Beato Juan de Palafox

Download Beato Juan de Palafox

Post on 17-Jul-2016

36 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

La vida del beato Juan de Palafox es una vida de intensa espiritualidad a pesar de sus muchas actividades desarrolladas como virrey de Mxico y obispo de Puebla. Precisamente por querer hacer justicia y evitar toda huella de corrupcin, tuvo muchos perseguidores y enemigos. Pero todo lo sobrellev con paciencia por amor a Dios.

TRANSCRIPT

<p>P. NGEL PEA O.A.R.</p> <p>BEATO JUAN DE PALAFOX</p> <p>VIRREY DE MXICO</p> <p>LIMA PER2015</p> <p>Nihil Obstat</p> <p>Padre Ricardo Rebolleda</p> <p>Vicario Provincial del Per</p> <p>Agustino Recoleto</p> <p>Imprimatur</p> <p>Mons. Jos Carmelo Martnez</p> <p>Obispo de Cajamarca (Per)</p> <p>NDICE GENERAL</p> <p>5INTRODUCCIN</p> <p>7SU NACIMIENTO</p> <p>8INFANCIA</p> <p>9ESTUDIOS</p> <p>11GOBERNADOR DE ARIZA</p> <p>12DIOS LO LIBRA DE OTROS PELIGROS</p> <p>13MUERTE DE SU PADRE</p> <p>14LAS CORTES</p> <p>16SU CONVERSIN</p> <p>17SACERDOTE</p> <p>19VIAJE A ALEMANIA</p> <p>21OBISPO</p> <p>22VIAJE A MXICO</p> <p>23PUEBLA DE LOS NGELES</p> <p>25PRIMERA VISITA PASTORAL</p> <p>26VISITADOR Y VIRREY DE MXICO</p> <p>27SU LABOR COMO VIRREY</p> <p>29CUESTIN DE LAS DOCTRINAS</p> <p>30LOS JESUITAS</p> <p>31PERSECUCIONES AL OBISPO</p> <p>34REGRESO A PUEBLA</p> <p>35REGRESO A ESPAA</p> <p>36AUDITORA</p> <p>37DICESIS DE BURGO DE OSMA</p> <p>39VISITAS PASTORALES</p> <p>42ESCUELAS DE CRISTO</p> <p>43MEMORIAL AL REY</p> <p>44SU LABOR DIARIA</p> <p>48AMOR A JESS</p> <p>49AMOR A MARA</p> <p>51DEVOCIN A LOS SANTOS</p> <p>53ALMAS DEL PURGATORIO</p> <p>54EL DEMONIO</p> <p>56DONES SOBRENATURALES</p> <p>59TESTAMENTO</p> <p>61ENFERMEDAD Y MUERTE</p> <p>68EXHUMACIONES</p> <p>68BEATIFICACIN</p> <p>69SUS ESCRITOS</p> <p>72CONCLUSIN</p> <p>74Bibliografa</p> <p>INTRODUCCINLa vida del beato Juan de Palafox es una vida de intensa espiritualidad a pesar de sus muchas actividades desarrolladas como virrey de Mxico y obispo de Puebla. Precisamente por querer hacer justicia y evitar toda huella de corrupcin, tuvo muchos perseguidores y enemigos. Pero todo lo sobrellev con paciencia por amor a Dios. </p> <p>Escribi muchos libros sobre espiritualidad v tambin para defender sus ideas sobre el pago de los diezmos o sobre las doctrinas de los religiosos. Y tambin en defensa de los indgenas, que eran muchas veces explotados. Apoy en todo a la Universidad de Mxico, fund el colegio San Pablo para la formacin de sacerdotes, termin la construccin de la catedral de Puebla y, siendo virrey y visitador real, arregl asuntos que llevaban muchos aos sin resolverse.</p> <p>A lo largo de las siguientes pginas, veremos las diversas actividades que tuvo que asumir y las decisiones que tom para solucionar los problemas. En el juicio que le hicieron para analizar sus actuaciones en Nueva Espaa, fue absuelto de toda culpa, mientras que algunos de sus enemigos fueron condenados.</p> <p>Su vida fue activa y contemplativa a la vez. Fue un hombre de mucha energa tomando decisiones, pero a la vez todo lo pona ante el Seor en sus momentos de silencio y en las largas noches de oracin. Fue un hombre santo en medio de las actividades del mundo como virrey y como obispo. Y Dios le regal muchos carismas sobrenaturales, que brillaron en su vida como antorchas en la oscuridad, para desempear mejor su misin.</p> <p>El rey de Espaa, aun reconociendo su buena labor en Mxico, lo traslad a Espaa y lo nombr obispo de Burgo de Osma en Soria, donde muri lleno de mritos y siendo para todos un ejemplo de vida santa.</p> <p>Que su vida nos ilumine para vivir en el mundo sin perder la unin permanente con nuestro Padre Dios.</p> <p>Nota.