tisha b"av =las tres semanas..segunda-2-parte 2b

Download Tisha B

Post on 12-Apr-2017

105 views

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • El Calendario Judo1

    Las Tres semanas y Tish Beav ii

    Por Qu fue Destruido el Templo y Cmo Podemos Reconstruirlo

    En la primera clase de Morash sobre las Tres Semanas y Tish BeAv centramos la atencin en los eventos histricos que sentaron las bases para nuestros das de duelo nacional. En esta clase veremos ms especficamente qu es lo que perdimos cuando cada uno de los Templos fue destruido y cules fueron las causas de estas tragedias desde la perspectiva espiritual del judasmo. ste no es un mero esfuerzo acadmico; entender qu es lo que perdimos y la causa por la cual lo perdimos es el primer paso que debemos dar para poder corregir los errores del pasado y construir el futuro. Esta clase tambin nos ayudar a comprender por qu seguimos guardando duelo en Tish BeAv y qu podemos ganar al hacerlo.

    Esta clase tratar de responder a las siguientes preguntas: Qu significa para nosotros no tener ms el Templo? Qu es lo que

    perdimos cuando fue destruido? Por qu fueron destruidos el Primero y el Segundo Templo? Qu podemos hacer para reconstruir el Templo? De qu manera la introspeccin, el ayuno y el duelo en Tish BeAv ayudan

    a reconstruir al pueblo judo?

  • Las Tres semanas y Tish Beav ii

    El Calendario Judo 2

    esquema de la Clase:

    Introduccin. Acaso Sabemos Qu es lo Que Hemos Perdido?

    Seccin I. Qu Nos Falta al no Tener el Templo? Parte A. La Presencia Divina Parte B. Profeca Parte C. Alegra Parte D. Un Canal Abierto Para las Plegarias Parte E. Los Milagros en el Templo y la Proteccin Divina

    Seccin II. Las Causas de la Destruccin de los Dos Templos Parte A. Las Races Espirituales de la Destruccin Parte B. El Primer Templo: Los Tres Pecados Capitales y Falta de Respeto hacia la Tor Parte C. El Segundo Templo: Sinat Jinam, Lashn Har, Y no Juzgar para Bien Seccin III. Cmo Podemos Reconstruir el Templo? Parte A. Respetar y Amar a los Otros Judos Parte B. Cuidar Nuestras Palabras Parte C. Respetar la Tor Parte D. Desarrollar y Fortalecer una Perspectiva de Vida Positiva Parte E. Ayunar

    Seccin IV. La Necesidad de Llorar Por la Prdida Parte A. El Poder del Llanto Parte B. El Desafo de Tish BeAv Parte C. Un Buen Duelo

    inTroduCCin. acaso saBemos Qu es Lo Que hemos Perdido?

    Durante el tercer da de la Guerra de los Seis Das en el ao 1967, finalmente los soldados israeles irrumpieron en la Ciudad Vieja de Jerusalem y pudieron luchar hasta abrirse camino hacia el rea del Muro Occidental. Tanto los soldados de mayor edad como los ms jvenes, caan sobre el Muro llorando con emocin, todo el tiempo besando y acariciando con respeto los ltimos restos que nos quedan del Templo. En gran medida, por esto haban estado luchando, por ese lugar sagrado al cual los judos no haban podido ingresar durante casi dos dcadas. Ahora ellos, pagando con la vida de muchos soldados y muchos otros heridos, la haban recuperado de las manos enemigas. La foto de estos soldados llorando emocionados en el Muro Occidental qued grabada eternamente en las mentes de quienes la vieron.

    Parados por detrs de aquellos que estaban apiados cerca del Muro, se encontraban dos soldados

  • Las Tres semanas y Tish Beav ii

    El Calendario Judo3

    provenientes de un kibutz no observante. Ellos no tenan ninguna formacin religiosa y en consecuencia, no entendan la santidad y el significado del lugar. Ellos observaban alrededor, desbordados de vaco, cuando de repente uno comenz a llorar de manera desconsolada.

    El otro soldado, sorprendido ante ese repentino estallido, se volvi hacia el primero y le pregunt: ?Por qu ests llorando

    El primer soldado mir hacia arriba mientras las lgrimas rodaban por sus mejillas y le respondi con tristeza: Lloro porque no s por qu hay que llorar. (Del Rab Pesaj Krohn, Around the Maggids Table, ArtScroll Publications, pgina 105)

    seCCin i. Qu nos FaLTa aL no Tener eL TemPLo?

    Como ya dijimos, esta clase no analizar por qu fueron destruidos los Templos y por qu es tan importante que lloremos por su prdida. Para poder entender de qu manera nuestras vidas son diferentes al no tener el Templo Sagrado, en esta seccin analizaremos qu es lo que perdimos cuando el Templo fue destruido. Como veremos en el shiur, el mundo sin el Templo Sagrado es un mundo sin la claridad de la intervencin directa de Dos en nuestras vidas.

    ParTe a. La PresenCia divina

    1. Ialkut Shimoni, Ej (Lamentaciones) 996 La destruccin del Templo significa que ya no hay ms un sitio de residencia para la presencia palpable de dos (Shejin)

    Cuando ellos quemaron [el Templo], el Santo Bendito Sea dijo: Ya no tengo un lugar en donde estar en la tierra. sta ya no es ma. Es preferible que quite de ella Mi Presencia.

