enseñanzas zen

Download enseñanzas zen

Post on 05-Dec-2014

294 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<p>1</p> <p>Datos biogrficos: Eihei Dogen (1200-1253) fue el fundador de la escuela Zen Soto en el Japn y es una figura de gran importancia en el budismo japons. Aunque actualmente es conocido principalmente por sus enseanzas sobre la prctica de Zazen (meditacin) su colaboracin a la filosofa budista tambin tiene un lugar excepcional. Despus de regresar del peligroso viaje a China para estudiar con los maestros Chan y adquirir un conocimiento inigualable de las escrituras tradicionales, desarroll su propia sistema filosfico. Su preocupacin principal fue el problema de practicar en una poca que se consideraba mappo (degenerado). Encontr una solucin en las enseanzas acerca de la Budeidad intrnseca del ser humano. A pesar de la filosofa sofisticada subyacente, la fama de Dogen se basa substancialmente en sus simples y directas enseanzas dadas informalmente a sus discpulos que fueron recopilados en el Shobogenzo Zuimonki.</p> <p>SHOBOGENZO SHUSHOGI Maestro DOGEN I Nacimiento y Muerte Iluminar el significado del nacimiento y de la muerte, este es el problema ms urgente de todos los discpulos de Buda. Puesto que Buda (el despertar) reside en el nacimiento y en la muerte (la Ilusin), sta ltima no existe. Alcanza con comprender que nacimiento y muerte son precisamente el Nirvana, y ya no habr ni "nacimiento-y-muerte" a rechazar, ni Nirvana que buscar. Entonces, por primera vez, se est liberado del nacimiento y de la muerte. Usted debe comprender que este problema es de suma importancia. Es poco frecuente nacer bajo forma humana, la nica que permite tomar contacto con la Enseanza. Es por ello que en este reino del nacimiento y de la muerte debemos tomar nuestra vida actual como la mejor y la ms elevada de todas.</p> <p>2</p> <p>No derroche vanamente este precioso cuerpo humano abandonndolo al viento de la impermanencia. No se confe a la impermanencia. No se sabe ni dnde ni cundo nuestra vida efmera tocar a su fin. Este cuerpo ya est ms all de nuestro control y la vida siempre lleva la delantera, sin detenerse un instante. Una vez que la frescura de la juventud desapareci, ni siquiera es posible reencontrar la huella. Si reflexionamos, vemos que el tiempo, una vez perdido, no vuelve. Cuando nos encontramos frente a la muerte, reyes, ministros, padres, esposas, servidores, ya no son de ninguna utilidad. Debemos entrar en el reino de la muerte solamente acompaados por nuestro karma el de nuestros actos bueno o malo. Usted debera evitar frecuentar a las personas llenas de ilusiones que ignoran la ley de causalidad y del karma (la retribucin de los actos). Ellos no son concientes de la existencia de los tres estados del tiempo y no saben distinguir entre el bien y el mal. De todos modos la ley de causalidad se manifestar: los que hacen el mal caen, inevitablemente; los que practican el bien, inevitablemente se elevan. Si no fuera as, los Budas no se habran manifestado al mundo y Bodhidharma no habra ido a la China. El karma del bien y del mal cubre las tres formas del tiempo: 1)karma de la vida presente 2) karma de la vida siguiente 3) karma de las vidas futuras. Cuando se practica la Va es de total importancia conocer y estudiar esto. De otro modo, muchos de entre ustedes caern en el error y llegarn a sostener visiones falsas. Adems esos se despearn en el mundo del mal, crendose un largo perodo de sufrimiento. Ustedes deben comprender que en esta vida slo tenemos una vida, no dos ni tres. Qu lstima, si por sostener visiones incorrectas, se derrocha en vano ese tiempo precioso, creyendo no hacer ningn mal cuando, en realidad, lo estn haciendo. No podrn sustraerse a las consecuencias de3</p> <p>vuestros malos actos; no crean