- Los datos de este libro estn sacados principalmente del Proceso de canonizacin: Beatificationis et canonizationis servi Dei Joannis de Palafox et Mendoza, Roma, Cmara apostlica, 1792.Tambin del libro del benedictino Gregorio Argiz, conocedor de los documentos originales conservados en el archivo catedralicio del obispado de Burgo de Osma y que conoci a nuestro santo personalmente en los ltimos meses de su vida. Pero, sobre todo, hemos tomado nota de lo que escribe l mismo en su autobiografa, titulada Vida interior. </p> <p>SU NACIMIENTO</p> <p>Su padre, Jaime de Palafox y Rebolledo, era marqus de Ariza. Estaba soltero. Su madre, Ana de Casanate y Esps, era una mujer muy culta, inspirada poetisa y saba pintar muy bien; estaba casada con el noble N. de Mendieta, del que enviud a la edad de 30 aos. Fue entonces cuando tuvo una relacin amorosa con el marqus de Ariza y qued embarazada. Trat de ocultar esta situacin para salvaguardar su honor y march a Baos de Fitero, un pequeo pueblo de Navarra, para dar a luz y librarse del nio de manera discreta. Cuando el nio naci, intent hacer desaparecer el fruto de ese amor para evitar que lo trataran de bastardo y a ella con palabras de desprecio. Por ello mand a una criada que lo echara al ro Alhama.</p> <p>Veamos lo que sucedi. Nuestro santo lo escribe en tercera persona en su autobiografa Vida interior: Antes de nacer, siendo hijo del delito, por serlo fuera del matrimonio... procurando su madre (segn ha llegado a entender por persona que asisti cerca del mismo suceso) cubrir los delitos de su honor con otro mayor exceso, defendi Dios aquella criatura inocente, antes perseguida que nacida, poniendo sobre ella la mano de su piedad para que no fuese sepultura su misma conservacin, y su muerte el origen de su vida; y en los primeros movimientos del vivir la defendi para que no llegase a morir.... Puesto en una cesta (puede ser que lo tuvieran por muerto), arrojando sobre ella muchos lienzos para cubrir el delito, lo dejaron algn tiempo en el campo, escondido entre unas hierbas, hasta que despus lo llevaron a arrojar a un ro cerca de all.Un venerable viejo (Pedro Navarro, guarda mayor de la jurisdiccin de los Baos de Fitero), viendo llevar la cesta, pregunt a la criada qu llevaba. Turbse y de la turbacin naci en ella el cuidado, y en el viejo el deseo de reconocerlo. Hall vivo al que tenan por muerto, paslo del ro a una casa, bautizlo y crilo. Poco despus, ya de orden de su madre (por estar su padre ausente de all) cuid de l; la cual, libre de los peligros del honor y de la vida, comenz a amar (aunque sin poderlo ver por estar tan retirado), al que antes de nacer, siendo parte de s misma, comenzaba a aborrecer...</p> <p>Toc Dios el corazn de su madre (Ana de Casanate) con tal centella de dolor y contricin que castig con 30 aos de una vida penitente, dejando el mundo y muchos bienes de fortuna, y a sus padres y deudos, y se entr religiosa y fue prelada diversas veces .</p> <p>Su madre, a1 ao de darle a luz, en 1601, entr de carmelita descalza en el convento de Tarazona (Zaragoza). Estuvo seis meses de postulante y entr en el noviciado a principios de 1602, profesando como carmelita descalza el 4 de enero de 1603 con el nombre de Ana de la Madre de Dios. Despus la nombraron priora del convento de San Jos de Zaragoza durante tres aos. Al terminar su priorato, regres a Tarazona. Cuando se fund el convento de Fecetas, la enviaron all de subpriora. Muri el 25 de febrero de 1638, despus de una vida ejemplar de espritu y penitencia.</p> <p>El nio Juan de Palafox haba nacido en Fitero, Navarra, el 24 de junio de 1600, fiesta de san Juan Bautista. El 29 fue bautizado en la iglesia parroquial del monasterio cisterciense de Fitero por fray Miguel de Vea.