edición 1829

Click here to load reader

Post on 29-Jul-2016

223 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Un medio alternativo de comunicación comunitaria para la discusión y aporte sobre la diversa problemática de la localidad y la ciudad en los ámbitos social y económico, cultural, bienestar, salud, educación, juventud, género y demás....

TRANSCRIPT

  • Pese al ahorro de energa ciudadanos denuncian incremento desmedido en las facturas Habitantes de varios sectores de Bogot denuncian incrementos considerables en el valor de sus facturas de energa, en ltimas facturas de cobro. Algunos ciudadanos manifiestan que pese a haber ahorrado energa, como parte de la campaa Apagar Paga, el valor por el servicio creci en cifras desmedidas. "No le creo al Presidente que dijo que ahorrramos luz. Ahorramos y es un en-gao porque nos dijeron que habra un premio y a m me subi el recibo $300.000 y en mi casa se apagaba todo", dijo Samuel Zambrano, uno de los ciudadanos que denunci el incremento.

    A su vez, Betty Meza, cont que "el Gobierno sac una ley dique para el ahorro y a m el recibo me estaba llegando por $164.000 y ahora me lleg $265.000". Al respecto, EL PREGONERO consult con Codensa y esta entidad respondi que la reduccin as como el consumo desmedido de energa se ver reflejado en las facturas del mes de mayo. "Codensa inici un plan de desmonte de la aplicacin de la tarifa diferencial acorde con la resolucin 051 emitida por la Comisin de Regulacin de Energa y Gas (CREG), mediante la cual se da por terminada la aplicacin de las resoluciones 029, 039 y 049 de 2016", seal. En ese sentido, explic la entidad, que "esta nueva resolucin determina que el desmonte tendr una etapa de transicin que ir desde la fecha de su expedicin, abril 23 de 2016, hasta el 23 de mayo de 2016".

    Por incumplimiento de Coobus La implantacin del SITP en Fontibn se realizara el ao entrante. Tras casi tres aos de enredos jurdicos, Transmilenio decidi decretar el incumplimiento por parte de la empresa Coobus, que estaba a cargo del servicio del SITP en Fontibn. Segn los clculos de Alexandra Rojas, gerente de Transmilenio, con la declaratoria de incumplimiento se da un primer paso para que, desde enero del prximo ao, se empiece con la implementacin total del sistema de transporte y que ha estado re-trasada por los problemas de estas empresas, que no han podido cumplir con la operacin de buses en las rutas que tienen a cargo. Detrs de la crisis de estas empresas est el fracaso del modelo por agrupacin de cooperativas que intentaron impulsar los pequeos transportadores. Entre los empresarios del transporte se dice que se trataba de una estructura financiera que era inviable y no pudieron conseguir un inversionista para su rescate.

    No hay compromiso con Bogot Paalosa El alcalde de Bogot, Enrique Pealosa, cuestion la oposicin en el Congreso a proyectos relacionados con la capital del pas y se refi-ri adems a la representacin en la ciudad en la Cmara de Representantes, cuyos parlamentarios elegidos por Bogot no han asumi-do ninguna responsabilidad con la ciudad. El mandatario Distrital cree que para comenzar Bogot no tiene una representacin ni siquiera para atender y colaborar con los proble-mas y el futuro de la ciudad.

    38Aos Circulando por

    Fontibn y el DC Desde Octubre

    12 de 1978 Registro ISSN 2216-121X

    38 aos circulando por las arterias

    de la localidad y la ciudad

  • Bogot y la sabana: oportunidad perdida Por: Eduardo Behrentz Lo sabemos todos. Un prerrequisito para podernos desarrollar de manera apropiada es contar con una verdadera articulacin e integra-cin entre Bogot y sus municipios circundantes, que incluyen Cha, Cota, Funza, Mosquera, Soacha, La Calera y Sop, entre otros. La conformacin de lo que puede denominarse la Gran Bogot no es un

