eduardo mitre: «la poes­a siempre se escribe a ... las elegidas., poema de lineas de...

Download Eduardo Mitre: «La poes­a siempre se escribe a ... Las elegidas., poema de Lineas de oto±o. En

Post on 09-Sep-2018

222 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Eduardo Mitre:La poesa siemprese escribea contracorrienteCarmen de Eusebio

    Eduardo Mitre (OnltO, Bolivia, 1943), es aUlor de una extensaobr:l. potica. Viv(' desde hace muchos aos en Ncw York dondeejerce como docenlc. En 1975 public Morada, que fue ~ludadopor Ol;lavio rOlZ con CSt:s pal.abn.s: ., Es un libro precioso, hechode aire- y luz, hecho dC' palabns que no pesan, como el aire y quebrilb.n como I:; luz. Un libro cui perfectO~. En 1976 public Fn'-tlimu humo, sobre- el cual Julio Cortzar coment: .La lectura deFtrfJimu humo h2Sido pan m una bella experiencia de poesa. Noes frecuente un libro en el que cada poema constituye una entidad,algo as como una estrella que luego, con los otros poemas. dar laconstelacin lOul del poeta.., A estas obras le sigui('ron: Mirabi-lid, Desde IU cuerpo. El peregrino y la ausmcia, J luz del regreso,Lineas de otoo. Camino de cualquier parte. En el 2004 publicaEl paragu,u de Manhattan. con prlogo de Antonio Muol; Mo-lina, quien define la obra de Eduardo Mitre como ~La poesa delmundo... En ella los frutos de la realidad y los milagros'del ins-tante tienen la importancia que casi todos nOSOtrOS les concede-mos en la vida real... Tras Al paso del Instante (Pre-Textos. 2009),la misma editorial ha edilado el primero de los dos volmenesque recogern la tolaljdad de su poesia hasu el prtsCnte; Poni4Reunida (/9"-/998).

    - En SIIS libros anlenores d Al P;lS() del instante, los Umas "anJs objetos y las pt'TSOfI4S vistas en su mO'llilidad exurior. Ahord, enme su ltimo libro. la mirdda es und m;'dda inferior bUSG1ndo diotro,lootro.Esdsi?

  • - S, haSIa cieno punto. La mir;ada interior que anotas. $t daen poemas como .. El canero,., .. Reencuentro,., .. Intermitenciasde un sueo" y algn otro. Por lo dems, Al paso d~1 inslanu,como El paragMas d~ Manhattan y. en menor medida. Vilral~s d~la m~moriA, expresa un espacio exterior, ciladino y una galenade' personajes o pasantes annimos que la transitan: la madre quepasa con su hijo falto de' un br;azo, la muchacha que' camina so-llozando por Unon Square, la mujer que detiene un taxi, ingresaen l y desaparece en el trfago de la ciudad. En este sentido, lostres libros, escritos sucesivamente y publicados en Pre-Textos,conforman una suerte de triloga urbana. Las presencias de esoslibros se hallan al paso del instante y de la mirJda que los fija enel poema.

    - Al Paso del Instante tiene por ~sct'nario la ciuild y ~ltitmpoy la memoriA son SMS protagonistas. ", Vrvir es construir recuerdos_como deda Huidobror Slo al nombrar las COs.

  • fin, la respuesta a tu pregunla depende de lantas cosas y de tantascircunstancias.

    - En varios poemasapar~ ls figura del fingel romo sifuera unavisin instantnea, fuera del tiempo. ~Qu significa para usud?