que no es posible, por el mero hecho de no reconocer su existencia. II La confesin sincera Los Budas y los Patriarcas, gracias a su inmensa benevolencia, han dejado abiertas las puertas de la compasin, para que todos los seres, humanos o celestes, puedan realizar el despertar. Aun cuando el karma de nuestras acciones negativas se produzca necesariamente en una de las tres fases del tiempo, la confesin puede reducir los efectos, trayendo alivio y pureza. Es por ello que debemos confesarnos al Buda con toda sinceridad. Los mritos y el poder de esta confesin no son solamente la purificacin y la paz sino que hace crecer en nosotros una fe pura, liberada de dudas, y el esfuerzo sincero. Cuando esta fe pura aparece, cambia a los otros como nos cambia a nosotros mismos; sus beneficios se extienden a todas las cosas, animadas o inanimadas. La esencia de la confesin es la siguiente: "Aunque la acumulacin de nuestro mal karma en el pasado es tan importante que constituye un obstculo a la prctica de la Va, suplicamos a todos los Budas y los Patriarcas despiertos y plenos de compasin, liberarnos de ese karma, eliminar todo obstculo a la prctica de la Va, y compartir con nosotros su compasin porque es a travs de ellos que sus mritos y sus enseanzas llenan el universo. "En el pasado, Budas y Patriarcas fueron como nosotros, en el futuro seremos como ellos. Todas nuestras falsas acciones, producidas por el cuerpo, la palabra y la conciencia, derivan de la avidez, la ira, la ignorancia sin comienzo ni fin De todo esto me arrepiento y me confieso hoy" Gracias a esta confesin recibiremos la ayuda invisible de los Budas y los Patriarcas. Al confesarnos debemos retener esto en el espritu. La fuerza que de ello provenga cortar la raz de nuestras faltas. III Ordenacin y Despertar</p> <p>4</p> <p>Deberamos venerar profundamente los Tres Tesoros. Poco importa que nuestra vida y nuestro cuerpo cambien, eso Tesoros son siempre dignos de veneracin y respeto. El respeto por el Buda, el Dharma (su enseanza) y la Sangha (su comunidad) ha sido correctamente trasmitido por los Budas y los Patriarcas en la India como en la China. Los seres infortunados, sin virtud, son incapaces de escuchar siquiera, el nombre de los Tres Tesoros, menos an de tomar refugio en ellos. No sean como aquellos que, bajo el efecto del miedo, se refugian en vano junto a las falsas deidades de la montaa, o que veneran a los espritus profanos: es imposible liberarse del sufrimiento por esos medios. Al contrario, tomen refugio lo ms pronto posible junto a los Tres Tesoros, buscando no slo la liberacin del sufrimiento, sino tambin el Despertar completo. Tomar refugio junto a los Tres Tesoros significa, primero tener una fe pura. Durante la vida del Tathagata (Shakyamuni Buda), o despus, deben unirse las manos en "gassh", y con la cabeza inclinada recitar: "Tomamos refugio en el Buda; tomamos refugio en el Dharma; tomamos refugio en la Sangha. Tomamos refugio en el Buda porque es el mayor de los maestros. Tomamos refugio en le Dharma porque es la enseanza suprema. Tomamos refugio en la Sangha porque es donde reina la armona" Es al tomar refugio que se puede ser discpulo del Buda y recibir los otros preceptos. Los mritos de este refugio aparecen necesariamente cuando hay comunin espiritual entre el practicante y el Buda. Quien experimenta esta comunin toma necesariamente refugio, sea cual sea su forma, humana o celeste, ser infernal, espritu hambriento o animal. Los mritos que de ello derivan crecen a travs de los diferentes estados de existencia llevando finalmente, al ms alto estado, al Despertar supremo. Sepan que el propio Baghavat dio testimonio de tales mritos, de un valor sin igual y de una profundidad inconmensurable.