin. De esta manera Scrates parece adherirse a las teoras naturalistas de Crtilo. Scrates intenta demostrar esta tesis y recurre a un gran nmero de etimologas. La base comn a todos es la idea heracliteana del continuo fluir. As de los nombres secundarios o compuestos se pasa a los primarios o simples, pero llegados a este punto, las dificultades obligan a descender hasta las silabas y los fonemas. Antes sin embargo se han sentado las bases de la exactitud de los nombres, es decir, de su concordancia con la realidad. Por otra parte la exactitud debe consistir con una mmesis: el nombre debe ser la imitacin de la esencia mediante las silabas y letras. El lenguaje es un arte imitativo.La teora de la mmesis termina por poner en evidencia las contradicciones de las tesis naturalistas. La etimologa de los nombres primitivos y el examen de los fonemas y las silabas conducen a resultados contradictorios. Los nombres que deben ser como retratos de las cosas, pueden ser aplicados de manera errnea, pueden ser inexactos o falsos. De esta manera Scrates que se opone a las dos tesis, descalifica al lenguaje como medio de acceso a la realidad. La naturaleza de las cosas puede ser conocida sin necesidad de recurrir a los nombres. No existe tampoco en Parmnides una teora de lenguaje y sin embargo tambin se ha envuelto en la controversia naturalismo-convencionalismo. Los textos de Parmnides refieren todas las cosas son meros nombres que los mortales pusieron convencidos de que son verdaderos nacer y morir, ser y no-ser, cambio de lugar y variacin de color resplandeciente, esas cosas son los objetos de los sentidos que no tienen existencia sustancial y son como los meros nombres. La comparacin entre los objetos de los sentidos y los nombres es posible justamente porque ambos son puras apariencias. La sofistica preocupada por los problemas pragmticos del lenguaje acaba con el naturalismo por razones distintas a las de Platn. La concepcin de un logos divino, de un sentido compartido por todos, es sustituida por una actitud en la que el lenguaje es ante todo un instrumento til que es causa y efecto de su fuerza social. En este aspecto hay un acuerdo entre Scrates (Platn) y un sofista radical como Gorgias. Para Gorgias el acceso al ser es imposible con lenguaje y sin l; no podemos conocerlo de ninguna manera. El lenguaje en estos casos no es ms que un pretexto para la investigacin de problemas epistemolgicos y ontolgicos.

Platn y AristtelesAntes de Aristteles, la lgica tuvo un desarrollo asistemtico. Los problemas lgicos debieron estar ligados a las discusiones jurdicas y a los problemas suscitados por los enredos del habla cotidiana. Las discusiones promovidas por los sofistas contribuyeron a llamar la atencin sobre la problemtica lingstica planteada por la argumentacin. Dominar el arte del razonamiento deba suponer un cierto conocimiento terico. La tradicin megrica fundada por Euclides corrobora tambin la existencia de preocupaciones lgicas anteriores a Aristteles. El problema central de estas preocupaciones lgicas debi ser el de la verdad y la falsedad. Entre las preocupaciones lgicas que Platn plantea en los dilogos, sobre todo en el Teeteto y el Sofista, nos encontramos con esta cuestin. En el Teeteto los interlocutores se acercan a l como derivacin del problema epistemolgico de la definicin del conocimiento verdadero. Aparentemente el juicio falso es imposible en cuanto implicara la confusin de una cosa con otra. Para aclarar la cuestin Scrates hace una descripcin del proceso de pensamiento. El pensamiento es como una conversacin que entabla el alma consigo misma, formulando preguntas y contestndolas. De esta manera se llega a una conclusin y saliendo de la duda llega a la formulacin de una opinin o juicio. As la opinin o juicio es un habla, un dilogo interior y no en voz alta sino con uno mismo y en silencio. Pensamiento y discurso son semejantes; la nica diferencia consiste en que el pensamiento es interior y sin sonido hablado. Puede haber falsedad en la expresin lingstica y por derivacin en el pensamiento.La mayor definicin de los temas lgicos en la obra aristotlica nos permite encontrar cuestiones que afectan al signo y a la significacin. Son los captulos del De Interpretatione el lugar en el que encontramos alusiones ms directas a su concepcin del signo y de la semiosis. El De Interpretatione, comienza as: primero hace falta establecer qu es el nombre y qu es el verbo, luego qu es la negacin, la afirmacin, el enunciado y la oracin. Pero para llegar a definir estos conceptos Aristteles considera necesario el esclarecimiento de una cuestin sobre el signo lingstico y manifiesta: los sonidos vocales son los smbolos de las afecciones del alma y la letras lo son de los sonidos vocales; y as como la escritura no es la misma para todos, tampoco los sonidos vocales son los mismos. Pero aquello de lo que estos son primariamente signos, las afecciones del alma, son las mismas para todos, y aquellos de la que stas son imgenes, las cosas reales, son tambin las mismas. Nos encontramos en este texto, no slo la primera definicin del proceso semisico, sino tambin uno de los dos puntos de referencia el otro ser san Agustn, de las teoras semiticas medievales a partir de Boecio.El uso del trmino signo interpretado como signo lingstico no es el nico en la obra aristotlica. En los Primeros Analticos y en la Retrica, al estudiar las caractersticas propias de los entimemas, nos dice Aristteles que las proposiciones que integran estos razonamientos son de dos tipos. El primer tipo se denomina proposicin verosmil o probable y al segundo signo. Lo verosmil o probable es lo que no siempre se da, aunque de ordinario se d. El termino signo es aplicado a aquellas proposiciones que pretenden ser demostrativas. Aristteles justifica ese uso de la manera siguiente: la cosa cuya existencia o produccin lleva en s la existencia de otra cosa, ya fuere anterior, ya posterior, es lo que se llama signo, que indica que la otra cosa ha ocurrido o existe. Las teoras aristotlicas del signo, han tenido amplia influencia, el De Interpretatione, ser referencia obligada para cualquier lgico medieval que hable del signo lingstico.

La teora estoica del signoLa primera teora semitica propiamente dicha, la de los estoicos, est relacionada con el problema de la verdad y falsedad. Este es el contexto en el que Sexto Emprico la sita en Adversus Mathematicos VIII. Probablemente este puede ser el origen de la distincin entre significante y significado. Esta problemtica queda concentrada en la dialctica o lgica estoica de las proposiciones. La misma divisin de la dialctica en dos partes, la que trata de los significados y de los significantes. En el proceso de significacin o de semiosis, hay para los estoicos tres cosas relacionadas entre s: lo que significa o significante, el significado y lo que existe, es decir el objeto. El significante es el sonido o signo propiamente dicho. El tercer elemento es la cosa, el objeto, el acontecimiento, el hecho. El segundo factor es el significado.La fantasa es en una primera aproximacin, una etapa de conocimiento situado entre el sentido y el entendimiento. Segn Digenes toma ese nombre por su semejanza con las figuras que el sello imprime en la cera. Ms adelante nos dice que hay que distinguir entre fantasa y fantasma, pues este ltimo es una visin del entendimiento como las que se tiene durante el sueo. En cambio la fantasa es una impresin que se hace del alma. Las fantasas pueden ser de diversas clases. En primer lugar sensibles o no sensibles. Las primeras son producidas por lo que se percibe por los rganos de los sentidos; las segundas por la inteligencia. Desde otro punto de vista pueden ser racionales o irracionales.

San Agustn: una teora unitaria de los signosSan Agustn ha sido el pensador que con ms dedicacin recoge la preocupacin estoica por los temas relacionados con lo que hoy denominamos semitica y filosofa del lenguaje. Los textos que san Agustn dedica al signo y al lenguaje estn distribuidos por toda su obra. Su definicin de signo ms conocida la encontramos en el de De Doctrina Christiana: signum est enin res, praeter speciem quam ingerit sensibus, aliud aliquid ex se fasciens in cogitationem venire. El signo es algo material que como tal es conocido por los sentidos pero una vez en el entendimiento tienen el poder de provocar la presencia de algo que no es l mismo. El signo se define por su funcin mediadora o presentadora. Queda claro que las definiciones agustinianas que el signo ha de ser algo material, por lo que se reduce ya el mbito de las realidades que pueden ser signos. Por tanto la palabra a la que san Agustn concede la primaca entre todos los signos humanos tiene dos elementos: el sonido y la significacin. El sonido es ese algo material del que hablaba en las definiciones. Pero si el sonido no tiene significacin, no hay signo. Existe signo cuando hay significacin. En un proceso de significacin lingstica se distinguen cuatro elementos: verbum, dicibile, dictio y res. Verbum es la palabra en s misma considerada como voz articulada, pero sin otra relacin que no sea ella misma. El dicibile es algo que proviene de la palabra, pero no se capta con los odos, sino con la mente. Dictio es una palabra, una voz articulada que se pronuncia no para referirse a s misma, sino para significar algo. Es decir se trata de de una entidad que engloba a la palabra (verbum) y a su significado (dicibile). Dictio se opone a verbum en cuanto sta sirve para mencionar y aquella se usa. La cosa (res) es definida por oposicin a las otras tres: es lo que queda. Siempre que san Agustn habla del signo lo hace en funcin del signo por excelencia: la palabra, el verbum. La palabra es una vox articulata, que adems tiene un valor, una fuerza que la distingue: la significacin. Slo entonces la palabra es signo.

