i audiencias

Click here to load reader

Post on 31-Jan-2016

213 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Formación en lectura crítica de la televisión

TRANSCRIPT

  • Magister en Educa-

    cin e investigador de

    Teleaudiencia crtica

    y produccin co-res-

    ponsable: modelo pe-

    daggico participativo

    de formacin en la lec-

    tura crtica del servicio

    de televisin entre la

    comunidad escolar

    del INEM Jos Flix de

    Restrepo y Telemede-

    lln. Es profesor de la

    Facultad de Comuni-

    cacin Audiovisual del

    PCJIC.

    Revista Lucirnaga Audiovisual. Facultad de Comunicacin Audiovisual. Politcnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid. Ao II. No. 3 (julio - diciembre).

    Medelln, Colombia. 2009 . ISSN 2027 - 1557

    RESUMENLa investigacin a la que se refi ere este artculo, tuvo como propsito fundamental la generacin de un modelo pedaggico para la formacin de jvenes escolares en lectura crtica y co-responsable de la televisin. El modelo producido fue la consecuencia fi nal de un abordaje investigativo desde la tradicin etnogrfi ca, que permiti desarrollar un proceso de observacin, lectura, descripcin e interpre-tacin de la cultura de un pequeo grupo humano de estudiantes de undcimo grado, focalizado al interior de su grupo de clase. Esta metodologa se desarroll en tres escenarios claves: el aula, en la cual se usaron herramientas como algunos talleres, una entrevista grupal abierta y dos cuestionarios sobre lectura crtica; una plataforma virtual para la interaccin de los sujetos investigados, en la que se implementaron un chat y un foro; y un observatorio de televisin, en el que se dise y aplic una fi cha de registro de informacin sobre programas de televisin.

    Ruta de un modelo pedaggico experimental

    Jos Fernando Gonzlez D.*

    TITLE: Route of a pedagogical model

    ABSTRACTThis article presents the methodology used in a investigation project, whose princi-pal objective was the generation of a pedagogic model for the formation of school youths in critical reading and co-responsible to television messages. The produced pedagogic model, was possible by a ethnographic methodology, the which one could develop observation and reading systematic, and a description and interpretation of the culture of a small human group of students of eleventh grade, into its class group. This methodology was developed in three spaces: the classroom, where it applied tools like some didactic activities, a group interview, and two questionnaires about critical reading to television messages; a virtual platform for the interaction of the investigated fellows, whose dialog was in a chat and a forum implemented; and a television observatory, where it was designed and it was applied a tool for the record of information about television programs.

    Keywords: Critical audiences

    Formacin en lectura crtica de la televisin:

    Palabras claves: Teleaudiencias crticas

  • Revista Lucirnaga Audiovisual. Ao II. No. 3 (julio - diciembre). 2009

    2

    1. ENFOQUE, SUJETOS DE ESTUDIO, ESTRATEGIAS Y HERRAMIENTASLa principal razn que dio lugar a este proyecto, fue la de responder

    a un imperativo pedaggico: formar en lectura crtica del medio televisivo. Pero, cmo debe formarse a los jvenes para que adquieran la capacidad de leer crticamente la televisin? Dentro del amplio y diverso abanico de posibilidades, tanto como las plataformas terico-prcticas del quehacer educativo permiten imaginar y disear, se opt por una estrategia inscrita en la corriente de las pedagogas activas, las cuales implican una concepcin constructivista en los procesos de enseanza-aprendizaje. En particular, la propuesta fue la de construir, desde un modelo bsico experimental, a travs de la participacin y contribucin constante de los actores involucrados, un modelo pedaggico participativo para formar a las teleaudiencias juveniles en la capacidad de leer crticamente la televisin. Durante la refl exin acerca de cmo llevar a cabo esta empresa, la cual implic un proceso que, en su orden, consisti en un inventario inicial de ideas, un ejercicio grupal de discusin para la seleccin y/o descarte de las mismas, y una planeacin de actividades en el tiempo para hacer operativas las ideas seleccionadas, emergi con fuerza el concepto de co-responsabilidad como impronta peda-ggica del proyecto, que a la vez constitua una posibilidad de reinterpretacin de los conceptos tales como recepcin, receptor, retroalimentacin o feed back y, por supuesto, lectura crtica.

    En segundo lugar, ste proceso formativo se propuso, justamente, a partir de la identifi cacin y reconocimiento de las formas de ver y leer tele-visin de una comunidad escolar focalizada, es decir, de un grupo de aula de undcimo grado de una institucin educativa, y a partir de ello se intentara construir el modelo. Esto quiere decir que en el proceso de construccin del mismo, no se ensearan las formas correctas de ver y leer la televisin, sino que se creara un espacio de discusin, a manera de foro sociocultural institucionalmente vlido, como lugar y momento para el intercambio crtico de sus formas de ver y leer la televisin.

