descargar publicación [1.03 mb]

Download Descargar publicación [1.03 MB]

Post on 12-Feb-2017

219 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    Inmigrantes, nuevos ciudadanos

    Hacia una Espaa plural e intercultural?

    Colectivo Io

    (Carlos Pereda, Walter Actis y Miguel ngel de Prada)

    Con la colaboracin de:

    Graciela Malgesini

    Ana I. Planet

    Daniel Wagman

    Para

    Confederacin Espaola de Cajas de Ahorros (CECA)

    2008

  • 2

    NDICE

    0. Resumen ejecutivo

    Primera parte: Espaa, polo de atraccin de migrantes internacionales

    1. El contexto de las migraciones internacionales. Perspectiva histrica 1.1. Migraciones ligadas a la expansin del capital 1.2. Migraciones ligadas a la confrontacin poltica 1.3. Actuales migraciones Sur-Norte. El lugar de Espaa 1.4. Reflexiones en torno a la desigualdad internacional y el control de fronteras

    2. Espaa migrante. De pas de emigracin a pas de inmigracin 2.1. Depuracin tnica y religiosa en los inicios del nuevo estado-nacin (siglos XV-XVII) 2.2. Migraciones en la poca colonial (siglos XVI-XIX) 2.3. Emigracin espaola en los siglos XIX y XX 2.4. Cambio de tendencia en la transicin al siglo XXI: Espaa, nuevo pas de inmigracin

    3. Panorama de la inmigracin en Espaa. Principales tendencias 3.1. Despegue y consolidacin de los flujos de inmigracin 3.2. Poltica migratoria: la pretensin de regular las entradas a partir de una demanda con altos componentes de irregularidad 3.3. Principales caractersticas de las poblaciones inmigradas 3.4. Menores y natalidad 3.5. La distribucin territorial: concentracin espacial y composicin diversa

    Segunda parte: Impactos y retos para la cohesin social

    4. Inmigracin y economa (Graciela Malgesini) 4.1. Revitalizacin demogrfica y econmica 4.2. Empresariado inmigrante 4.3. Inmigrantes proveedores de servicios de atencin y cuidados personales 4.4. Reforzamiento del mercado de trabajo dual y la economa sumergida 4.5. Nuevos consumidores. Principales sectores afectados 4.6. Ms contribuyentes que receptores del sector pblico 4.7. Economa transnacional. Las remesas

    5. Inmigracin y mercado de trabajo 5.1. Volumen y tasas de actividad: una inmigracin volcada al mercado laboral 5.2. Sexo y edad: poblacin joven con mayora masculina decreciente 5.3. Procedencia: importancia creciente de latinoamericanos en un contexto de amplia diversidad nacional

  • 3

    5.4. Dependencia y ramas de actividad: predominio del trabajo asalariado en construccin, comercio-hostelera y otros servicios. 5.5. Trabajadores asalariados: inferior cualificacin acadmica y peores condiciones laborales 5.6. Consideraciones finales

    6. Inmigracin y sistema educativo 6.1. El descenso general del alumnado originado por la baja natalidad se ve compensado parcialmente por la inmigracin 6.2. Distribucin regional 6.3. Diversidad de orgenes. Predominio creciente del alumnado latinoamericano 6.4. Nias y nios: tendencia al equilibrio con diferencias segn el origen 6.5. Centros pblicos y privados 6.6. Enfoques educativos: diversas estrategias para abordar la diversidad del alumnado 6.7. Tratamiento de la diversidad en la poltica educativa espaola

    7. Inmigracin y vivienda

    7.1. Modalidades de tenencia de la vivienda. Hacinamiento de los recin llegados 7.2. Diversas trayectorias residenciales 7.3. Diferencias por regiones de origen 7.4. Diferencias por comunidades autnomas 7.5. Peso de la inmigracin en la demanda de vivienda 7.6. Consideraciones finales

    8. Inmigracin y libertad religiosa (Ana Planet) 8.1. Inmigracin y pluralismo religioso en la Espaa contempornea 8.2. Inmigracin y expresin religiosa 8.3. La normativa religiosa e inmigracin en Espaa 8.4. Inmigracin y discriminacin religiosa 8.5. Ser musulmn en Espaa

    9. Inmigracin y seguridad ciudadana (Daniel Wagman) 9.1. Detenidos y condenados por delito. Inmigrantes y turistas 9.2. Proporcin de presos extranjeros, preventivos o penados

    10. La opinin pblica ante la inmigracin 10.1. Las encuestas de opinin en Espaa y en la Unin Europea 10.2. Nuevos ciudadanos? 10.3. Discursos sobre la inmigracin y modelos de ciudadana

    Bibliografa

    ndice de tablas, grficos, cuadros y mapas

  • 4

    0. Resumen ejecutivo

    Espaa, polo de atraccin de migrantes internacionales

    En la ltima dcada Espaa se ha convertido en uno de los principales destinos de la

    migracin internacional, con un saldo anual medio de 449.000 personas entre 1998 y 2007.

