el ecunhi de bolsillo nº70

Download El ECuNHi de bolsillo Nº70

If you can't read please download the document

Post on 24-Jul-2016

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • Una vez ms, llega la gran fiesta de las palabras y los chicos al ECuNHi! El sbado 7 de junio, gratis, desde las 14 hs., con sol o con lluvia, abrimos nuestras puertas a todos los que quieran venir a compartir historias teatralizadas, juegos, narraciones, proyecciones de cuentos, talleres, actividades participativas, reportajes a grandes escritoras, muestras visuales, el lanzamiento del segundo Concurso literario y sobre todo libros, muchos libros. Para disfrutar juntos del placer de leer, los esperamos con propuestas imaginativas y un gran cierre musical a cargo de La banda de PakaPaka. Los grandes tambin son bienvenidos: pueden traer a algunos chicos como excusa!

    El ECuNHi, a travs de su rea Social y Educativa, junto con el Ministerio de Educacin de la Nacin, organiza el Tercer Festival Literario Gustavo Roldn. Esta propuesta est abierta al pblico en general; adems, asistirn alumnos y docentes de escuelas y grupos de organizaciones sociales. El Encuentro Literario Gustavo Roldn es uno de los tres Festivales de los chicos que se realizan en diferentes fechas a lo largo del ao en el ECuNHi. Los otros dos son el Festival de Teatro Infantil Hugo Midn que se lleva a cabo en septiembre y el Festival de Msica para chicos Mara Elena Walsh en noviembre. Estos encuentros se proponen, en todas sus instancias, celebrar la vida y construir la memoria colectiva jugando y aprendiendo a travs del arte.Dice Vernica Parodi, directora del rea de Educacin, acerca del legado del escritor cuyo nombre lleva nuestro encuentro: Gustavo Roldn regresa una y otra vez en sus relatos, en sus historias de piojos desconfiados, de sapos que quieren volar. De su mano, nuevas generaciones crecern con sus relatos y de esta manera perdurar en nuestros corazones. Con belleza, l puso en palabras nuestros sentires. Nos sigue haciendo falta por su coraje, por su valenta, por su talento. Perduran sus poesas, sus cuentos, la obra inmensa que dej, su legado, el espritu libre, sus palabras llenas de futuro y su fe en la infancia. Desde el monte chaqueo a orillas del Bermejito, sus semillas brotan en nosotros y en nuestros hijos. Poesas dibujadas, proyecciones de cuentos, murales colectivos, diversos espacios de narraciones y juegos con palabras, susurradores, libros para leer y tocar. stas son algunas de las actividades de las que podrn disfrutar los chicos, adems de tener a su disposicin los libros exhibidos por las editoriales participantes: Alfaguara, Fondo de Cultura Econmica, Calibroscopio, Uranito, Pequeo editor y Filbita la seccin infantil del Festival de Literatura Filba. El canal PakaPaka armar un espacio de juego y lectura y, a modo de cierre, presentar La banda de Pakapaka. Esta edicin contar una vez ms con las presencia de la Biblioteca Nacional y el Bibliomvil de la Conabip, con libros e historias teatralizadas.La biblioteca del ECuNHi en su seccin infantil y juvenil Gustavo Roldn presentar un reportaje pblico a dos grandes escritoras argentinas: Laura Devetach y Mara Teresa Andruetto. En l, los chicos podrn preguntarles todo lo que quieran saber acerca de la escritura y las historias. El ping-pong de preguntas y respuestas ser moderado por la periodista Karina Micheletto.

    Junto al Plan Nacional de Lectura, se presentar la segunda edicin del Concurso Literario Nacional para chicos y chicas Quin apaga las estrellas?, declarado de inters cultural por la Secretara de Cultura de la Nacin. El jurado de este ao est compuesto por Liliana Bodoc, Itsvanch y Paula Bombara. Invitados de honor sern Ricardo Mario, Ema Wolf y Laura Devetach madrina del Festival, que fueron jurados el ao pasado, en la primera edicin de este concurso.Adems, en el marco del Festival, el ECuNHi ser la sede de las muestras Elsa Bornemann ilustrada, un homenaje visual a la escritora argentina que falleci en 2013, y El vuelo del sapo. Gustavo Roldn Ilustrado.

    La dECadENCia dE UNa CiviLizaCiN>> Por CEsar goNzLEz // Director de cine y escritor

    arTE Y PoLTiCa

    El otro da viaj en avin hacia un festival de cine en San Martn de los Andes. Y ya en la primera oracin de este texto irrumpe un acontecimiento poltico, cultural y econmico: un villero, ex presidiario por ser pibe chorro, viaja en avin, invitado a presentar su pelcula y adems con el hotel y la comida pagos. Obsrvese que antes de tomar el avin me

    cruc en el Aeroparque con otros habitantes de villas y barrios pobres, como yo, pero no eran pasajeros esperando embarcar, sino empleados de seguridad y trabajadores de limpieza. A la vez, confieso que, nuevamente, como miles de veces me ha sucedido en mis 25 aos de vida, volv a ser sometido a muchas miradas de miedo, desconfianza; cierto asco, cierta sorpresa. Pero no me victimizo, tambin, a m se me ocurre no dejar de vestirme como rocho y de cortarme el pelo a lo tumba! Ya aprender a ponerme como mnimo una camisa y a dejarme crecer el pelo!