San Agustn y los estoicosLa teora semitica de san Agustn contiene los elementos fundamentales de la teora estoica. En el primero de los elementos, el signo o sonido significante, los estoicos subrayaron ms terminolgicamente que san Agustn el aspecto significante del signo. San Agustn ha insistido ms en la distincin entre el sonido articulado y las palabras inanes, que no tienen significado. Tambin los estoicos la establecen al hablar de lexis. En cuanto al segundo elemento, el significado es indudable que el concepto de dicibile tiene elementos comunes con el lekton. El aspecto lingstico aparece ms destacado en el lekton que se aproxima ms a la dictio. El dicibile es una posibilidad de ser dicho que no tiene porque realizarse. Su existencia no depende de su relacin con una palabra sino de los objetos sensibles. Para que algo funcione como signo es necesario que el intrprete conozca que es un signo, es decir, que descubre de qu cosa es signo.

Los escolsticosEs Boecio quien transmite a la filosofa de la edad media junto a uno de los principales problemas de este perodo el de los universales, el problema de la significacin. En sus comentarios al De Interpretatione, Boecio hace referencia a la significacin de los verbos y los nombres. Se refiere tambin a los tipos de oraciones: habladas, escritas y mentales. Las habladas son signos de las concepciones del alma y las escritas de las habladas.

LenguaLa lengua tiene como objetivos, comunicar informacin e ideas y para esto se basa en sonidos pronunciados y reconocidos por ciertos grupos sociales. Dichos sonidos pueden escribirse, es decir, pueden tener una dimensin grafica pero finalmente nos darn a conocer un grupo de sonidos que a su vez remiten a un significado especfico. Pierce, a su vez considera a la semitica una actividad, es decir una doctrina de la naturaleza esencial de las variedades fundamentales de cualquier clase posible de semiosis (por semiosis se entiende una accin que suponga la cooperacin entre tres conceptos: un signo, un objeto y un interpretante. Para Umberto Eco la semitica estudia todo aquello que puede ser utilizado para representar a algo de la realidad aunque se tratara de imgenes, sonidos o gestos.El lenguaje es un hojaldre muy complejo de elementos y signos con un valor muy distinto. Lo cual nos lleva a visualizar una contraposicin semitica: la que se hace entre analgico y digital. De acuerdo a la vulgata semiolgica lo analgico corresponde a las cosas que se parecen a sus referentes, mientras lo digital tiene que ver con todo lo que est caracterizado con cierta discontinuidad que no es verificable fcilmente en el mundo real. La analoga se basa en lo continuo y lo digital en lo discontinuo. Por lo tanto el lenguaje verbal se sita en el lado de lo discontinuo, mientras que la imagen y la msica en el analgico. El lenguaje habla simultneamente con dos sistemas de signos, uno digital y otro analgico, siendo el lenguaje a la vez analgico y digital.

SemiticaLa semitica es un concepto que tiende a identificarse con otros trminos como: semiologa, epistemologa, semntica, sintaxis y pragmtica. La principal diferencia entre la epistemologa y la semitica es que la epistemologa tiene como objeto de estudio, la creacin de conocimiento mientras que la semitica, aunque estudia la generacin de conocimientos lo hace a travs de la generacin de signos o smbolos que lo transmite. La semitica, la semntica, la sintaxis y la pragmtica tienen como objeto de estudio, el significado, pero mientras la semntica se especializa en qu significan las palabras, la sintaxis describe la relacin formal ente los signos mientras que a pragmtica se refiere a la relacin entre el signo y los intrpretes y la semitica se dedica a analizar cmo es que las palabas o signos transmiten sus significados. El rango de estudios de a semitica abarca desde el arte, la antropologa y los medios de comunicacin.

SemiticaEl proceso de comunicacin se verifica solo cuando existe un cdigo. Un cdigo es un sistema de significacin que rene entidades presentes y entidades ausentes siempre que una cosa materialmente se presenta a la percepcin del destinatario representa otra cosa a partir de las reglas subyacentes hay significacin. El acto perceptivo del destinatario y su comportamiento interpretativo no son condiciones para la relacin de significacin: basta con que el cdigo establezca una correspondencia entre lo que representa y lo representado (correspondencia vlida para cualquier destinatario posible). Un sistema de significacin es una construccin semitica autnoma que posee modalidades de existencia abstracta. En cambio cualquier proceso de comunicacin entre seres humanos presupone un sistema de significacin como condicin propia necesaria. En consecuencia s posible establecer una semitica de la significacin que sea independiente de una semitica de la comunicacin. Pero es imposible establecer una semitica de la comunicacin independiente de una semitica de la significacin; en los procesos culturales estos dos fenmenos van ligados.

Semitica y semiosisTeora de los signos: el proceso en el que algo funciona como signo se denomina semiosis. Es una tradicin que se remonta a los griegos. Este proceso implica varios factores: lo que acta como signo aquello a que el signo alude y el efecto que produce en determinado interprete en virtud del cual la cosa en cuestin es un signo para l. Estos tres componentes de la semiosis pueden denominarse: el vehculo sgnico, el designatum y el interpretante. El intrprete podra considerarse un cuarto factor. La semiosis es en consecuencia una consideracin mediada. Los mediadores son vehculos sgnico, las consideraciones son interpretantes, los agentes del proceso son los intrpretes, y lo que se toma en consideracin son los designata. Los trminos signo, designatum, interpretante, e intrprete, se implican mutuamente, puesto que slo son formas de referirse a los aspectos del proceso de semiosis.Los objetos no necesitan ser referidos por signos, pero no hay designata menos que se produzca esa referencia. Algo es un signo, si y solo si, algn interprete lo considera signo de algo. La consideracin de algo es un interpretante slo en la medida en que es evocado por algo que funciona como un signo. Un objeto es un intrprete solo si mediatamente toma en consideracin algo.Las propiedades que conlleva ser un signo, un designatum, un intrprete o un interpretante son propiedades relacionadas que las cosas asumen en el proceso funcional de semiosis. En consecuencia la semitica no se ocupa del estudio de un tipo de objeto particular, sino del estudio de los objetos ordinarios en la medida en que participan en la semiosis. Un signo de un objeto puede en un extremo terico dirigir al intrprete del signo sobre el objeto, mientras que en el otro extremo permitira al intrprete tomar en consideracin todas las caractersticas de objeto en cuestin en ausencia del propio objeto. Existe un continuo sgnico potencial en el que pueden expresarse todos los grados de semiosis en relacin a cada objeto, de forma que la cuestin de cul es el designatum de un signo en una situacin cualquiera se convierte en la cuestin de cules son las caractersticas del objeto que se toman en consideracin en virtud de la presencia de el vehculo sgnico.Un signo debe tener un designatum. Habida cuenta de que designatum es un trmino semitico no puede haber designata sin semiosis, aunque pueden existir objetos sin que exista semiosis. El designatum de un signo es el tipo de objeto para el que dicho signo es pertinente. De esta manera todo signo tiene un designatum pero que no todo signo alude a algo realmente existente. Por lo tanto cuando aquello a que se alude existe como algo referido al objeto de referencia, hablamos de denotatum. Si bien todo signo tiene un designatum, no todo signo tiene un denotatum. Un designatum no es otra cosa sino un tipo de objeto o conjunto de objetos, y un conjunto puede contar con muchos miembros, con uno solo o con ninguno. Los denotata son los miembros del conjunto.

Dimensiones de semiosisEn trminos de los tres correlatos de la relacin tridica de semiosis, como son: vehculo sgnico, designatum e intrprete, pueden abstraerse una serie de relaciones didicas. Esta relacin recibe el nombre de dimensin semntica de la semiosis. El estudio de esta dimensin se denomina semntica. El objeto de estudio puede ser la relacin de los signos con los intrpretes. La relacin resultante se denomina dimensin pragmtica de la semiosis. El estudio de esta dimensin recibe el nombre de pragmtica. Puesto que la mayora de los signos estn relacionados con otros signos, puesto que muchos casos de aparentes signos aislados resultan nos ser tales puesto que todos los signos estn en relacin en potencia sino en acto con otros signos, se establece una tercera dimensin de la semiosis que se denomina dimensin sintctica de la semiosis y su estudio recibe el nombre de sintaxis.Un signo puede no tener relaciones sintcticas con otro signo con lo que su implicacin real se vuelve nula, o bien puede tener una implicacin pero sin embargo no denotar objeto alguno, o tambin tener alguna implicacin pero no contar con algn intrprete real y por ello carecer de expresin (como en las palabras en una lengua muerta). La semitica como ciencia utiliza signos especiales para determinar determinados hechos acerca de los signos, es un lenguaje para hablar de signos. La semitica cuenta con tres ramas subordinadas: sintctica, semntica y pragmtica que se ocupan de las dimensiones sintctica, semntica y pragmtica de la semiosis.

