reminiscencias a través de poesías, versos y poemas

Download REMINISCENCIAS A TRAVÉS DE POESÍAS, VERSOS Y POEMAS

Post on 15-Jul-2015

396 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

HCTOR JOSE CEPPI

REMINISCENCIAS ATRAVS DE POESAS, VERSOS Y POEMAS

A la memoria de mis padres. A mi Seora Esposa Angela Serafina Oliver. A mis hijas Renata, Valeria, Natalia, Lorena y al recuerdo permanente de Gabriela que me gua para actuar con cario y devocin.

2

IMPRESO EN LA ARGENTINA - PRINTED IN ARGENTINA. (C) 2005 - BSG BASAGO LIBROS. by BSG Basago Producciones Communication & Management. Prof. Dr. Hctor Jos Ceppi. Temstocles Castellano 2084. B Altos de Villa Cabrera. Tel. (0351) 482-0955. Crdoba (5009) Repblica Argentina. [email protected] Todos los derechos reservados. Queda hecho el depsito que previene la Ley 11.723. BSG Basago Producciones -Div. [email protected] [email protected]

3

REMINISCENCIAS A TRAVS DE POESAS, VERSOS Y POEMAS ______________________________________________________________

EL MS ALL Es real la existencia de las almas en otros mundos, all en las inmensurables distancias siderales, que nos hacen reflexionar sobre el misterio universal, alimentando las esperanzas de los seres vivos, para revivir los afectos de los que ya no estn. Son misterios espirituales y msticos de este mundo, que sustentan los dones invisibles de las almas, para hacernos cumplir honrando el paso terrenal, orientando nuestras acciones desde el ms all. Son frreas esperanzas del espritu humano, preparando el reencuentro de las almas al final, despus de habernos depurado en la vida terrenal purgando las acciones y pecados de otros mundos, como el frentico elixir de las flores perfumadas que alimentan el sustento del consciente con placer para proyectarnos luego infinito de lo ms bello y celestial. Devoremos las horas de este mundo creyendo en el espritu, porque prolongan la vida despus de la muerte corporal, confiados y esperando el reencuentro con las almas puras por haber cumplido en la tierra sin claudicar. Esperemos entonces el reencuentro al final de la partida, creyendo en las reencarnaciones misteriosas e infinitas, que sirven de sustentos esperanzados de las almas, rompiendo con el misterio de la vida despus de muerto, porque el tiempo terrenal de la vida pasa fugazmente, para purificar los pecados realizados en este y otros mundos.4

No es imposible reflexionar sobre las acciones de los hombres, para darse cuenta que en esta tierra la vida no termina, continuando ms all los espritus en el infinito, encontrndose y deambulando silenciosos en los cielos, por lo que se hace lgico querer seguir viviendo para ganarnos por siempre el camino al infinito eterno, esperando el reencuentro con los seres queridos.-

AS ERA ELLA Dulce como el fulgor de una promesa, sintindose iluminar su alma con su presencia que en los claros das primaverales en el aire suenan hacindonos revivir la triste historia del dolor humano, por haber dejado profundas heridas en nuestras almas, para transformarse en ser de consternacin y amor.

Nuestra existencia para siempre se visti de negro, con profundo y cruel dolor que agot nuestras vidas, por la irreparable prdida de la bella hija Gabriela, y los corazones oprimidos por el duro golpe5

porque su brusca prdida nos caus espanto. Qued slo en nuestras mentes su bella imagen, martillando duramente nuestros sentimientos, que nos hace vertir las ms profundas lgrimas, porque las fuerzas humanas, ante el dolor se rinden, agrandando las penumbras del amanecer por su fugaz huida, hacindonos baar los ojos con amargo llanto, porque en un campo de cafir, tirada te encontramos, como las bella flores, que por su maduracin marchitan, en los largos treinta y cinco das, que tanto te buscamos. Quisiera ocultar el dolor, pero ya no hay calma, al darte el adis, triste y postrero, por lo que pienso que hubiramos preferido morir primero, as es como se nos gastaron todos nuestros llantos, cuando recordamos esa noche conmovidos en la Mesada cercana a la ciudad de La Calera, donde trabajando duramente para olvidar logramos hasta sacarle flores a las piedras, en aquella noche que sin saber nada nos dormimos sin ms testigo que la luna llena de las noches claras, y el permanente titilar de las fulgurantes estrellas, iluminando quizs el sendero de tu cruel destino. As llenaste de tempestades nuestras almas, dejando en este mundo el vaco eterno, saliendo del tiempo para convertirse en siempre. Era todo vida, alegre y de corazn limpio, y de alma pura e impulsora de sus amigos, siendo el motor de todos, por su fuerza y alegra; que al encontrarse con el verdugo de la noche, seguro estoy creste que era otro de ellos, hasta el momento de la absurda y brutal crueldad, teniendo que luchar con el camuflado verdugo, con un tatuaje grande de guila en su pecho, y sus patas listas para traicionar a la indefensa presa, adems de su camisa color del cnico guerrero,6

como querindose mezclar con el bello amanecer en el caluroso y nuevo da del enero cordobs, repitiendo la historia del nato criminal de las noches igual que los estranguladores de Hugens para hacerle honor a la famosa Diosa Kali que se inspiraba en las noches claras de lunas llenas, para cometer un desprecio a la vida humana, degollando en las largas caminatas nmades a las mozas casaderas de aquellas pocas.-

