del bingo tradicional al bingo electrónico

Download Del Bingo Tradicional al Bingo Electrónico

Post on 09-Jul-2015

1.221 views

Category:

Documents

3 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

Del Bingo Tradicional al Bingo ElectrnicoNuevas mquinas electrnicas sustituyen al tradicional juego del bingo con cartones

Las nuevas mquinas de bingo electrnico que se han instalado en la regin de Murcia han revolucionado la tradicional forma de entretenerse con este antiguo juego de azar. Estas mquinas, que se utilizan en pases como Brasil, Honduras y Mxico desde hace varios aos, se encuentran actualmente en la mayora de salas de bingo de ciudades de la geografa espaola, como Madrid, Valencia y Alicante, entre otras. Como comenta Ana Mara Garca Piqueras, coordinadora de Metronia empresa lder de este sector en Espaa- en la Comunidad Valenciana y Murcia, todo empez con la creacin del grupo FB, que ms tarde se disolvi dando lugar a dos de las empresas de mquinas de bingo electrnico ms importantes de nuestro pas: Metronia y Zitro, que actualmente son competencia.

Hace tan solo unos meses que las mquinas se instalaron en las salas de bingo de la regin y ya han tenido una gran aceptacin por parte del pblico. En Murcia, se encuentran en las salas del Bingo Romea, Coliseum y Plaza, as como en el casino; mientras que en Cartagena las podemos encontrar en el Bingo Cartagena y en el Bingo Hotel Alfonso XIII. En muchas salas, incluso, funcionan mejor las mquinas electrnicas que el bingo tradicional. Es lo que ahora est dando vidilla al mundo del bingo, y que poco a poco est suplantando la forma tradicional de juego. Es el bingo del futuro, asegura Pamela Prez Inglada, comercial y azafata de Metronia en la Comunidad Valenciana y Murcia. El xito de esta nueva modalidad de juego se debe, entre otras cosas, a la rpida forma de ganar dinero. Por lo general, estas mquinas dan premios ms altos con menos apuestas de dinero que en el bingo tradicional: He visto a un cliente ganar hasta 2 premios de 2.250 euros cada uno en una misma tarde. Cunto ms apuestas, ms ganas, dice Pamela Prez. Por otro lado, las mquinas electrnicas se encuentran en salas de bingo independientes, ntimas, que hacen que muchos clientes prefieran el juego en este tipo de salas. Segn Carmen Senz Ellorieta, responsable de la sala de mquinas del Bingo Paseo Alfonso XIII de Cartagena, hay un trato personal directo con el cliente, al que se le invita a cualquier tipo de bebida o incluso comida, sobre todo en las horas del desayuno y del caf. Esto contribuye a que el cliente se sienta ms a gusto y disfrute mejor de la intimidad de su juego, comenta. Respecto al tipo de clientela de estas salas, Pamela Prez y Carmen Senz coinciden en que acude a ellas todo tipo de gente, aunque han tenido una mayor aceptacin entre los jvenes. A la gente mayor le cuesta un poco ms dice Pamela Prez-, aunque el que las prueba no vuelve al bingo tradicional. Carmen Senz hace una apreciacin respecto a los clientes de la sala de Cartagena, en la que la mayor parte de ellos son mujeres: Hay de todo, aunque lo habitual son las tpicas amas de casa, cuyos maridos estn trabajando y encuentran en esto una forma de diversin, opina. Muchos clientes juegan por diversin, pero lo cierto es que hay un gran nmero de ellos que muestran problemas de adiccin. Carmen Senz dice que hay gente que se siente muy sola, les das un poco de pie y te cuentan sus vidas asegura. Muchos clientes acuden a estas salas para evadirse de sus problemas, y llegan a pasar horas e incluso das enteros jugando a las mquinas pensando que van a salvar el mes, y luego descubren que han perdido todos sus ahorros. Lo mejor es no involucrarte, porque da pena ver a mucha gente as, aade. Ves cosas graves, pero tienes que hacer de tripas corazn porque es tu trabajo, opina Pamela Prez. No solo gente con problemas econmicos acude a estas salas esperanzada de poder salvar el mes. Tambin lo hacen personas con buena situacin econmica, que buscan una forma diferente de gastar su dinero. Lo mximo que he visto a una persona gastarse en 5 minutos han sido 600 euros, dice Pamela Prez. La gente no controla. Hay mucha dependencia y ludopata, asegura Carmen Senz.

A pesar de los posibles problemas que el uso de estas mquinas puede generar en las personas, cada uno es responsable del uso que haga de stas y deber saber hasta dnde llega el lmite de cada uno. El buen uso de estas mquinas de azar, como si de cualquier otra forma de diversin se tratara, no tiene porqu derivar en problemas adictivos. Inmaculada Reinoso

1

Recommended

View more >