</p> <p>l escribe: As como recibi el agua del bautismo, habiendo salido del vientre de su madre y despus por otros accidentes casi muerto, cobr salud sin otro remedio alguno. Habindolo dado a criar, a pocos meses pareci preada el ama y, habindole cobrado aquel viejo venerable que de l cuidaba, porque ya se iba muriendo, no hallando quien le diese leche, desde los nueve meses (que solos esos mam) lo sustentaron con cosas lquidas y pan y vino y, en creciendo, a tres aos aborreci el vino y en cerca de sesenta no lo bebi jams.INFANCIA</p> <p>Crise pobre, porque lo era quien lo criaba, y siendo un poco mayor iba a guardar tres o cuatro ovejas de su padre putativo, y as pas aprendiendo tambin los primeros rudimentos de las letras y de la fe... Dile Dios entraas pas y ms para los pobres. Y de menos de siete aos, hallando un nio desamparado fuera del lugar, lloviendo, lo trajo sobre sus hombros para que no padeciese... Estando en esta pobreza y miseria, puso Dios en el corazn de su padre natural para que lo conociese y diese estudio y amase mucho, pero l obraba con poca inclinacin a las letras, y slo por el temor, declinando y negndose a lo bueno, y abrazando y abrazado de lo malo.</p> <p>Viendo a este nio con otros que estudiaban un obispo muy santo (Fray Diego de Yepes, obispo de Tarazona y confesor de Felipe II, muy amigo y confesor de santa Teresa de Jess)... le apart y entr en un aposento y le dijo que haba de ser dichoso con una grande exclamacin diciendo: Oh, qu buena ventura tendrs, nio!...</p> <p>Tena una ta religiosa y muy santa y que hizo Dios por ella algunos milagros... Ella siempre que vea a este nio le deca que fuese muy devoto de san Pedro y que no dejase de rezarle cada da un paternster y un avemara y as cree que lo haca siempre, aunque no se acuerda bien . </p> <p>Cuando tena 8 aos, su padre, don Jaime de Palafox, se cas con su sobrina Ana Palafox en Ariza el 18 de julio de 1608, habiendo precedido la dispensa del obispo de Sigenza por consanguinidad en segundo grado</p> <p>Los nueve primeros aos de su vida los pas en la casa del sastre y baero de los baos de Fitero, Pedro Navarro, muy devoto de la Virgen de la Soledad y padre de nueve hijos, a quien nunca olvidara cuando estaba en los altos puestos de la Corte. A varios de los hijos de Pedro Navarro, sus hermanos adoptivos, los ayud.</p> <p>A uno de los hijos de Pedro Navarro, Pedro Navarro de San Juan, lo llev en su viaje a Alemania y Amrica. Lo mismo hizo con otros hijos y sobrinos de Pedro Navarro como agradecimiento. Muy en especial ayud a sus hermanas adoptivas Andresa (soltera) y Ana (viuda). Probablemente fue Andresa quien, cuando el joven Palafox estudiaba en Tarazona y la familia viva ya en Malon, muy cerca de Tarazona, todas las semanas iba a Tarazona a llevarle ropa limpia como aseguran algunos testigos del Proceso de canonizacin.</p> <p>A comienzo del ao 1630 los hijos de Pedro Navarro de San Juan, su hermano adoptivo, adoptaron como segundo apellido el de Mendoza, como nuestro santo.</p> <p>ESTUDIOS</p> <p>A los nueve aos fue reconocido por su padre, quien se preocup de su educacin. Estudi primero en la escuela monstica de Fitero, su pueblo natal, y despus en el colegio de San Gaudioso de Tarazona, regido por los padres jesuitas.</p> <p>Poco despus fue enviado a Tarragona a visitar a su ta Lucrecia de Moncada. En el camino, le salieron en un monte cerca de la villa de Alforja unos bandoleros, pero no le hicieron nada, ni a l ni al secretario de su padre que lo acompaaba. Volvieron a Ariza y en el camino, por burlarse el secretario de un labrador, ste se enoj y los esper con otros labradores para matar al secretario. Cuando llegaron a saber quin era, le tuvieron respeto.</p> <p>Su padre le ense personalmente el italiano. Aprendi alemn y para aprender francs, su padre acept a un mozo de Francia, buen catlico, para que se lo ensease, a la vez que este joven aprenda el espaol. Despus su padre lo envi a estudiar cnones a la universidad de Huesca. l refiere: Me ocup en entretenerme con los muchachos del lugar, hijos de hidalgos honrados de aquella villa. Mi inclinacin siempre fue muy mala y muy propensa a las armas. Y as, habiendo visto una pistola en la casa donde viva, me la puse en la cinta y en el campo, viendo que estaba cargada, la quise disparar. Deba de tener sobrada plvora y ser el can flaco, porque se me hizo pedazos en la mano y salt a una parte la llave, a otra la caja, a otra el can y a m me abri algo la mano y fue harto que no me abriese la cabeza. Recib la bendicin de la santa religiosa (sor Juana de la Concepcin de Cifuentes) y volvme a Ariza .