    - Como lo anot en otra ocasin, la figura del ngel no esrecurrente en mi obra, como lo es en la de numerosos poetu.,por ejemplo y para limitarme al mbilO de la poesa boliviana: enMalilde Ca:z.asola y Eduardo Nogales. En Al paso del instanu, laimagen del ngel inaugura c1libro como smbolo o mentor de laescritura a la cual aspiro: gil, espontnea y ligera, es decir: vivaz.Pero, fjate, mOlivado ahora por tu pregunta, y Iras un repaso demis libros anteriores, veo que el ngel aparece en varios tramosde mi obra. En la ltima parte de La luz dcl regrcso (1990), elpoema naciente es un "ngel terreslre" que va encarnado en lapgina. En cambio, en "El viento", poema de Cualquier parte(1998), aparece con una melanclica gravedad, pues es "el :.ngel dela nostalgia,.. En otra pieza del mismo libro, _Elogio de las pala-bras,., Slas o los nombres que nos bautizan son "ardngeles de losnacimientos,.; y, en "Comunin,., los solitarios senlo1.dos a la barrade un bar, ensimismados y silenciosos, mantienen un _soliloquiode ngeles,.. En Alpaso dt!l instantt' (2007), hay un inslito lcaorque contina su marcha por la calle, leyendo -ajeno al trfico, ala lluvia,! sumergido 10lalmenle en su leclUraJ inmune al tiempocomo un :.ngcl,.. As, el acto de la escrilUra como el de la leclUraeSln de alguna manera signados por el ngel, cuya presencia nopulula, pero s aparece varias veces en mis poemas.

    - ~Poemas como "Por Harlem., "La Gata". "Transbordos delInstante". es una potica de la fugacidad?

    - Son expresiones del instante potico, ese instante en el queel pasado,lo vivido, reencarna en el presente. En el primer poemaque citas, la presencia amiga, fisicamente distante, de Jess Urza-gasti, -un gran poeta en prosa y en verso- aparece repentina-mentt! en una esquina del barrio neoyorkino y C2mina conmigopor una de 5US calles. En -Transbordos del instante_, el trasladorutinario en el fnry de Staten Island a Manhanan tras una jornadade trabajo, revivo sbitamente una travesa por el lago liticacaque en mi infancia hice con mi familia. Es daro que esos instantespoticos son efmeros, fugaces, pero ah surge el poema, el lengua-

  • je que los fij en plbus y los hce hasl:a cierto punto perdur:ablesy, :al mismo tiempo, comunicbles, comp:artiblcs.

    Aqu me gusuri:a referirme:a Vilral~s ( la m~morW, libro quetiene que ver no y con fijcin del presente fugaz, sino con brecuper:acin del p:as1odo que imempestiv:ameme surge o \'\Idve en el presente. Ese poemuio tr:au de recuper:ar y comunicarlos p:aisajes de mi infancia y :adolescenci:a: el Ahiplano de Oruro,el b:alne:ario de C:apachos; l:a casa paterna, l:a plaz:a Coln, los cines de Cochabamba; painjes en los que los vuelven presenciasfamiliares de entonces (el abuelo, el condiscpulo de la escuela,los compaeros de juego), as como memorablcs nguras dc diversos mbitos: Marilyn Monroe, Natalie Wood, Enrique OrnarSvori. La mayorfa de esos poemas son elegas, pero siempre msrernemor:acin que lamento, en una escritura obcdieme :.1.1 deseode prolongar su permancc:.l. en 1:.1. memori:a. A:.l.do de puo queeste libro constituye un complememo y, :.1. la vez, un comr:.l.pumode un libro de juvenlud: F~MJiente Hllmo (1976), cuy:.l. rcedieinpor Pre-Textos en mi pocsf:.l. reunida, se :acrecienta ahor:a con unpoema de homenaje :.1. Alej:.l.ndu Pizunik. Digo que Vitral~s dela memorW es complememo y continuidad de ese libro, pues eltema o la sustancia de los poemas son igu:.l.lmente la memori:.l., losrecuerdos y la expcrienci:.l. del olvido. y es un cOntr:apuntO, en lamedida en que 105 poem:.l.s manifiestan un aliento :.I.nrm:.l.tivo, unentusiasmo del sujeto al revivir su pasado y cifrulo tras lu reminiscencias sbitamente surgidas en su presente. Distintamente,en Ferviente Humo, las personas poticas o voces de los poemas(Safo, Violeta Parra, la propia Alejandra Pizarnik, Jaime Sem~, yotros) testimonian una incurable nostalgia y un sentimiento desoledad y desamparo frenle a la inutilidad de los recuerdos y laomnipotencia nnal del olvido.