El proceso del signo: la semiosisLa semiosis constituye el proceso en el cual los signos son utilizados. En la semiosis se crea el sentido de una relacin entre dos sujetos; en este proceso puede intervenir tanto signos verbales como no verbales, codificados o circunstanciales. Semiosis es el proceso en el que algo funciona como signo. De esta manera para que algo sea signo tiene que significar y para que signifique debe haber un sujeto que lo emita como signo o lo interprete como tal por lo que todo proceso semitico requiere de esta bilateralidad o reciprocidad.Desde los griegos este proceso encerraba cuatro factores: el vehculo sgnico, que designa lo que no est presente. El designatum, aquello a lo que el signo alude. El interpretante, disposicin del agente para interpretar el signo, y el intrprete, el agente del proceso para el cual algo es un signo. Tambin est la tridimensionalidad de la semitica: el anlisis sintctico, el anlisis semntico y el anlisis pragmtico del signo. La sintaxis es de carcter lgico y trata de la teora formal del lenguaje. Sin el mbito sintctico no es posible disponer de un lenguaje ya que no es habitual llamar lenguaje a un solo signo. Un lenguaje desde la perspectiva semitica es un sistema de signos interconectados.La dimensin de la semntica trata de la relacin de los signos con sus designata y los objetos que pueden denotar o que denotan. Un signo representa no es un objeto en s. La semntica requiere para su rigurosidad un desarrollo elevado de la sintaxis, ya que para hablar de los signos y de los objetos que representan o designan se necesita del lenguaje de la sintaxis y el lenguaje objetual. La semntica requiere de la sintaxis pero puede prescindir de la pragmtica. Por tanto la semntica se ocupa de las correlaciones entre signos y situaciones denotables mediante signos. La pragmtica se ocupa de la relacin de los signos con sus intrpretes o usuarios. Abordar a la pragmtica presupone la sintaxis y a la semntica porque se requiere tener conocimiento de la relacin de los signos ente s y con aquellas cosas a las que remiten sus intrpretes. La pragmtica aclara que el objeto propio de la semitica no es el signo, sino el signo en situacin, no es el producto objetivado en una forma, sino todo el proceso de produccin que lo crea y en el que se integra para tener sentido.El signo es el efecto de un proceso semisico: el de la semiosis y no una entidad estabilizada. Por tanto el signo es una realidad pragmtica no un objeto para la ciencia. Las esferas de la semiosis y por tanto de la semntica se requieren para dimensionar de manera integral al signo, en el mbito que sea.

LenguajeEl trmino lenguaje como la mayora de trminos que tienen que ver con signos es ambiguo puesto que su caracterizacin puede hacerse en funcin de diferentes dimensiones. No es posible disponer de un lenguaje si el conjunto de signos carece de dimensin sintctica puesto que no es habitual denominar lenguaje un nico signo. Inclusive un signo aislado es potencialmente un signo lingstico. Adems un signo aislado tiene ciertas relaciones consigo mismo y por tanto una dimensin sintctica. Un lenguaje como sistema de signos interconectados tiene una estructura sintctica de tal clase que de entre sus combinaciones permisibles de signos algunas funcionan como afirmaciones y como vehculos sgnicos que pueden ser comunes a una serie de intrpretes.De la misma manera que un signo individual se caracteriza mediante su relacin con los restantes signos, con los objetos y con sus usuarios, un lenguaje se caracteriza a su vez cuando se enumeran sus reglas que llamaremos sintcticas, semnticas y pragmticas, que gobiernan los vehculos sgnico. En consecuencia, los conjuntos de signos tienden a convertirse en sistemas de signos. Esto es verdadero para los signos perceptuales, los gestos, tonos musicales, pintura, habla y escritura.

El lenguaje: objeto cientficoEl lenguaje humano es un modo especfico de la realidad cultural. La justificacin de las ciencias naturales y sus mtodos fue anterior a la justificacin de los mtodos y las ciencias de la cultura, que desde el siglo XIX se sealan limites a la manera de formular las leyes que descubre (lingstica matemtica, semitica). La escuela naturalista parti del apriori de que el lenguaje no es un objeto cultural sino natural y que el mtodo que su anlisis exige es el mismo que ya est justificado como cientfico para las ciencias naturales. La observacin posterior, el anlisis emprico, demostrara que las relaciones de la lengua y su comportamiento la sitan entre los objetos creados por el ser humano: es histrica, acta como estructura dinmica y sus elementos se organizan de manera sistemtica en razn de sus categoras de signos.Las leyes que rigen las relaciones en la lengua son tan objetivas en su cumplimiento como las leyes de la naturaleza, pero slo se llega a ellas con un rigor mximo en la observacin de sus manifestaciones fenomnicas. La exactitud y la objetividad se pueden comprobar en los estudios de ndole histrica que en los descriptivos y en el nivel fontico a nivel semntico. La diferenciacin de las ciencias naturales y culturales se establece en un plano material por los objetos que estudian y en un plano formal por el mtodo distinto que exigen. El criterio que sirve para distinguir los objetos naturales de los objetos propios de las ciencias de la cultura, es decir de los objetos creados por el hombre consiste en algo que se aade a lo natural y que entraa positiva significacin humana. Las realidades naturales se transforman en bienes de cultura o realidades culturales. Los objetos naturales no poseen valor humano alguno y cumplen su ciclo sin una accin directa del hombre sobre ellos, que los transforme en valiosos. El objeto de las ciencias del espritu, ciencias culturales o ciencia histricas lo constituye la realidad histrico-social o realidad histrico-social-humana.Los objetos de la cultura quedan definidos por: creacin humana y son objetivizacin del espritu. El mundo de la realidad cultural est constituido por los hechos humanos que poseen una dimensin objetiva. El lenguaje es una realidad cultural especifica un hecho humano. El lenguaje objetivado fuera del hombre sirve de forma a obras literarias y en cuanto permanece en el hombre le proporciona posibilidades expresivas (competences) que realiza cuando le conviene (performance). La lengua es un patrimonio de la sociedad y de los individuos y reciben a travs de ella una cultura determinada y en un nivel determinado. La lengua en su totalidad se va construyendo socialmente excepto cuando se constituye en obra literaria. Las creaciones humanas tienen dos componentes reales que denominamos: forma material, materia y espritu. La cultura es incorporacin de valores o espritu a los objetos sensibles, lo que exige un sustrato objetivante (sustrato material) y otro sustrato objetivable, la creacin interior, la forma espiritual. Por lo que se distingue en el lenguaje una parte material, el sonido articulado y una parte espiritual que transforma el sonido en un sistema de relaciones utilizado como cdigo de expresin y comunicacin.El lenguaje fontico es el sistema de signos que han utilizado los pueblos histricos. De esta manera los sonidos vigentes en un determinado sistema se transforman en hechos culturales por la intencionalidad con que se utilizan. Por tanto los sonidos en cuanto hechos naturales forman series con todas las posibilidades de articulacin del aparato fonador humano en cuanto constituyen un sistema lingstico y adoptan los caracteres fundamentales de todos los hechos humanos, culturales e histricos. La lengua puede manifestarse como un hecho cultural en el que se diferencian tericamente una parte material y una parte de valor intencional que convierte unos cuantos sonidos en un sistema, en un hecho cultural. La lingstica como ciencia del lenguaje es una ciencia cultural porque su objeto lo es. El carcter cultural de su objeto diferencia a la lingstica de las ciencias naturales pero no de la filosofa cuyo objeto puede ser comn. Una ciencia s natural o cultural por su objeto de estudio.

SintaxisLa sintaxis considerada como el estudio de las relaciones sintcticas de los signos entre s, haciendo, abstraccin de las relaciones de los signos con los objetos o con los intrpretes, es la ms desarrollada de todas las ramas de la semitica. Los griegos hicieron de la matemtica en forma de sistema deductivo axiomtico una temprana presentacin. Estos sistemas formales constituan un material cuya consideracin desarrollaba la sintaxis. La sintaxis lgica omite lo que se ha denominado dimensiones semntica y pragmtica de la semiosis para concentrarse en la estructura lgico gramatical del lenguaje es decir en la dimensin sintctica de la semiosis. En este tipo de consideracin un lenguaje se transforma en un conjunto de cosas relacionadas en funcin de dos tipos de reglas: las reglas de formacin que determina las combinaciones independientes y permisibles de los elementos del conjunto que reciben el nombre de oraciones y las reglas de transformacin que determinan las oraciones que pueden obtenerse a partir de otras oraciones. Estas reglas se agrupan como reglas sintcticas. En consecuencia la sintaxis es la consideracin de signos y de combinaciones sgnicas en la medida en que unos y otras estn sujetos a reglas sintcticas. La sintaxis no se interesa por las propiedades individuales de los vehculos sgnicos.La sintaxis es ms fcil de desarrollar que sus campos coordinados en especial cuando se trata de signos escritos. Estudiar las relaciones de los signos entre s, o bien caracterizar lo que sucede en un intrprete cuando funciona un signo. En la medida en que un solo signo puede denotar nicamente un solo objeto ste tiene estatus de un ndice, pudiendo denotar una pluralidad de cosas (como el trmino hombre) y puede combinarse de diversas formas con signos que explican o restringen el alcance de su aplicacin. Estos tres tipos de signos pueden denominarse signos indxicos, signos caracterizadores y signos universales. Los signos pueden diferir segn el grado con que determinan expectativas concretas. Los signos universales son importantes pues posibilitan el hablar en general de los designata de signos sin tener que especificar el signo o designatum. Sin embargo todos los sistemas formales muestran una diferenciacin de dos tipos de signos correspondientes a los signos indxicos y a los signos caracterizadores. Toda oracin contiene un signo dominante y ciertos especificadores y cada uno de ambos trminos es relativo al otro. Una oracin susceptible de ser verdadera y falsa implica signos indxicos, un signo caracterizador dominante y algunos signos que muestren la relacin de los signos caracterizadores e indxicos entre s y con respeto a los elementos de su propia clase. De esta manera la formula general de una oracin de este tipo es: signo dominante caracterizador (especificadores de caracterizacin) signos indxicos.Las pausas, la entonacin, el nfasis contribuyen a realizar funciones en el lenguaje hablado. Los signos de puntuacin, los acentos, los parntesis, las cursivas, el cuerpo o tamao de las letras son ayudas semejantes en las lenguas escritas e impresas. Estos signos realizan dentro de un lenguaje, una funcin pragmtica pero el trmino parntesis y sus implicaciones se dan en el metalenguaje. La sintaxis admite la existencia de clases de signos como constantes individuales y variables, y constantes y variables predicativas que constituyen correlatos formales de diversos tipos de signos indxicos y caracterizadores. Los operadores corresponden a especificadores de clases, los puntos, corchetes, parntesis son recursos existentes en el lenguaje para indicar reacciones entre signos.