</p> <p>Al ao siguiente fue a la universidad de Alcal de Henares para el segundo curso de cnones. Y escribi de s mismo: Creciendo en l las pasiones con la edad, contenido slo de la vergenza, incurri en diversas culpas graves de diferentes pasiones; y cayendo y levantando lleg a la edad de diecisiete aos, habiendo estado en dos universidades, aprovechando muy poco y perdiendo mucho tiempo, aunque tuvo siempre maestro dentro y fuera de su casa, por el gran cuidado que siempre tuvo su padre con su buena educacin .Al otro ao fue a estudiar a la universidad de Salamanca. Era don Juan de los bien dispuestos y hermosos de rostro que haba en la universidad. Las flores del ingenio comenzaban a desabotonarse ya con la edad, con la emulacin y con la asistencia de los estudios. En el hablar tena tanta gracia y abundancia que juntas estas prendas naturales con las heredadas de sus nobles descendientes era muy nombrado en las escuelas el hijo del marqus de Ariza .Estando una vez enSalamanca, Dios lo libr de un peligro de muerte. l lo cuenta as: Llegamos de noche y no haba luces, y don Ramn y yo, entre aquella oscuridad, bamos juntos por un aposento a ponernos sobre el antepecho de una ventana que caa a la calle y est ms de diez estados en alto. La ventana no tena antepecho alguno, sino que estaba rasa con el suelo de la pieza y nosotros no le veamos. Al mismo punto que bamos a arrojarnos a la calle a hacernos pedazos, al dar el ltimo paso, repar y dije: Pidamos una luz y veamos adnde nos arrimamos. Con esto trajeron la luz y vimos el peligro de que Dios nos haba librado .GOBERNADOR DE ARIZA</p> <p>Llegando a la edad de 20 aos se gradu de bachiller en cnones, dndole el grado don Alonso de la Carrera. Y, acabados los cursos, se fue a Valencia donde estaba el marqus su padre... Y de Valencia quiso el marqus que volviese a Ariza con poderes para que gobernase el marquesado y que pasase los estudios en ella, teniendo por compaero al licenciado Benedicto para que entrambos tuviesen cuidado de la crianza del nio, medio hermano suyo, que era el heredero...</p> <p>Entr en Ariza con los poderes de su padre a gobernar aquel estado Estuvo en Ariza cuatro aos, pasando los estudios de su facultad y leyendo muchos autores de erudicin, sumando algunos como lo hizo de todas las obras de Sneca el filsofo... l mismo escribe: Gobern con harta moderacin y templanza y haciendo muy buenas obras a los vasallos, porque mi natural era amigo de ser tenido por apacible y de ser alabado de liberal y afable... Me sucedieron (cosas) particulares. Habanme pedido unas religiosas descalzas que les tradujese en castellano la vida del beato Enrique Susn, que haba traducido del alemn al latn Laurencio Surio Cartujano.</p> <p>Y, estando un da escribiendo sobre un bufete y traduciendo esta vida, en frente de una ventana muy grande que est en el corredor del sol, que era cerca de tres varas de alto y pesaba ms de cuatro arrobas, muy descuidado de que se pudiese caer, entr un paje y me dijo que queran hablarme los jurados de Monreal y le dije que entrasen. Y luego al punto me levant y dije: Diles que aguarden afuera que ya yo salgo. Y as como me levant y di poco ms de diez pasos, cay la ventana sobre los mismos cartapacios y tintero, derrib el bufete y hundilo todo. Y es cierto que me hubiera hecho pedazos la cabeza, si hubiera seguido el primer intento .</p> <p>DIOS LO LIBRA DE OTROS PELIGROS</p> <p>Defendiendo su Casa y siguiendo con los pleitos y criando a su hermano, el futuro marqus, pas la mayor parte del ao 1625. Un da en que deba ir a Zaragoza, vio que estaban cuatro hombres detrs de unas tapias con sus arcabuces. Y parecindole ms conveniente reconocerlos l antes que ellos le reconociesen, baj armado del castillo y con l un paje de 14...</p>