</p> <p>5</p> <p>Es por ello que todas las criaturas vivientes deberan buscar este refugio. Luego debemos recibir los Tres Preceptos Puros: El primero, no hacer el mal; el segundo, hacer el bien; el tercero, ayudar a todos los seres vivientes. Luego se deben aceptar los Diez Preceptos Solemnes: 1)no matar 2) no tomar nada que no nos sea dado 3) no tener una conducta sexual incorrecta 4) no mentir 5) no consumir alimento o bebida que puedan intoxicar el cuerpo o el espritu 6) no hablar de los errores de otros 7) no estar orgulloso por cumplidos o elogios recibidos 8) no ser vido ni de la ley ni de los bienes materiales 9) no dejarse invadir por la ira 10) no difamar a los Tres Tesoros. Todos los Budas recibieron y observaron los Tres Refugios, los Tres Preceptos Puros y los Diez Preceptos Solemnes. Recibiendo estos preceptos se realiza la Sabidura Suprema de la Bodhi, la pura, la indestructible iluminacin de todos los Budas de los tres perodos del tiempo. Hay una persona sabia que no quiera poner toda su energa para alcanzar ese fin? El Baghavat mostr claramente a todos los seres vivientes que recibiendo esos preceptos del Buda se puede entrar en el reino de los Budas, convertirse en sus hijos y alcanzar el mismo Despertar sin igual. Todos los Budas residen en ese reino y perciben claramente todas las cosas, sin dejar ninguna huella. Cuando los seres ordinarios tiene all su morada, no pueden distinguir entre sujeto y objeto. Entonces, todas las cosas, todo el Universo, la tierra, los rboles, el pasto, los muros, las tejas y las piedras son reconocidos como una manifestacin del Despertar y los que reciben los efectos no son concientes de ello. Este es el mrito de la no-accin y de la no-oposicin. Despertar al espritu de la Sabidura.6</p> <p>IV Los votos altruistas Despertar al espritu de la Sabidura es hacer el voto de no pasar a la otra orilla(de la Iluminacin) antes de que todos los Seres no sean salvados. Que se sea laico o monje, viviendo en el mundo de los seres celestes o humanos, sometidos al dolor o al placer, todos deberan, a toda prisa, hacer este voto. Aun si es de humilde apariencia, la persona que se ha despertado al espritu de la sabidura, el espritu que busca la Va, ya es el enseante de toda la humanidad. Aun una nia de siete aos puede ser el Maestro de las cuatro categoras de budistas y ser la madre benvola de todos los seres; pues en el budismo, hombres y mujeres son completamente iguales. Es uno de los principios ms elevados de la Va. Cuando se despert el espritu de la sabidura, aun errar en los seis reinos de la existencia y las cuatro formas de vida, se convierte en una forma de practicar el voto altruista. Por consiguiente, si aun hasta ahora han perdido su tiempo en vano, deberan hacer este voto a toda prisa, ahora que todava es posible. Aun si han acumulado suficiente mrito como para realizar la Budeidad , deberan ponerla al servicio de todos los seres, de tal modo que ellos puedan realizar la Va. Desde los tiempos ms remotos ha habido seres para sacrificar su propia Iluminacin para poder as ayudar a todos los seres a alcanzar primero la otra orilla. Hay cuatro tipos de Sabidura que permite ayudar a los otros: la ofrenda; la palabra amorosa; la benevolencia y la identificacin. Esto es la prctica del Bodhisattva. Hacer ofrenda significa no ser vido. Si bien es cierto que, en esencia, nada nos pertenece, esto no debe impedirnos hacer ofrendas. La cosa ofrecida no es importante, lo que cuenta es la sinceridad del que da. Es por ello que deberan desear compartir con los seres aun una sola frase o un versculo de la Ley, porque ello se convierte en una semilla del Bien, en eta vida o en el futuro. Lo mismo ocurre cuando se da su propio bien (material), que sea slo un7</p> <p>simple objeto o una brizna de pasto, porque la Ley es el tesoro, y el tesoro es la Ley. Siempre