Semntica

La dimensin semntica de la semiosisLa semntica se ocupa de la relacin de los signos con sus designata y con los objetos que pueden denotar o que denota. La semntica presupone la sintaxis pero prescinde de la pragmtica ya se ocupe de signos simples o de signos complejos, limitndose la semntica a la dimensin semntica de la semiosis. Dentro de la semitica la regla semntica designa una regla que determina en qu condiciones un signo es aplicable a un objeto, tales reglas establecen correlaciones entre signos y situaciones denotables mediante signos. Un signo denota aquello que se afirma es una regla semntica, mientras que la regla en si establece las condiciones de designacin y determina el designatum que es la clase o tipo de denotata. Por tanto adems de las reglas sintcticas la caracterizacin de un lenguaje requiere el establecimiento de las reglas semnticas que gobiernan los vehculos sgnicos por separado y en combinacin. Las reglas para el uso de los vehculos sgnicos no se formulan ordinariamente por los usuarios de un lenguaje, pues estos son ms hbitos de conducta que otra cosa por lo que slo se dan ciertas combinaciones de signos y slo ciertas combinaciones se derivan de otras y slo ciertos signos se aplican a ciertas situaciones.Un signo tiene una dimensin semntica en la medida en que existen reglas semnticas que determinan su aplicabilidad a ciertas condiciones. El propio vehculo sgnico es simplemente un objeto. La regla semntica para un signo indxico es bien simple el signo designa en cualquier momento aquello que se seala. Por lo general un signo indxico designa aquello hacia lo que dirige la atencin. Un signo indxico no caracteriza lo que denota y no ha de ser similar a lo que denota. Un signo caracterizador s que caracteriza lo que puede denotar, un signo de este tipo puede lograr ese resultado mostrando en s mismo las propiedades que un objeto debe tener para ser denotado por ste, en ste caso el signo caracterizador es un icono, si no sucede as el signo caracterizador puede denominarse un smbolo. Una fotografa, un modelo y un diagrama qumico son conos. La palabra fotografa, los elementos qumicos son smbolos. La regla semntica para el uso de iconos establece que stos denotan aquellos objetos que tienen las caractersticas que ellos mismos poseen. La diferencia entre ndices, iconos y smbolos se expresa por los diferentes tipos de reglas semnticas. La regla semntica para el uso de una oracin significa referirse a las reglas semnticas de los vehculos sgnicos que la componen. Una oracin es un signo complejo a los efectos de que el designatum del componente indxico es tambin un designatum del componente que es un signo caracterizador. El designatum de una oracin es el designatum de un signo indxico en tanto que designatum de un signo caracterizador. Las cosas pueden considerarse como designata de los signos indxicos, las propiedades como los designata de signos caracterizadores de una posicin, las relaciones como los designata de signos caracterizadores de dos posiciones, los hechos como designata de oraciones y las entidades como designata de los signos. El designatum de un signo son las cosas que el signo puede denotar. En consecuencia designatum es un trmino claramente semitico.

La semntica lingsticaLa idea tradicional de la lengua como repertorio de significaciones y significantes, no fue superada hasta despus que Saussure expusiera su concepcin de la lengua como sistema de relaciones entre los signos, que aplicada al nivel fontico dio lugar a la fonologa. El objeto de la semntica, el lxico segua observndose como una suma de trminos de doble dimensin. Era importante lograr un mtodo cientfico para el estudio cientfico de un objeto de esta naturaleza. Los sonidos, los morfemas y la distribucin son datos objetivos sobre los cuales cabe aplicar un mtodo inductivo; ls significados se manifiestan como hechos que no se repiten, dificultando la construccin de ciencia sobre ellos. Adems el lenguaje como forma, es el objeto indiscutible de la lingstica. nicamente los cambios de significado admiten una objetivizacin a travs de formas lingsticas en distintos textos. La concepcin del vocabulario como repertorio de voces con significado, s sustituida por la idea del lxico como estructura. Cada trmino no se observar solamente como signo de una cosa o de un concepto, sino como parte de un conjunto de signos que suponen una visin del mundo especifica en cada lengua.La idea de los campos semnticos como estructuras cerradas va adquiriendo cada vez mayor relieve como solucin a los problemas planteados en torno al objeto de la semntica. El campo semntico se presenta como una organizacin de significados, estructurada dinmicamente, cada uno de los cuales se desenvuelve en el mbito que le permiten los dems. Las unidades de significacin libres (las palabras) se sitan en una distribucin paralela a la que la fonologa ha descubierto para los fonemas. Estas son entidades con unos rasgos positivos e identificables por su valor negativo y opositivo respecto a las dems de su mismo campo. En la dcada de los sesenta los estudios semnticos en el campo de la lingstica han intentado superar el anatema de Hjelmslev y encontrar elementos estructurales para el anlisis cientfico de los valores semnticos. Se trat de buscar las unidades bsicas y mnimas de significacin. Los conceptos de rasgos pertinentes de significado, de oposicin semntica, paralelos a los establecidos y garantizados como vlidos en el nivel fontico van siendo definidos como bases de una estructuracin de los valores semnticos. Se ha propuesto que se tome como unidad bsica del contenido, paralela al fonema, el semantema que define como conjunto de rasgos distintivos del contenido; sus variantes podan denominarse aloxema, de la misma forma que a las variantes del fonema: alfonos. Greimas propone el nombre de sema para las unidades mnimas de contenido. Un sema es un rango semntico mnimo. Un conjunto de semas que adquiere forma libre es un semema. Los rasgos comunes a varios sememas constituyen un archisemema, que adquieren forma libre (archilexema). Una vez que se admite que los campos conceptuales pueden ser reducidos a sistemas lexicales delimitados por oposiciones distintivas inmediatas e independientes de toda relacin asociativa se comprueba que los tipos que ofrecen las oposiciones semnticas son paralelos a los tipos que ofreca la oposicin fonolgica, morfolgica o sintctica.El valor semntico es anterior a todos los otros valores de la lengua, si nos limitamos a las ciencias lingsticas se comprueba que el estudio e identificacin de las unidades fonticas se lleva a cabo siempre sobre formas de significado. Por tanto el valor semntico se considera razn de ser de los valores fonticos, morfolgicos o sintcticos. Esta consideracin puede ser explcita o implcita o negada incluso de manera formal.

Las relaciones semnticas signo-signo: metalenguajesUna dimensin especial de las relaciones sujeto-signo la constituyen los metalenguajes. Por lo general el sujeto se refiere con el signo lingstico a un objeto extralingstico (signo-denotatum), en algunos casos el denotatum queda fuera de la relacin y el signo lingstico se detiene en el mismo signo. El contenido del signo en esos usos es el mismo signo. La dimensin de verdad o falsedad de una expresin puede encontrarse no slo en las relaciones de la funcin expresiva, o de la funcin significativa, sino tambin en las relaciones que el signo establece consigo mismo. Las relaciones signo-signo tienen una inmediata valoracin sintctica y tienen una dimensin semntica, en cuanto remiten a s mismas o a los denotata. Por tanto el metalenguaje se define como el lenguaje sobre los signos, el lenguaje que prescinde de la referencia a los objetos. El metalenguaje es frecuente en lingstica y filosofa. Se puede hablar de un metalenguaje fontico y fonolgico. El anlisis de los metalenguajes atae directamente a la semntica lgica, y est en relacin inmediata con la categora verdad/error.

PragmticaEl trmino pragmtica (pragmatics) fue introducido por Charles Sanders Peirce en 1878 en un artculo titulado How to make our ideas clear, Planteando que para desarrollar el significado de los pensamiento necesitamos determinar qu conducta est propenso a producir puesto que esa conducta es para nosotros su nica significacin. Para lograr una perfecta claridad de nuestros pensamientos sobre un objeto necesitamos considerar qu efectos concebibles de un tipo prctico puede envolver un determinado objeto de nuestra concepcin, qu sensaciones debemos de esperar de ste y qu reacciones debemos preparar. La pragmtica se ha entendido como el estudio de los efectos prcticos que permiten pensar, reconocer, extraer los elementos, las notas esenciales de los conceptos.