    Este flujo exterior explica el 77% del extraordinario crecimiento de la poblacin total del pas

    entre dichos aos, que ha pasado de 39,8 a 45,1 millones de habitantes. Adems, la baja tasa

    de natalidad de los autctonos, unida a la mayor juventud de los nuevos ciudadanos, explica

    que stos tengan cada vez ms peso en el crecimiento vegetativo: el 12% de los partos en 2005

    eran de madre y padre extranjeros, y otro 6% de parejas mixtas (de progenitores extranjero y

    espaol). Por tanto, su incidencia en el incremento demogrfico espaol hay que situarla por

    encima del 80%.

    Con 5.214.390 inmigrantes -personas empadronadas nacidas en otro pas- y 4.482.568

    extranjeros -personas empadronadas con nacionalidad no espaola- a 1 de enero de 2007,

    Espaa se ha convertido en el dcimo pas del mundo por el nmero total de inmigrantes, lo

    que rompe una larga tradicin histrica que nos caracterizaba como pas de emigracin

    (todava residen en el extranjero alrededor de milln y medio de espaoles, cifra que slo fue

    superada por la inmigracin en 2001). Segn la Divisin de Poblacin de Naciones Unidas,

    Espaa era en 2005 el tercer pas del mundo que ms haba incrementado su poblacin

    inmigrante en nmeros absolutos desde 1990, tras Estados Unidos y Alemania, y el que ms lo

    haba hecho en trminos relativos. Por su parte, la OCDE tambin ha constatado para el

    mismo ao 2005 que Espaa se ha convertido en uno de los pases con mayor nmero de

    trabajadores extranjeros, superando en nmeros absolutos a tradicionales pases de

    inmigracin como Francia y Reino Unido, e incluso adelantando en trminos relativos a

    Estados Unidos y Alemania.

    De los extranjeros empadronados en 2007, el 38% procede de alguno de los restantes

    26 miembros actuales de la Unin Europea (el 14% de Rumania y Bulgaria, recientemente

    ingresadas) y menos del 2% de otras naciones desarrolladas. Por tanto, casi dos tercios (2,7

    millones de personas) son originarios del mundo menos desarrollado, entre los que destacan

    Maruecos, Ecuador, Colombia, Bolivia, Argentina y Per, adems de China, todos ellos con

  • 5

    ms de 100.000 efectivos. Estos migrantes forman parte de la corriente internacional ms

    importante de nuestros das, la que va en la direccin Sur-Norte: mientras los pases de renta

    alta segn la clasificacin establecida por el Banco Mundial- han incrementado la

    inmigracin estable en 40 millones de personas desde 1990, pasando de 72 a 112 millones, los

    pases de renta media se mantienen en la misma cifra (50 millones) y los de renta baja la han

    reducido de 33 a 28 millones. Esto explica que en trminos relativos a la poblacin mundial, la

    migracin transnacional no haya superado el listn del 3% en las ltimas dcadas, aunque en

    los pases del Norte se tenga la falsa percepcin de que la globalizacin econmica ha

    acelerado las migraciones en el conjunto del planeta.

    Precisamente la brecha econmica Norte-Sur, agrandada por las polticas de libre

    mercado propiciadas por el Norte y la creciente deuda externa del Sur, est en el origen de la

    presin que experimentan muchas personas de los pases perifricos para emigrar a las

    regiones del mundo ms desarrolladas, donde esperan mejorar el porvenir de sus familias. Los

    pases del Norte refuerzan sus polticas de control de fronteras ante esta presin y tratan de

    canalizar y tamizar los flujos de acuerdo con sus necesidades de mano de obra, cualificada o

    no, etc. Espaa se ha situado en el centro de la ola de esta situacin, con un mercado de

    trabajo en expansin, que ha incrementado el nmero de ocupados en ms de 5 millones entre

    1999 y 2007 (de ellos, 2,3 millones extranjeros), y una poltica de fronteras restrictiva que ha

    obligado a la mayora de los inmigrantes del Sur a incorporarse como irregulares a la

    sociedad espaola. Los sucesivos procesos extraordinarios de regularizacin el ltimo en

    2005- no han sido suficientes para impedir una elevada tasa de irregularidad. A comienzos de

    2007, segn datos oficiales, el 33% de los extranjeros empadronados (1,4 millones de

    personas) no tena permiso de residencia y el 28% de los trabajadores captados por la

    Encuesta de Poblacin Activa (700.000 personas) no estaba dado de alta en la Seguridad

    Social.

    Impactos y retos para la cohesin social

    El aporte extraordinario de ciudadanos inmigrantes, que representan en 2007 el 10% de

    la poblacin total, ha tenido importantes efectos en la economa del pas. Informes elaborados

    desde la administracin y desde el sector privado coinciden con la OCDE en sealar que la

    inmigracin ha sido una de las claves del extraordinario comportamiento de la economa

  • 6

    espaola durante la ltima dcada en trminos de crecimiento, empleo y finanzas pblicas.

    Dicho colectivo, incluyendo a los que se encuentran no documentados, explicara el 30% del

    crecimiento del PIB entre 1995 y 2005, y casi el 50% del empleo creado en los ltimos cinco

    aos. En cuanto a las finanzas pblicas, los residentes extranjeros habran aportado en 2005 el

    6,6% del presupuesto pblico (23.400 millones de euros) generando un gasto un 20% inferior;

    este saldo