hubo seres que dieron de buen grado parte de sus bienes para ayudar a otros sin idea de recompensa. Permitir un pasaje o construir un puente son otros dos actos de ofrenda, como ganarse la vida o producir bienes. El significado de la palabra amorosa: cuando se observa a todos los seres, se experimenta compasin hacia ellos, y se va hacia ellos afectuosamente: Esto significa considerarlos como a los propios hijos. El virtuoso debera ser alabado, y el novirtuoso, tenido en piedad. La palabra amorosa es la fuente que vence al odio de nuestro enemigo y que funda la amistad con los otros. Escuchar la palabra amorosa ilumina el rostro y reconforta el corazn si sta nos es dirigida directamente. Pero produce una impresin aun ms profunda cuando se refiere a alguien en su ausencia. Deberan comprender que la palabra amorosa tiene un impacto revolucionario sobre los dems. La benevolencia significa encontrar el modo justo de hacer el bien a los dems sin considerar su posicin social. Los que ayudaron a la tortuga indefensa o los que salvaron a la golondrina herida, no esperaban nada a cambio de sus buenas acciones pero slo expresaron sus sentimientos de benevolencia. El loco se engaa cuando imagina que sus propios intereses se vern perjudicados si se ocupa primero de los otros. La benevolencia alcanza a todas las cosas y nosotros mismos, y los otros, se benefician igualmente. La identificacin significa la no-diferenciacin; no distinguir entre nosotros mismos y los otros. Tenemos el ejemplo con el humano Tathagata que comparti la vida de todos los hombres: Los otros podran ser nosotros, y nosotros podramos ser los otros. Con el paso del tiempo, nosotros mismos y los otros nos volvemos unidad. La identificacin es como el mar que no rechaza ninguna gota de agua, sea cual fuere su origen, porque todas las aguas se renen ah.</p> <p>8</p> <p>Reflexionen con calma sobre este hecho: estas enseanzas son la prctica del Bodhisattva. No lo tomen a la ligera, veneren y respeten sus mritos que pueden salvar a todos los seres, de tal modo que puedan alcanzar la otra orilla. V- Prctica constante y gratitud La oportunidad de despertar al espritu de la Bodhi est reservada, en general, a los seres humanos de este mundo. Ya que tuvimos la suerte, no slo de nacer en este mundo, si no tambin de entrar en contacto con las enseanzas de Buda, cmo no estar felices? Si en nuestra poca la ley autntica no hubiera sido difundida todava por el mundo, sera imposible para nosotros entrar en contacto con ella, aun si sacrificramos toda nuestra existencia. Qu buena suerte haber nacido en una poca que nos da la oportunidad de practicar la Va! Escuchen la palabra de Buda: "Cuando encuentren un Maestro, no se ocupen de su nacimiento, no observen su aspecto, no presten atencin a sus errores o a su comportamiento. Ms bien, en signo de respeto por su gran sabidura, pstrense frente a l, con gratitud, tres veces por da, sin darle nunca un motivo de preocupacin" Si los Budas y los patriarcas no hubieran trasmitido la ley, cmo habra sido posible que llegara hasta nosotros? Deberamos estar agradecidos por cada frase, cada palabra de la ley, y ms an por el gran beneficio que resulta de la Enseanza Suprema: el Ojo de la Autntica Ley. La golondrina no olvid la gentileza que se le demostr y agradeci a su benefactor con cuatro anillos de plata. Lo mismo con la tortuga que entreg a su benefactor el sello de Yun Pu Ting. Si hasta los animales demuestran gratitud hacia quienes los ayudaron, cmo es que nosotros no podramos hacer lo mismo?9</p> <p>La verdadera expresin de nuestra gratitud no se puede mostrar ms que a travs de la vida cotidiana. Esto significa practicar desprendindonos de nosotros mismos, y dando valor a cada da de nuestra vida. El tiempo vuela ms rpido que una flecha. L...</p>