    De acuerdo con estos planteamientos y propuestas, los investigadores deban asumir una actitud de expectativa y observacin acerca de las maneras de ver y leer televisin de esta comunidad. Adicionalmente, es claro que la intencin de esta observacin era la de describir de manera relativamente densa, la cultura del ver televisin de este grupo de estudiantes. Este grupo o unidad de anlisis del proyecto, se concibi, pues, como un etnos, en tanto que grupo de aula o comunidad educativa focalizada, y en tanto que teleaudiencia juvenil, defi nida en trminos de la presuncin [1] de que tenan expectativas e intereses comunes frente al uso y consumo televisivo, por el hecho de tener ms o menos la misma edad, y, claro est, por ser un grupo

    [1] Se asume en principio que

    hay una relativa convergencia

    de intereses entre ellos, par-

    ticularmente en materia de

    gustos televisivos, en virtud

    de dos circunstancias claves

    comunes en su proceso de

    formacin de su subjetividad

    e identidad: la estrecha convi-

    vencia que les impone el aula,

    y la proximidad del estado de

    su desarrollo humano, dado el

    estrecho margen en el rango de

    sus edades cronolgicas. Esto, a

    todas luces, es una presuncin.

    Sin embargo, por cuanto se

    trata de la construccin de un

    modelo pedaggico, y no de un

    diagnstico de los sujetos que

    integran la unidad de anlisis,

    ni mucho menos de un pre-

    diagnstico para conformar tal

    unidad, dicha presuncin,

    desde el punto de vista metodo-

    lgico, resulta inevitable.

  • Jos Fernando Gonzlez. Ruta de un modelo pedaggico experimental

    3

    de jvenes [2]. En cuanto al tema de la interlocucin como estrategia didcti-ca para el aprendizaje del sentido de co-responsabilidad, horizonte formativo esencial de este proyecto, en esencia, consisti siempre en una negociacin social y pblica del gusto, en trminos del consumo audiovisual televisivo de los estudiantes del undcimo del INEM con los emisores de Capica.

    Metodolgicamente, la apuesta por la interlocucin social a travs de las herramientas interactivas (chat y foro de discusin), parti de la conviccin pedaggica de que la voluntad de comunicacin con actores sociales institucio-nales, constituye un importante acontecimiento de desarrollo humano, un hito en la formacin del sujeto.

    En este sentido, podra hablarse de una inspiracin epistemolgica ms cercana a una hermenutica social, particularmente favorable para procesos pedaggicos socioculturales, en los que, de alguna manera, los procesos comu-nicativos no implican la rigidez racional y normativa del modelo habermasiano, sino que requiere de los interlocutores una actitud ms bien fenomenolgica, una disposicin a la comprensin usando la experiencia (suya y del otro) como fuente principal y vehculo del conocimiento; y una metodologa para lograr dicha comprensin, consistente en la refl exin, tanto de manera intra-personal como intersubjetiva. Se buscaba confi gurar a travs de esta manera de plantear la interlocucin, fi nalmente, lo que Gadamer (1984) ha denominado como una comunidad de experiencias.

    De otro lado, la interlocucin se propuso desde la conviccin de que dife-rentes actores sociales que estn interesados en el mismo bien social, tienen, con la posibilidad de interlocutar gracias a los medios virtuales, una oportunidad histrica [3] de transformar y cualifi car, co-responsablemente, esos bienes so-ciales de su comn inters. En virtud de la interlocucin entre estos dos actores, en ltima instancia, la comunicacin entre ellos se podra convertir en una accin social transformadora del bien social sobre el cual se haca tal dilogo crtico. En esa medida, pues, la evidencia de ello seran las transformaciones (sin juzgar qu tan trascendentales fueran) que experimentara el programa Capica; y stas, a su vez, las evidencias de transformaciones signifi cativas en la subjetividad de los actores sociales involucrados.

    Sin embargo, no siempre es posible que transformaciones de esta ndole en los sujetos, se puedan refl ejar en el bien social que ellos producen, (es decir, en su obra, que para este caso es Capica), en virtud de limitaciones concretas relacionadas con las complejidades que condicionan su trabajo de produccin televisiva.

    Con base en lo anterior, y sin detrimento del potencial transformador de la interlocucin, se concluy que esta actividad no permita indagar de manera clara, explcita e intencional, por aquellas posibles transformaciones de los sujetos que no alcanzaban un refl ejo concreto en el programa. Se pens, entonces, en

    [ 2] El trmino juventud,

    segn la Ley 375 del 4 de

    julio de 1997 por la cual se

    expide la Ley de la Juven-

    tud, se defi ne en su artculo

    3, as: JUVENTUD. Para

    los fines de particip