Pragmtica de la Comunicacin LiterariaLa pragmtica constituye el tercer componente de una triada, cuyos otros dos son la sintaxis y la semntica. El conjunto de estos tres componentes constituye una teora lingstica o una teora semitica del lenguaje. La pragmtica trata esencialmente del lenguaje natural. De esta manera la sintaxis es el estudio de qu y cmo se dice o expresa (algo): la semntica el estudio de qu se quiere decir (al decir algo), y la pragmtica, el estudio de que se hace (al decir algo). La pragmtica es aquella parte del estudio del lenguaje que centra su atencin en la accin. El trmino clave es el acto del habla, que es el acto llevado a cabo cuando un hablante produce un enunciado en una lengua natural en un tipo especfico de situacin comunicativa. Tal situacin recibe el nombre de contexto. La pragmtica se ocupa de la formulacin de las reglas segn las cuales un acto verbal es apropiado en relacin con un contexto. Las acciones son objetos denominados intencionales, esto es objetos basados en la asignacin de una interpretacin a una expresin observable.La pragmtica del lenguaje natural, especifica qu propiedades especficas adicionales del contexto deben satisfacerse para que la enunciacin sea considerada como un acto de habla apropiado. Las condiciones de propiedad de los actos de habla se dan en trminos de propiedades de los participantes en el acto de habla, es decir del hablante y del oyente. La pragmtica es lingstica si especifica en qu medida los actos del habla en algunos contextos estn en relacin con estructuras gramticas especficas del enunciado. De modo parecido a cmo las oraciones se combinan en secuencias y pueden constituir un discurso o texto, los actos del habla pueden aparecer en secuencias, como monlogos o conversaciones. Igual que las secuencias de oraciones (textos), tales secuencias de actos de habla deben satisfacer condiciones combinatorias: los actos de habla deben estar conectados entre s y satisfacer otras condiciones de coherencia para ser considerados como un acto (complejo) de comunicacin racional.

La dimensin pragmtica de la semiosisPor pragmtica se entiende la ciencia de la relacin de los signos con sus intrpretes. Aristteles en De interpretaciones, habla de las palabras como convencionales de pensamientos que todos los hombres tienen en comn, sus palabras contienen la base de la teora que se convirti en tradicional: el intrprete del signo es la mente. El intrprete es un pensamiento o un concepto. La relacin de un vehculo sgnico con su designatum supone la consideracin real en la conducta del intrprete de una clase de cosas en virtud de la respuesta a vehculo sgnico y lo que ha de tomarse en consideracin son designata. La regla semntica tiene como correlato en la dimensin pragmtica el hbito del intrprete de utilizar el vehculo sgnico en determinadas circunstancias. Las reglas de formacin y de transformacin corresponden a las combinaciones y transiciones reales de signos que el intrprete emplea.Desde la perspectiva de la pragmtica una estructura lingstica es un sistema de conducta: lo que corresponde a las aportaciones sgnicas son las relaciones entre respuestas sgnicas con las respuestas sgnicas ms inclusivas de lo que constituyen segmentos. Los signos indxicos presenten en una combinacin sgnica centran la atencin del intrprete en partes del entorno. El signo caracterizador dominante determina una respuesta generala esas partes. Desde esta perspectiva los signos son verdaderos en la medida en que determinen las expectativas de sus usuarios. En una presentacin sistemtica de la semitica, la pragmtica presupone tanto la sintaxis como la semntica, pues tratar de manera adecuada la relacin de los signos con sus intrpretes requiere conocimiento de la relacin de los signos entre s. El hecho de que la dimensin pragmtica se convierta en un designatum no significa que el interpretante de un signo sea un designatum de ese signo particular. La semntica no se ocupa de todas las relaciones de signos con objetos sino como una ciencia semitica de la relacin de los signos con sus designata; la pragmtica al ocuparse de otra relacin de los signos no puede situarse dentro de la semntica.Las reglas sintcticas determinan las relaciones sgnicas entre vehculos sgnicos. Las reglas semnticas correlacionan vehculos sgnicos con otros objetos. Las reglas pragmticas expresan las condiciones en los intrpretes bajo las que un vehculo sgnico es un signo. Un lenguaje puede expresarse de la siguiente manera: un lenguaje en el sentido semitico total del trmino es un conjunto cualquiera de vehculos sgnicos intersubjetivos cuya usabilidad est determinada por reglas sintcticas, semnticas y pragmticas. En trminos pragmticos un signo lingstico se utiliza en combinacin con otros signos por los miembros de un grupo social, en consecuencia un lenguaje es un sistema social de signos que media las respuestas de los miembros de una comunidad entre s y respecto de su entorno. Por lo tanto comprender un lenguaje significa por tanto emplear slo aquellas combinaciones y transformaciones de signos que no estn prohibidas por los usos y costumbres del grupo social. Comprender o utilizar correctamente un lenguaje significa segur las reglas de uso en esa comunidad social, como son las sintcticas, semnticas y pragmticas.El gesto es un fenmeno primario a partir del cual emerge el lenguaje en un sentido humano, especialmente el gesto vocal. El signo gestual difiere de los signos no gestuales porque el vehculo sgnico constituye una fase temprana de un acto social y el designatum una fase posterior.

Pragmtica de la lingstica del textoLa lingstica del texto se desarrollo ante la necesidad de dar cuenta de los fenmenos lingsticos para los cuales las gramticas oracionales no podan proporcionar explicaciones adecuadas. La lingstica textual se fue consolidando en torno al texto, unidad de delimitacin compleja y de extensin variable. El texto como dominio natural de una teora del lenguaje y de una unidad lingstica bsica. Esta consideracin plena del texto es resultado del encuentro entre lingstica del texto y pragmtica. La lingstica del texto que procede de la gramtica generativa transformacional y del estructuralismo lingstico, rene adems otras aportaciones, y se encuentran entre la retorica y la potica clsica sus antecedentes. El instrumental terico generalista sirvi de marco y medio para el desarrollo de los primeros intentos de gramticas textuales y definiciones de la unidad textual en tanto unidad que unidad semntica global.En relacin a la pragmtica, el sentido etimolgico de la palabra, del griego: accin, ejecucin, actuar, realizar, queda recogido en la pragmtica como estudio del lenguaje, en tanto que accin: qu se hace al decir algo, o cmo hacer las cosas con palabras. La consideracin del lenguaje en el contexto implica el acercamiento en lo social de lenguaje. Al dar cuenta la pragmtica de la dimensin social y comunicativa del lenguaje. La pragmtica literaria supone el tratamiento de la obra literaria, del texto literario como un acto de habla de caractersticas especiales, el acto de comunicacin literaria. El estudio desde presupuestos pragmticos de la literatura apunta como criterios a la hora de definir la literariedad de la obra de arte verbal una convencin de uso de naturaleza social.Mientras la pragmtica da cuenta de la dimensin social y comunicativa del lenguaje, la lingstica del texto puesto que se ocupa del lenguaje, el lenguaje en textos, ha de atender tambin al lenguaje en tanto que comunicacin, esto es al texto como unidad comunicativa. Con la incorporacin de la pragmtica a la lingstica sta amplia sus horizontes: lo lingstico y lo extralingstico o pragmtico se unen en el nivel textual adquiriendo una dimensin semitica. La profundizacin en el estudio de la pragmtica del texto es determinada por la necesidad de resolver un problema bsico que se le plantea a la lingstica textual: la clasificacin tipolgica del texto. Es a partir de la incorporacin de la pragmtica a la lingstica el momento en que la lingstica textual puede establecer vnculos con otras disciplinas que trabajan con textos.La textualidad es el modo universal y social de llevar a cabo la comunicacin lingstica siendo los textos las realizaciones concretas de la textualidad, es decir porciones enunciadas de signos del lenguaje que funcionan comunicativamente y por tanto textos-en-funcin. La teora del texto tiene que analizar el lenguaje en el contexto socio comunicativo y el lenguaje en textos.