    .

    2. rab shlomo Wolbe, alei shur volumen ii, pgina 407 La retirada de la Presencia divina deja al mundo y a sus habitantes despojados de la Presencia de su Creador.

    La destruccin del Templo es la destruccin del mundo; en cuanto que ya no hay ni un rincn puro y sagrado donde Dos pueda residir.

    .

    .

    3. Rab Shraga Simmons, Eye of Jerusalem (El Ojo de Jerusalem), de www.aish.com Sin el Templo perdemos de vista la realidad de que dos se interesa por este mundo.

    El Templo era el lugar en el cual cualquier judo, sin importar cul fuera su situacin, poda encontrarse con Dos. Dos no quera estar alejado, l deseaba estar cerca de su pueblo y quera que ellos pudieran disfrutar de su bondad.

    El Rab Avigdor Miller explica que el Templo no era simplemente un lugar de plegarias y servicios, sino que era de hecho el lugar de residencia de Dos. Era una asombrosa declaracin del principio de que el inters de Dos no radica en las vastas distancias del espacio ni en los millones de mundos estelares, sino solamente en el hombre.

  • Las Tres semanas y Tish Beav ii

    El Calendario Judo 4

    A esta idea alude el siguiente versculo: Me harn un santuario y habitar en ellos (Shemot/xodo 25:8). Los comentarios sealan el hecho de que el versculo no dice Yo habitar dentro de l [del Santuario]. Cul es el significado de esta singular manera de expresin del versculo? El Templo era una realidad tan poderosa que inspiraba a la Presencia Divina para habitar dentro de cada judo.

    ParTe B. ProfeCa

    La profeca, el canal claro a travs del cual Dos se comunica con la humanidad- dur 1.000 aos entre el pueblo judo, desde el momento del xodo (1313 A.E.C.) hasta cuarenta aos luego de la reconstruccin del Segundo Templo (313 A.E.C.). Durante la poca del Primer Templo, la profeca era muy comn y aproximadamente un milln de hombres y mujeres la experimentaron.

    Sin embargo, es muy difcil obtener profeca cuando el Arca del Pacto (conteniendo las tablas con los Diez Mandamientos) no se encuentra en su lugar en el Templo Sagrado (Handbook of Jewish Thought, Rab Arieh Kaplan, 6:79-86). De esta manera, la profeca dej de existir en el pueblo judo desde el momento de la destruccin del Primer Templo (Por ms detalles respecto al fin de la profeca, ver la clase de Morash sobre los Profetas y la Profeca II, Seccin III).

    1. Talmud Bavli (Talmud de Babilonia), Ioma 9b Luego de la destruccin del Primer Templo y de que el Arca hubiera sido oculta permanentemente, fue muy difcil lograr la profeca y sta termin cuando los ltimos profetas que quedaban murieron en el transcurso de un mes.

    Con la muerte de los ltimos profetas Jagai, Zejari y Melaji-, la Inspiracin Divina desapareci del pueblo judo

    ...

    2. rab eliahu Lopian, Lev eliahu, volumen i, pgina 263 (en nombre del ram en Torat haol) Los profetas tenan conciencia respecto a los canales a travs de los cuales ellos reciban su inspiracin.

    Cuando Irmiahu vio el Templo en ruinas, cay sobre los ladrillos y las maderas y llor. Platn, el filsofo griego, se le acerc y exclam: Cmo es posible que t, el ms sabio entre los judos, llore sobre ladrillos y maderas? Y por qu lloras por el pasado? Lo que ocurri ya ocurri. Una persona sabia no llora por el pasado, sino por el futuro. T eres un gran filsofo, sin duda debes tener algunos dilemas filosficos. Platn le dijo: Tengo algunas preguntas, pero no me parece que haya alguien que pueda responderlas. Irmiahu le dijo: Pregntame y te responder. Platn pregunt e Irmiahu respondi a todas sus preguntas. Platn estaba tan sorprendido por su profunda sabidura que no estaba seguro si Irmiahu era una persona o un ngel.

    Entonces Irmiahu le dijo a Platn: Toda esa sabidura proviene de estos ladrillos y de

    , .

    : , ?! :

    , .

    , .

    : , ?!. : ,

    !. : !. -

    , , , .

    : !

  • Las Tres semanas y Tish Beav ii

    El Calendario Judo5

    estas maderas. Respecto a por qu lloro por el pasado, no te lo responder porque no sers capaz de entenderlo. Solamente un judo puede entender la profundidad del hecho de llorar por el pasado.

    ,

    .

    Aquellos que ya haban alcanzado el grado de profeca mientras el Templo estaba de pie, no la perdieron; pero desde ese momento en adelante no hubo nuevos profetas. Las lneas de comunicacin con el Todopoderoso ya no estaban abiertas de la misma manera.

    ParTe C. aLegra

    1. Mishn Suc 5:1 La mxima experiencia de alegra humana poda visualizarse en el Templo Sagrado durante Sucot, cuando los Sabios cantaban y bailaban con antorchas encendidas, acompaados por la msica que tocaban los levitas.

    Quien no haya presenciado Simjat Beit HaShoev [La fiesta de la alegra de la extraccin de las aguas] nunca experiment verdadera alegra.

    , :

    Esta alegra pura ya no existe. Para re