LA LOCURA Soneto Se alej para siempre hace ya lustros, por misterios incomprensibles tal vez sealando los destinos ms crueles, sin alcanzar nuestra mente a comprender.7

Son como colombinas regresando, por sacarte la vida raudamente en noches febriles descontroladas pasando para siempre a ser recuerdos. El psicpata nocturno est preso pensando que en su mente slo hay maldad con sus genes cargados de amargura. Carmona, causante de tal locura, al pensar en tu madre me pregunto: para qu tanto dao en este mundo?.-

LA DEUDA CON EL VETERINARIO Soneto Animalito perdido en la calle, que recogas con tanto cario, atendindolo con mucha ternura, y luego llevarlo al veterinario. Fue un perrito que en la calle lo encontr al que atendi con cario y esmero, bautizndolo desde entonces el Rn, que Gabriela de la calle recogi. As fue como pas en buenas manos, luego con cario al gran Rn adopt, y con ella quizs al cielo llev. Qu gratos recuerdos inolvidables, porque al perrito de la muerte salv, y el veterinario la deuda dej.-

8

TAN LEJOS Y TAN CERCA Soneto Despus de perderte ests t ms cerca, por recordarte permanentemente, pasando a ser parte de nuestros tiempos, porque estando lejos ests ms cerca. Tan cerca y tan adentro de nuestra alma, que en cada aliento siento tu presencia, te meces en mi alma como en los juegos, recordndonos los momentos gratos. Ni durante tu corta y fugaz vida estuviste tan cerca y cada instante como ests hoy, tan lejos y tan cerca. Ser tu alma que busca en las nuestras calmar con tu presencia las heridas para unirnos despus de la partida?..9

SU CUMPLEAOS Soneto Hoy seis de julio, da de Crdoba, todos conmemoramos su fundacin, amaneci casi oscuro y muy fro, hace das el invierno comenz. El recuerdo trae tu nacimiento de nuestra querida y bella Gabriela, cuando colmabas de alegra el hogar, tambin de zozobra, angustias y dolor. Son miscelneas del fugaz pasado, que crecen y acentan con el tiempo, sintindote cada da mucho ms, dejndonos un vaco muy oscuro. Hoy las bellas flores estn marchitas, porque hasta ellas le lleg la tristeza.-

TU AUSENCIA Qu profundo vaco hay en nuestro hogar, que al recordarlo se nos anudan las gargantas, porque tu muerte Gabriela trajo pausas en el largo pasillo de nuestra casa. Lo sentimos diariamente apesadumbrados aprisionando el pecho con el aliento por tu cruel destino de aquel imborrable enero, que todos solidariamente tanto te buscamos dejndonos para siempre heridas que nadie cura. Eras el smbolo verdadero de amistad sincera porque Dios te dot de lo ms bueno, que hasta tu tierna mirada era de cielo y tu alma como fulgurante luz del firmamento. Fuiste smbolo de alegra y compaerismo10

aceptando quizs callada tu cruel destino para luego en un campo de cafir inerte te encontramos gracias a la pericia del Comisario Campos despus de tanto buscarte sin darnos pausas pasando uno y otro da de dolor y espanto, de mortal cansancio hasta agotar las fuerzas, dejando para siempre en nuestras almas profundas heridas irrestaables que no dejan de sangrar.-

LO DIJISTE Soneto Viniste a este mundo slo a cumplir el fugaz tiempo que pasa lo dir, varias veces as me lo dijiste, ser quizs hija de las sorpresas. Cuntas ilusiones hicimos de ti, tus actitudes as lo decan, tenan tus actos misin especial que llegaban sorprender a los dems. Con un concepto cabal de la amistad,11

seguro estoy los dems comprendan, aprobando pruebas en esta vida, cumpliendo con el mandato sagrado, porque Gabriela era muy particular, pasando tambin la prueba terrenal.-

RESIGNACIN Unos buscan amor otros quizs el olvido, ste la indiferencia, aquel la calma. Tus familiares Gabriela por el oscuro sendero del ms cruel dolor, desde este brusco despertar, de vos slo buscamos encontrarnos con tu alma nada ms mi querida y bella hija tal vez all en las alturas siderales en el infinito deambular del universo para luego encontrarnos con tu inmaculada alma.(Encabezado de ngela)

TU CORDERITO Soneto Tenas apenas tan slo ocho aos, y demostrabas amor por las vidas, lo hiciste en Marull, ciudad querida ayudando nacer tu corderito. Tirabas fuerte de su cabecita quin te daba tanto coraje y amor?, sera el gran respeto por la vida,12

o el mandato del Hacedor Superior?. Todos mirbamos emocionados padres, hermanos, tos y vecinos, vindote transpirar tu bello rostro. Pero como naci casi asfixiado, le hiciste respiracin artificial en vos no existi el asco, slo el amor.-

RECOPILACIN Desde el infinito e enigmtico descanso de la muerte, en las horas interminables del misterioso cielo deambulando en la inmensidad del universo, seguro est tu alma buscando con afn la eterna calma,