    - Su lenguaje es un l~nguaj~ vual y d(' carcternarratiw. Encada ~11UI. s(' ro1/Stru~ una htorW. Le inurna la pintura y lafotografa?

    - Su pregunta contiene varias preguntas, igualmente incitan-tes, y las respondo por partes.

    S. la ma es una poesa icnica, espacial, tejida con imigenesy metfor:as en las t"uales el ritmo es un componente de ellas. Esecarcter espacial o plstico es evidente en la poesa caligr:amitica y

  • concrela que he practicado sobre IOdo en dos de mis libros: Mo-rada (1975) y Mirabilu (1978). Posteriormenle, a panirde Raznardiente, hay un cambio de ese lirismo visual al poema mis biennarrativo, en una potic; m;ch;diana, que quiere ser cuento ycanto. Esla poesi; narrativ:a se intensific:a en El paraguas de Man-hauan y los libros siguienles, al punlo que frecuentementl: lospoemas son micro rel:atos o cuenlos bre\'simos, que compon;nuna lrama y un desenlace. Un poema ilustr:a mejor 10 que quie-ro decir. ..Vitral del enano., refiere como un enano entrevisto enla muchedumbre de Manhattan me transporto al enano que, encompaa de mis padres y hermanos, vi en mi infancia en una fun-cin de circo (seguramente chileno, en Oruro, mi ciudad natal). Elpoema no se detiene ah, en la rememoracin, sino que el enano deentonces. haciendo una pi rucia, me devuelve o avienta al presente:la calle de Manhauan por la que camina el enano ncoyorkino aquien inlento darle alcance, cuando:

    un muro de hombres allosme cierra el paso, ocukndome.

    Como se \'e o se lec, se trata de un; transfiguracion del hablameen el enano, propia del cuenlO fantistico, en el sentido borgeano.Creo -espero no pec;r de soberbio al dccirlo- que ese poemabreve le habra gustado aJulio Cortazar, cuyos cuentos ejercieronuna fascinacion y una inOuencia perceptible en esos poemas, 105cuales trazan a menudo una suerte de pasaje Gemes que va delpresente al pasado y viceversa.

    Pasando a la llima parte de tu pregunta. La influencia de lapinlUra se da de manera literalmente explcita en varios de mispoemas, como .. Moral de Van Gogh., perteneciente a La luz delregreso. Poco despus, un cuadro del pintor boliviano RicardoPrez Alcal (nombre muy musical, dicho sea de paso), dio temay ttulo a .. Las elegidas., poema de Lineas de otoo. En El pa-raguas de Manhattan, hay una secuencia de tres composicionesque son traducciones o recreaciones verbales (suerte de home-najes tambiin) de pinturas de ues grandes pinlores norteame-ricanos: Edward Hopper, Pollock y Mark Rothko. Asimismo,..Alrededor del El Greco"" el poema ms extenso de Al paso del

  • imlante, es una lectura y traslacin verbal de varias pinturas deese genio de la pintura universal. En fin, esa correspondenciasecular entre la pocsa y la pintura se desarrolla a lo largo de miobra.

    No puedo decir otro tanto de la fotografa, como fuente demis poemas, pero me fascina ese arte lan prximo a la poesa,pues, como ella, cs cazadora de inslantes. Y ahora que lo recuer-do: Instantneas,. se llama precisamente uno de los poemas deAl paso del instante. Ya propsito: Antonio Muoz Molina, enel generoso y esclarecedor prlogo a El paraguas de Manhattan,scala: ..Cada poema, enmarcado por el