    La cuestin es que los acontecimientos polticos no son islas separatistas e independientes de la coyuntura, llmese mundial (Europa con records de desocupacin; Gran Bretaa y Estados Unidos, los pases en los que ms creci la desigualdad en los ltimos cinco aos, segn la fundacin inglesa The Equality Trust) o llmese coyuntura latinoamericana (donde vemos gobiernos que buscan el bienestar social de las masas; donde leemos y escuchamos discursos en los que predominan conceptos como inclusin, distribucin de riqueza, derechos humanos). Se perciben signos y absorbemos imgenes que todo el tiempo nos confirman que asistimos a la decadencia del capitalismo brutal. Y esto no es una pretensin idealista, apasionada y romntica de mi parte: Todas las civilizaciones tienen su decadencia, deca Rossellini, uno de los referentes mximos del neorrealismo italiano, ese mtico movimiento de cine, repentino y fugaz, surgido desde los campos de concentracin y la devastacin de la post Segunda Guerra Mundial. l se refera al turismo en general; deca que el mejor turismo se hace con las civilizaciones muertas (los incas, el Imperio Romano, Egipto, los aztecas, etc.) y que pronto se hallar entre nosotros el

    turismo sobre la muerte de la sociedad capitalista liberal. Todas las civilizaciones tuvieron su amanecer, su resplandeciente sol de medioda, su atardecer y las ms oscuras de las noches, por eso hay que tener fe en que nuestras prximas generaciones vern el ocaso de Wall Street y su sociedad amante de la enfermedad, la ambicin y el egosmo. Aunque sean muchos los ojos que an se encandilen con los destellos de las tradiciones y los hbitos liberales, paralelamente, en los ltimos aos aparece con mucha fuerza el anhelo de construir una identidad latinoamericana slida y la pasin de miles de personas por flamear las banderas del anti-neoliberalismo. Se ha formado una multitudinaria conciencia acerca de que ese sistema no slo ha destruido las economas y el capital de las masas mundiales, sino que ha degradado la materia humana misma. Y, por sobre todo, el anti-neoliberalismo ha tomado el rumbo del discurso poltico de varios gobiernos.

    Hasta la izquierda marxista de Europa ve lo que sucede en Latinoamrica y pone un punto de referencia. Un pensador como Tony Negri, que tuvo una vida particular y se declara perteneciente a la filosofa marxista ms ortodoxa, dej en claro eso en la ltima visita a la Argentina; la izquierda de aquellos pagos no gobierna siquiera municipios de pocos habitantes y los gobiernos en Europa exhiben obscenamente nmeros escalofriantes de desempleo y represin a la protesta popular.

    Podramos hablar entonces de un gran deseo en comn, y filosficamente nada es ms difcil que hacer pensar y desear lo mismo a tantos millones de personas, y esto que es terreno de la economa (ndices de empleo estables, regulacin de mercados) se sustenta desde el empirismo estricto difundido por el britnico David Hume. Hoy un villero viaj en un avin y en ese avin miraba una mini-televisin y en esa mini-televisin se poda elegir entre otras cosas ver algunos videos de Canal Encuentro y entre esos videos estaba el programa Revoluciones. En medio de un pasaje compuesto en su mayora por turistas de nivel adquisitivo medio y alto, quizs empresarios manufactureros o quizs acaudaladas aves de rapia, un morocho habitante de villa y adems ex presidiario, volviendo de presentar su propia pelcula, sumergido en los cielos y aprendiendo de la revolucin haitiana, de la francesa, de la yanqui y tambin de la mejicana. Zapata y Pancho Villa en medio de rubios pelos y sonrisas plsticas, LOvertoure y Boukman, de la revolucin haitiana, en medio de manos y orejas con doradas alhajas. Ver estos sucesos hechos programas de televisin en tal contexto me record lo importante: no dejar de recordar y de pensar la historia, con lujo de detalles, siendo interpelados por ella, por cada narracin de las injusticias que sucedan. Y muchas que an suceden, como el comercio de esclavos, la apropiacin indiscriminada de tierras y recursos naturales de las grandes potencias imperiales por sobre el resto de la humanidad, los genocidios en todo el siglo XX, la cantidad de villeros muertos por la violencia armada sin que se les reconozca siquiera ser sujetos con nombre (como les sucedi a los pueblos originarios en su momento, como les sucedi a los judos bajo el mando nazi, como le sucedi al frica y a gran parte de Asia).

    El paso a seguir es que ese deseo comn se expanda hacia el adentro ms subjetividades y podamos tener un existir ms alejado del modo de vida que propone la filosofa neoliberal: sociedades sin tica alguna, sustentadas en el verticalismo monstruoso de las grandes corporaciones; modos de vida llenos de miedo a la solidaridad y al compartir; modos de vida argumentados con cientos de ciencias y carreras universitarias, pero que vienen siendo combatidos por un masivo sentimiento colectivo, por un multitudinario deseo en comn. El paso a seguir es que ese deseo comn se expanda hacia el adentro ms subjetividades y podamos tener un existir ms alej