Pragmtica, semitica, palabras y cosasEl anlisis de los signos indica que es posible percibir la existencia de corpus formalizados de expresin que obedecen a condiciones pragmticas irreductibles a constantes estructurales evitando as la pretensin de asumir el lenguaje en lo que toca a su sistema interno. Del continuun del lenguaje se distinguen variedades autnomas o normalizadas y variedades heterogneas cuya naturaleza es determinable en la correspondencia de las enunciaciones y el campo social. Se denomina hiptesis de descripcin axiomtica de los regmenes de signos a la posibilidad de caracterizar las enunciaciones colectivas acudiendo a funciones semiticas y sus formas de expresin. La correlacin entre expresiones y contenidos se debe a que son elementos funtivos de la funcin signo, tambin denominada funcin semitica. Lo importante es poder reconocer la retcula de las relaciones mltiples y mutables por las que los signos resultan de la formacin de corpus de expresiones y contenidos asociados segn diversos contextos. Por tanto los regmenes de signos deben ser evaluados en su existencia social. La descripcin pragmtica de los regmenes de signos se preocupa por la naturaleza social de las cosas dichas; en el contexto de los regmenes de signos la idea se mantiene desde la perspectiva a la tesis segn la cual los signos son siempre signos de algo se le puede anteponer la tesis de que los signos son entidades relativas a la conexin entre las formas de expresin y las formas de contenido.La lengua es un sistema de signos; denominamos regmenes de signos a toda formalizacin de expresin especfica, al menos en el caso que la expresin es lingstica. Los signos se definen por su funcin. Los signos sirven para denotar o designar. Para establecer cmo los signos denotan o designan, tenemos que el lenguaje puede analizarse en partes elementales que son portadoras de significaciones: races, elementos derivacionales, o elementos flexionales. Implicando que el anlisis tiende a tratar con entidades de grados superiores de abstraccin mediante las cuales se transfiere el problema de la significacin a la funcin sgnica de elementos bsicos. Ahora bien, sobre los signos se podra decir que no son significantes o designantes sino que son funciones colocadas entre las expresiones y los contenidos. Por tanto los signos contraen la funcin de presuposicin reciproca entre las expresiones y los contenidos. Las expresiones y los contenidos son funtivos o elementos que hacen parte de tal o cual funcin.Los signos son funciones cuyos componentes son los funtivos de expresin y de contenido en solidaridad. Por tanto no se discute de dos cosas unidas por los signos sino de distintos puntos de vista que perciben las expresiones y contenidos con referencia a una misma funcin sgnica. Los signos son entidades unvocas que contraen diferentes funtivos bajo la misma determinacin. El punto es que no se pueden considerar las expresiones sin la presencia simultnea de los contenidos encontrada bajo la funcin de signo. Hjelmslev enfatizaba en que los contenidos nacen de las apreciaciones sobre las cosas en el sentido de la calificacin social presente en las significaciones asignadas por las comunidades de habla concretas, Es la pragmtica por tanto, el anlisis de los regmenes de signos tiene que ver con la descripcin de las funciones de signo en sistemas de formulaciones con fines de expresin. En consecuencia el inters por el anlisis de los regmenes de signos desde la visin hjelmsleviana viene del particular modo en que puede desintegrarse la separacin entre las palabras y las cosas en cuanto sustancias de naturaleza radicalmente distinta, as se muestra que los signos se definen en la solidaridad entre lo dicho y el contenido en una presuposicin que llega hasta las ms ntimas unidades del lenguaje.Las expresiones son siempre de contenidos correlativos, las expresiones son expresiones de contenido y viceversa. El contenido es contenido de tal o cual expresin. Signo es la unidad que consta de unas formas de expresin y unas formas de contenido establecidas con la funcin de correlaciones que vienen del conjunto en el que se renen. Si se ha establecido que las lenguas son sistemas de signos es para indicar que pueden percibirse diversas formulaciones en las expresiones en los contenidos asociados. Por tanto los regmenes de signos constituyen semiticas. Es posible describir las funciones de los signos entendiendo que se inscriben en reglas de articulacin. La funcin de signo se estructura de diversas maneras segn se presente la relacin entre sus componentes funtivos de expresin y contenido. Por tanto la hiptesis es: la distincin entre las formas de expresin y las formas de contenido y su interaccin en la funcin de signo pertenece a la organizacin de los sistemas semiticos.La evaluacin de los regmenes de signo nuca excluye el espacio pragmtico complementario en el que se traducen bajo la forma de acontecimientos incorporales. La presentacin de los regmenes de signo significante y postsignificante se resume en el intento de asilar las caractersticas pragmticas por las que en tal o cual semitica se constituyen combinaciones de expresin. La pragmtica adems de dejar ver la individualizacin de regmenes de signos deja percibir la potencia de repeticin entendiendo que no se trata nunca de que tal o cual sea equiparable exactamente a tal otro. La descripcin pragmtica de los signos se dirige a establecer las regulares conexiones entre formas de expresin. La pragmtica se ocupa de las derivaciones de unos regmenes en otros en lo que compete a las reglas de formacin por las que unas formas de expresin renuevan sus lazos con otras en agrupaciones singulares.Uso pragmtico de los signosCuando un signo es producido por un intrprete se emplea como medio de obtener informacin acerca del intrprete, la perspectiva de partida es la de un proceso de semiosis superior, el de la pragmtica descriptiva. Cualquier signo puede ser examinado en funcin de las condiciones psicolgicas, biolgicas y sociolgicas de su uso. El signo empresa pero no denota su propio interpretante.

SignificadoCualquier trmino de la sintaxis, la semntica y la pragmtica es un trmino semitico. Slo son semiticos aquellos trminos que no pueden definirse aisladamente en ninguno de los diversos campos componentes. En el sentido estricto: signo, lenguaje, semitica, semiosis, sintaxis, verdad, conocimiento son trminos semiticos. El anlisis sgnico es la determinacin de las dimensiones sintctica, semntica y pragmtica de los procesos especficos de semiosis. Es la determinacin de las reglas de uso de determinados vehculos sgnicos. El anlisis sgnico (la semitica descriptiva) puede proseguirse de acuerdo con los procedimientos admitidos del quehacer cientfico.Ciertos aspectos de la generalidad de los signos han atrado mucho la atencin. Hay una distincin entre sinsigno y legisigno: un sinsigno es un algo particular que funciona como signo, mientas que un legisigno es una ley que funciona como signo. En un caso determinado de semiosis en el que digamos casa, funciona como vehculo sgnico, este sinsigno o este ejemplo particular de semiosis no es idntico al legisigno casa. Qu es en consecuencia un legisigno y donde ha de encontrarse en la semiosis lo universal? La respuesta debe ser que existe un elemento de universalidad o generalidad. En un proceso determinado de semiosis diversos vehculos sgnicos pueden sustituir al vehculo sgnico original sin que surja ningn cambio relevante. Por lo tanto decir que un vehculo sgnico es general, significa decir que forma parte de una clase de objetos que tienen la propiedad necesaria para despertar expectativas, combinarse de forma especfica con otros vehculos sgnicos y denotar ciertos objetos. En cualquier caso de semiosis el vehculo sgnico es un particular definido: un sinsigno. Su universalidad, el que sea un legisigno consiste en que es uno de los elementos de una clase de objetos capaz de realizar la misma funcin sgnica.Otro componente en la dimensin semntica, tenemos que el desidertum de un signo es la clase de objetos que un signo puede denotar en virtud de su regla semntica. La regla puede permitir que el signo se aplique slo a un objeto a muchos pero o a todos. Universalidad o generalidad de objetos es un trmino semntico y hablar como s la universalidad fuera un objeto del lenguaje objetual, que designa entidades universales, significa enunciar oraciones pseudo-objetuales de tipo cuasi-semntico. Es necesario distinguir dentro de la universalidad propia de la semiosis unos cinco tipos de universalidad o generalidad: la generalidad del vehculo sgnico, de la forma, la generalidad de denotacin, del interpretante y la generalidad social. Cada uno de estos tipos de generalidad puede expresarse slo dentro de la semitica. La generalidad es un concepto relacional pues todas las ramas de la semitica investigan slo relaciones. Por lo tanto si vemos la interrelacin de las ciencias semiticas con la sintaxis, semntica o pragmtica, o sea estas disciplinas dentro de la semiticas tenemos que la semitica en la medida que es algo ms que estas disciplinas, se ocupa de sus interrelaciones y esto la hace a travs del carcter unitario de la semiosis que estas disciplinas ignoran individualmente. Sintaxis no es un trmino dentro de la sintaxis sino que es un trmino semitico y lo mismo puede decirse de la semntica y pragmtica. La sintaxis habla de las reglas de formacin y transformacin, regla es un trmino pragmtico. La semntica alude slo a los signos como objetos que designan, pero no existe una relacin de ese tipo sin reglas de uso semntico y esto supone la nocin de intrprete.La pragmtica slo se ocupa de los signos interpretados, pero intrprete e interpretante no pueden definirse sin utilizar vehculo sgnico y designatum. De forma que todos estos trminos son semiticos. Las reglas que gobiernan los vehculos sgnicos del lenguaje objeto de estudio han de ser comprendidas, y comprensin es un trmino pragmtico. Por tanto los lenguajes de la sintaxis, semntica y pragmtica tienen tres dimensiones: designan algn aspecto de la semiosis, tienen una estructura formal y tienen un aspecto pragmtico. La sintaxis, la semntica y la pragmtica son componentes de una ciencia semitica nica, pero se trata de componentes mutuamente irreductibles.La semitica proporciona una base para la comprensin de las formas de la actividad humana y para su interrelacin, puesto que todas las actividades y relaciones se reflejan en los signos que median estas actividades.

Pragmtica de la imagen en publicidadEl estudio pragmtico de la publicidad establece las reglas que se utilizan en cada texto segn su contexto. El contexto pragmtica es uno de los componentes de la teora semitica del lenguaje, los otros son sintaxis y semntica. El texto sirve de marco al relato. El relato en publicidad sern las diversas estrategias de ficcin de la representacin publicitaria. Mientras la sintaxis especifica las reglas que ayudan a construir una expresin. La semntica estudia las reglas que hacen que esta expresin cobre significado y se interprete de acuerdo a una situacin especfica. La pragmtica formula las reglas de la expresin segn su contexto. La pragmtica de la publicidad estudia la relacin entre los signos de sta y sus usuarios; estudia el discurso publicitario como un acto locutorio as como las condiciones necesarias para la interaccin del habla.La imagen fija en publicidad presenta caractersticas especiales. Si trabajamos con una imagen fija compuesta por diferentes textos, cabe preguntarnos qu es una imagen? El cdigo icnico establece las relaciones entre un signo grfico como vehculo y un significado perceptivo codificado. La relacin se establece entre una unidad pertinente de un sistema semitico dependiendo de la codificacin previa de la experiencia perceptiva. Una pragmtica de los actos del habla toma en consideracin los procesos cognoscitivos que permiten la recepcin de un texto en un contexto especfico.La iconografa publicitaria se compone de una multiplicidad de textos que se transgreden entre s. La composicin de la imagen publicitaria remite a un espacio cuyos lmites corresponden a las exigencias mnimas del gnero. La multiplicidad de signos: grficos, icnicos, cromticos, se transgreden en este espacio en funcin de la imagen y del mensaje. La figura retrica es la que permite la interrelacin de todos los signos que componen el espacio de la imagen. El texto est compuesto a travs de una serie de relaciones estructurales que conocemos como morfosintcticas. En la composicin del anuncio publicitario se amalgaman distintas tecnologas que se complementan, como: fotografa, dibujo, pintura, escritura tipogrfica, fotocomposicin e impresin. Todas estas tcnicas transforman las seales que componen el anuncio publicitario. En consecuencia una imagen publicitaria se compone de una multiplicidad de textos provenientes de la interrelacin de los diferentes actores de la institucin.

Definiciones de signosSegn el enfoque peirceiano: un signo o representamen es algo que representa para alguien algo en algn aspecto o capacidad () el signo representa algo, su objeto. Representa ese objeto, no en todas sus peculiaridades, sino en relacin a una especie, de ideas, que a veces he llamado el fundamento del representamen.

Clases de signosHay tres clases de signos.1. Semejanzas o iconos. Sirven para transmitir ideas de las cosas que representan, simplemente imitndolas.2. Indicaciones o ndices: muestran algo sobre las cosas por estar fsicamente conectados con ellas.3. Smbolos o signos generales: han sido asociados con sus significados por el uso. Tales son la mayor parte de las palabras, frases, discursos, libros y bibliotecas.

Transmisin de significadoPara Peirce un signo funciona como un proceso continuo de incesante cambio. El signo por s mismo no es nada (objeto, imagen, palabra) y su funcin comunicativa se produce por el proceso de significacin en el que interviene el pensamiento, la cognicin del que lee o ve el signo y finaliza su interpretacin.

El signo tiene una naturaleza tridica, se compone de tres aspectos que se relacionan como un proceso: 1. Un representamen (lo que denominamos el signo).2. Un fundamento u objeto semitico. Aquello que representa el signo, es decir el referente y con el cual est relacionado el representamen. Tiene una relacin de dependencia y un significado otorgado de manera arbitraria por la sociedad.3. Un interpretante. O sea un significado o interpretacin del representamen a travs de su correlacin con el objeto semitico.Es el lector, espectador o receptor quien finalmente construye el significado del signo y ese significado o interpretante puede ser diferente para distintas personas aun cuando el asigno o representamen y el referente o fundamento sean el mismo.

Sistemas de signos y cdigosEl signo es el elemento esencial sobre el que se articulan los procesos comunicacionales. Los signos generalmente no se usan ni aparecen por si solos, sino adquieren su funcionabilidad y especificidad en virtud de su articulacin en sistema de signos, denominados sistemas semiticos.

Sistema semiticoSegn Guiraud se denomina as a todo conjunto de signos entre los cuales se pueden establecer relaciones. Este sistema de signos es arbitrario y convencional. Por lo tanto un sistema semitico es un conjunto de signos estables y constantes. El conjunto de signos que participan en un sistema dado y sus relaciones es lo que denominados cdigo.Existen sistemas se signos en virtud de su funcin y del contexto de utilizacin. El conjunto de todos los sistemas de signos humanos o cdigos pueden dividirse en tres grupos atendiendo a sus funciones:1. Sistemas de signos estticos: hacen posible la expresin subjetiva, la comunicacin emotiva sobre el mundo, la naturaleza y los seres humanos.2. Sistemas de signos sociales: son utilizados como frmulas de comportamiento en el marco de las relaciones sociales entre los hombres.3. Sistemas de signos lgicos: proporcionan una explicacin descripcin y pronstico del entorno desde un punto de vista racional. Podan entenderse como signos tcnicos.

El Signo como ConceptoPeirce considera que un signo o representamen es algo que para alguien representa o est en lugar de algo bajo algn aspecto. Se dirige a alguien, crea en la mente de esa persona un signo equivalente. Este signo creado es el interpretante del primer signo. El signo esta en lugar de algo, su objeto. En esta primera definicin del signo se plantea tambin la lgica que sigue su construccin terica: la lgica tridica. La primera de estas triadas la conforman: el signo, el interpretante y el objeto, siendo la significacin el resultado de la interaccin de los tres elementos. Por consiguiente un signo o representamen es aquello que est primero en relacin con un segundo, su objeto, el cual tiene la capacidad de determinar un tercero, el interpretante que asume la misma relacin tridica con el objeto. Siendo la semiosis como la accin o influencia que envuelve una cooperacin entre tres elementos: un signo, su objeto y su interpretante.Esta primera relacin entre el representamen, el objeto y el interpretante define las tres ramas semiticas, la primera la gramtica especulativa o gramtica pura la cual determina lo que tiene que ser verdadero del representamen utilizado por cualquier inteligencia cientfica pudiendo encarar cualquier significado. La segunda es la lgica apropiada que es la ciencia formal de las condiciones de verdad de una representacin. La tercera es la retrica pura cuya tarea es determinar las leyes por medio de las cuales un signo da nacimiento a otro signo. La gramtica pura estudia la relacin de los signos con la abstraccin, la lgica pura es la encargada de estudiar la relacin de los signos con los objetos y la retrica pura estudia la relacin de los signos con los interpretantes. Esta primera divisin de la semitica es una divisin epistemolgica. Es importante considerar que el signo (representamen), el objeto y el interpretante describen relaciones o funciones sgnicas y no objetos cosas o categoras fijas.De esta manera las tres categoras de la semitica nacen de la relacin entre el representamen, el objeto y el interpretante, y cada una de estas divisiones genera por s misma tres divisiones que no corresponden a tipos exclusivos se signos, sino a diferentes rasgos del signo mediante las cuales representa al objeto (fundamento), al representamen y al interpretante. A estas divisiones del signo Peirce las denomina tricotomas de acuerdo con:1. El signo en s mismo como mera cualidad de una ley general2. La relacin del signo con su objeto3. De acuerdo a la relacin de un signo con su interpretanteCada una de estas tres divisiones genera por s misma una divisin ms generando lo que se denomina clases de signos. Por consiguiente de la primera divisin resultan el qualisigno, el sinsigno y el legisigno. De acuerdo a la segunda divisin: el icono, ndice y smbolo y de acuerdo a la tercera tricotoma el signo es dividido en rema, decisigno y argumento.En la construccin del signo un objeto dinmico se pone en relacin con un representamen -lo que lo representa-, de acuerdo con alguna correspondencia que es el fundamento; este fundamento selecciona alguna parte de el denominado el objeto inmediato. La posibilidad de reunir en relacin al objeto inmediato y al representamen que se da gracias al interpretante. El interpretante inmediato es el interpretante que se revela en la correcta comprensin del signo mismo que se conoce como significado del signo. Es la abstraccin lo que se denomina sentido. El interpretante dinmico es el efecto real que el signo, en tanto signo, determina un evento real. El interpretante final se refiere a la manera en que el signo tiende a representarse a s mismo para relacionarse con su objeto. En consecuencia un signo no puede ser entendido como la suma de elementos (intrprete, objeto, representamen) sino como una unidad simultanea.

Funciones del signoDos son sus funciones fundamentales: la expresiva y la significativa. Esto prescindiendo de la funcin pragmtica o interpretacin social del lenguaje. La significacin de un trmino presenta dos caras, una que alude a un contenido subjetivo, un estado de nimo y otra de carcter objetivo, haciendo referencia al objeto. Tomando en cuenta la expresividad dividimos el anlisis semntico en dos apartado: relaciones semnticas sujeto-signo y relaciones semnticas signo-objeto.En las relaciones semnticas sujeto-signo: en el lenguaje natural, hablado y escrito queda manifiesto al valor significativo adquiriendo manifestacin formal mediante recursos fonticos, sintcticos o de distribucin: la entonacin el nfasis, la repeticin de un trmino, el orden de los elementos en la frase o la discordancia. La expresin de un estado de nimo se suma a la significacin de los trminos. La expresin acta simultneamente a la significacin. El significado total se obtiene por la suma de los valores objetivos y subjetivos. La lengua natural dispone de un repertorio de interjecciones de las que ha eliminado el valor significativo y las ha reducido a un valor puramente expresivo. En el lenguaje literario la lirica busca tambin los casos lmites de expresividad. El lector interpreta los signos a travs del valor social que les es comn.La interpretacin adecuada del significado se inicia en el aspecto expresivo del lenguaje y de ah el inters de la semitica por estos valores. El signo tiene una determinada intencin y una determinada extensin segn el sujeto que lo use. Si se precisa la intensin de una palabra, se hace con un criterio temporal, espacial y personal: la intensin de un trmino se fija para un tiempo determinado, en una zona lingstica determinada y un sujeto concreto. El sujeto permite una clasificacin de las palabras en cuanto a su valor designativo o extensivo en clases: particulares egocntricos, aquellas palabras cuyo significado vara a medida que el sujeto se mueve o cambia (sujeto de lengua). Palabras indicativas o de significacin ostensiva, son palabras que sirve de signo a objetos cuya presencia puede actualizarse ante el sujeto. Quedan excluidas todas aquellas notas de significacin incompatibles semnticamente con los rasgos mnimos, estos no necesitan expresin puesto que estn en cualquier uso.La funcin del sujeto respecto a la intensin es precisamente la de sealar los limites individuales a la clase y ampliar la significacin mnima con las notas individuales. Palabras lgicas, son todas las dems palabras. El sujeto en este caso no modifica sus valores extensivos o intensivos. La labor del sujeto ante este tipo de palabras consiste en establecer las relaciones mentales necesarias para que formen parte de un lenguaje actualizado y significativo. Son las palabras generales, algunos sustantivos, los adverbios de negacin y afirmacin y las conjunciones. En consecuencia la semntica debe contar con las relaciones sujeto-signo, adems de las relaciones signo-objeto.

Primera trada: signo, objeto e interpretanteEl establecimiento de este criterio busca identificar los conceptos que intervienen en el modelo. Los conceptos no pueden funcionar como primeridad o segundidad sino como terceridad. La primeridad de un signo corresponde nicamente a su representacin a una cualidad, por lo que un concepto necesita de esa cualidad de representacin pero no puede ser nicamente primeridad sino que requiere de una relacin con el fundamento del objeto al que representa. Con la segundidad aparece el espacio terico, fundamento de todo concepto; pero es con la terceridad como se termina de construir un concepto, pues ste es puesto en relacin con otros conceptos con los que comparte un mismo marco de referencia, es decir un marco terico o sistema de referencias. De esta forma este primer elemento busca identificar los conceptos a partir de su construccin dejando atrs a aquellos que representen cualidades (primeridad) de objetos determinados (segundidad).Una vez reconocidos los conceptos interesa identificar la forma en que cada autor los relaciona para construir el modelo. De las mltiples categorizaciones de las relaciones conceptuales, las dos ms importantes son la semitica reconstructiva y la semitica sistmica, esto con la finalidad de establecer relaciones a nivel conceptual entre los modelos. La semitica reconstructiva es aquella que parte de signos como unidades nucleares hacia sistemas ms generales, por medio de la relacin entre stos. La semitica sistmica no se detiene en signos aislados sino que ve sistemas en toda su complejidad.

Modo de ser: primeridad, segundidad y terceridadEste criterio corresponde al segundo momento de anlisis en cada una de las fases de la investigacin. Los modos de ser correspondientes a la organizacin de la semitica peirceana implican la identificacin de tres modos y cuya sntesis se organiza al nivel de la terceridad.

Semiosis socialLa semitica reconstructiva corresponde a la matriz saussureana, mientras la que se abre al mundo sistmico es la semtica de matriz peirceana. La lengua presenta la caracterstica de no ofrecer entidades perceptibles de manera inmediata, sin que se pueda dudar de que existan, adems es el juego de estas unidades lo que constituye la lengua. Por otra parte existe una problemtica entre conceptos fundamentales como: abstracto, concreto y material. La distincin abstracto/concreto pertenece al orden de lo social y de lo mental, pudindose argumentar que la distincin se localiza en el interior de la lengua. Mientras que el trmino material slo puede ser aplicado a eventos singulares. El punto clave es el paso de la complejidad a la simplicidad representado en el paso material de algo material y complejo a algo simple y concreto. De esta forma es la unidad de sentido la que otorga unidad a los actos por los cuales el sujeto reconoce las unidades significantes de la lengua realizadas en una cadena sintagmtica. Para Saussure todo el mecanismo de la lengua depende del principio de la linealidad.Si los fenmenos de la primeridad existen, en tanto posibles y los fenmenos de la terceridad existen en tanto expresan por medio de leyes una tendencia real a la realizacin, los de la segundidad corresponden a los existentes en bruto, a los eventos singulares, a los hechos. Todo sistema significante concreto es una composicin compleja de las tres dimensiones distinguidas por Peirce: (cualidad, hecho, ley). Es el objeto quien determina el signo, determinando este ltimo al interpretante. Si el envo referencial va del signo al objeto, el enlace causal que lo determina va en sentido inverso, del objeto al signo. Por tanto dado que ni un primero ni un segundo pueden determinar terceros la terceridad del signo en s mismo, cuando es el nico tercero no le puede venir de los otros componentes, de esta manera en la relacin tridica que es un signo, es el signo el que determina los otros dos componentes (el objeto y el interpretante). Si se considera a la semiosis misma como el engendramiento de los signos, entonces un signo es determinado por su objeto y por tanto la semiosis est en relacin con la primeridad y la segundidad como fenmenos. El universo de la semiosis es desde este punto de vista un universo cerrado. Este cierre no impide afirmar que los signos producen efectos en la realidad. Sin semiosis no habra real ni existentes, porque son las mismas leyes de los signos las que llevan a postular que en el mundo hay cosas que no son signos. El signo en efector remite a su objeto, lo representa, pero lo hace siempre de una manera determinada.

Significado y significanteEl significado y significante son dentro de la terminologa saussuriana los componentes del signo. Signo se inserta en una serie de trminos afines y desemejantes: seal, indicio, cono, smbolo, alegora son rivales del signo. Un elemento comn a todos estos trminos: todos remiten a una relacin entre dos relata, este rasgo no poda distinguir ningn trmino de la serie: para encontrar una variacin de sentido es necesario recurrir a otros rasgos que se presentan bajo la forma de una alternativa (presencia/ausencia) de esta manera tenemos:1. La relacin implica o no implica la representacin psquica de uno de los relata2. La relacin implica o no una analoga entre los relata3. El nexo entre los dos relata (estmulo y respuesta) es inmediato o no lo es4. Los relata coinciden exactamente o al contrario uno de ellos desborda al otro5. La relacin implica o no implica una relacin existencial con el que lo utilizaDe acuerdo a estos rasgo sean estos positivo o negativos, marcados o no marcados cada termino se diferencia de sus vecinos. En lingstica el concepto de signo no genera competencia entre trminos vecinos. Hasta que Saussure encontr los trminos significante y significado el concepto de signo haba sido ambiguo.El signo pues est compuesto por un significante y un significado. El plano de los significantes constituye el plano de la expresin y el de los significados el plano del contenido. Cada plano conforma dos strata: la forma y la sustancia. La forma es lo que puede ser descrito exhaustiva y con coherencia o criterios epistemolgicos, por la lingstica, sin recurrir a premisas extralingsticas. La sustancia es el conjunto de los aspectos de los fenmenos lingsticos que no pueden ser descritos sin recurrir a premisas extralingsticas. Como estos strata se localizan en el plano de la expresin y el contenido, vamos a disponer de:1. Una sustancia de la expresin2. Una forma de la expresin, constituida por regla paradigmticas y sintcticas3. Una sustancia de contenido4. Una forma de contenido, como la organizacin formal de los significados entre s por ausencia o presencia de la marca semnticaEl signo semiolgico est compuesto tambin por un significante y un significado. Muchos sistemas semiolgicos (objetos, gestos, imgenes) tienen una sustancia de la expresin cuyo ser no se encuentra en la significacin. (El color rojo de un semforo es una orden de circulacin en el cdigo vial). Estos signos semiolgicos de origen utilitarios se denominan funcional, o funciones-signos. Esta funcin-signo tiene un valor antropolgico por ser la unidad misma donde se anudan las relaciones de la tcnica y del significante.En el caso del significado, este no es una cosa sino una representacin psquica de una cosa. Saussure ha sealado la naturaleza psquica del significado al denominarlo concepto. El significado no puede ser definido ms que en el interior del proceso de significacin, es ese algo que el que emplea el signo entiende por l. El significado es uno de los dos relata del signo.En lo concerniente a los significados lingsticos se pueden establecer dos tipos de clasificaciones de los significados: el primero es externo recurre al contenido positivo de los conceptos. La lingstica estructural no ha edificado todava una semntica o sea, una clasificacin de las formas del significado verbal.La naturaleza del significante requiere las mismas observaciones que la del significado. La diferencia es que el significado es un mediador, la materia le es necesaria, y por otra parte en semiologa el significado puede ser tambin reemplazado por cierta materia, la de las palabras. Esta materialidad de las palabras obliga a distinguir materia y sustancia: la sustancia puede ser inmaterial, como el caso de sustancia del contenido. Entonces puede decirse que la sustancia del significante es siempre material (sonido, objeto, imgenes). En semiologa conviene reunir todos los signos en la medida en que son producidos por una sola y una misma materia bajo el concepto de signo tpico: el signo verbal, el signo grfico, el signo icnico el signo gestual, que constituyen cada uno un signo tpico. La clasificacin de los significantes es la estructuracin propiamente dicha del sistema.

SignificacinEn relacin a la significacin, el signo es un segmento (bi-faz) de sonoridad y visualidad. La significacin puede entonces concebirse como un proceso. Es el acto que une el significante y el significado, acto cuyo producto es un signo. La significacin o semiosis no une entes unilaterales, no aproxima dos trminos, debido a que el significante y el significado son trmino y relacin. En la visin saussuriana el signo se presenta demostrativamente como una extensin ve