    sueo utpico de unos cuantos urbanistas sino una necesidad apremiante para garantizar la sostenibilidad financiera, social y ambiental de lo que representa la principal zona econmica del pas. Por eso, la noticia del distanciamiento entre las actuales administraciones de la Alcalda de Bogot y la Gobernacin de Cundinamarca es un asunto de la ms alta importancia que debe ser resuelto con la mayor celeridad posible. En trmi-nos demogrficos, Bogot y Cundinamarca representan ms del 20 % de la po-blacin del pas, y la sola capital es el ms grande mercado laboral de Colombia, con varios millones de ocupados. El conglomerado de Bogot y sus municipios vecinos se encuentra entre las 10 primeras economas de Amrica Latina y pro-duce una cuarta parte del producto interno bruto nacional. Segn la Cmara de Comercio de Bogot, all se alojan ms de un tercio de las empresas del pas, siendo la actividad de emprendimiento superior a la de Antioquia, Valle del Cau-ca, Atlntico, Bolvar y Santander sumadas. Bogot no existe sin la regin, y esta no existe sin la ciudad. Dentro del perme-tro urbano capitalino se encuentran amplias posibilidades de empleo y de oferta de servicios, mientras que los municipios en referencia son los que pueden brin-dar las soluciones para el futuro modelo de ocupacin del territorio, y son nuestra despensa y fuente de agua potable. Mientras que Bogot puede ofrecer salud y educacin de calidad, sus vecinos son el principal aliado estratgico para la com-petitividad y capacidad de diferenciacin en el desarrollo econmico que se re-quieren en un mundo globalizado y caracterizado por tratados de libre comercio. Adicionalmente, problemas como la contaminacin del aire y los ros, o la forma como se moviliza actualmente la poblacin no tienen relacin directa con fronte-ras de carcter poltico-administrativo. Conformar zonas metropolitanas que abarcan mltiples ciudades y municipalida-des y que operan bajo autoridades comunes en dimensiones de medioambiente, movilidad y ordenamiento territorial es una estrategia que ha dado excelentes resultados en otros lugares del mundo. Son ejemplos de este tipo de esquemas Barcelona, Madrid, Londres y Toronto, en donde la colaboracin y asociacin territorial han sido punta de lanza y elemento central de los mecanismos que han utilizado para hacer frente a sus propios desafos. Si esto logra combinarse con los principios de planeacin de largo plazo, fortalecimiento institucional y mejora-miento de la infraestructura, el esquema en mencin resulta no solo efectivo sino tambin perdurable en el tiempo. La receta ya est inventada y la hemos discutido y documentado lo suficiente. Ahora lo que necesitamos es que se cuente con verdadera voluntad poltica para que el bien comn y beneficio general prevalezcan sobre conflictos que desde cualquier perspectiva resultan banales para la importancia y significancia de la responsabilidad que afrontamos. Entender esto ltimo es el primer paso para la conformacin de la zona metropolitana de la Sabana de Bogot, pero no es sufi-ciente. Es nuestra calidad de vida la que est en juego y hoy, ms que nunca, necesitamos de gobiernos que se rencuentren son sus aspiraciones nobles y altruistas, capaces de poner a los ciudadanos y su bienestar por encima de todo.

    Salud Los cnceres ms comunes en las mujeres Por: Dr. Eduardo Yaez L Medico Onclogo Parte final En el segundo lugar del ranking de incidencia y mortali-

    dad de cnceres femeninos se encuentra el de cuello uterino, con ms de 4.500 casos diagnosticados y cerca de 2.000 muertes al ao. Cualquier mujer que haya iniciado su vida sexual, puede te-ner el virus del papiloma humano (VPH) que resulta siendo el cau-sante de este tipo de cncer ginecolgico. Sin embargo, la persis-tencia del virus es lo que produce la enfermedad. La mayora de casos donde hay presencia del virus, se resuelven espontnea-mente, afirma Ortiz. Por eso es importante determinar el tipo de cepa del VPH y deter-minar a tiempo el riesgo. Para ello las mujeres deben hacerse la citologa juiciosamente entre los 25 y 30 aos, y posteriormente la prueba de ADN para detectar el VPH. Los cnceres ginecolgicos son en su mayora asintomticos. Por eso es muy importante que las mujeres tengan una vida sexual responsable, que asistan al mdico para descartar cualquier riesgo y que recojan los resulta-dos de sus exmenes, pues muchas no lo hacen, seala Ortiz. Los tumores carcinoides gastrointestinales ocupan la tercera plaza en la tabla de incidencia y mortalidad por cncer en mujeres. Entre ellos el ms frecuente es el de estmago y luego estn el de co-lon, recto y ano. Segn cifras del Instituto Nacional de Cancerolo-ga (ESE), al ao se diagnostican cerca de 2.800 nuevos casos y hay 1.400 muertes por esta enfermedad que en este caso est directamente relacionada con la alimentacin. El consumo excesi-vo de grasas saturadas, harinas refinadas y alimentos procesados, as como una baja ingesta de frutas y verduras, puede terminar en el desarrollo de estos tumores. La ventaja en este caso es que puede prevenirse con una dieta saludable. Si la paciente llega a presentar dolor abdominal, flatulencia, acidez o sntomas ms deli-cados como vmitos o deposiciones con sangre, debe hacerse un chequeo. La colonoscopia es la mejor opcin disponible para de-tectar este tipo de tumores. Finalmente, el cuarto tipo de cncer ms recurrente en las mujeres es el de tiroides con 2.200 casos diagnosticados al ao. Al igual que el cncer de seno, este tipo de tumor es glandular. Si la pa-ciente detecta un ndulo o inflamacin el cuello, debe someterse a exmenes. Dado que no hay factores de riesgo conocidos, no es posible prevenir la mayora de casos de esta enfermedad. Sin em-bargo, hay varios tratamientos para tratarlo y la tasa de mortalidad es baja respecto a los otros tipos de cncer ms recurrentes con no ms de 500 vctimas al ao.

    Oportunidad laboral Almacenes CAVIRI necesita el siguiente personal

    2 conductores con pase de quinta ( 5 ) 5 mercaderistas 5 Cajeros con experiencia 1 Todenero

    Presentar hoja de vida los martes y jueves

    en almacenes CAVIRI de Fontibn y Engativ

    Se necesita

    Auxiliar de Odontologa Traer hoja de vida a la Carrera 100 N 21-69

    FontibnEn horario de Oficina

    Con o sin experiencia Telfonos 4155590 - 4156183

  • Incendio en fbrica afect el occidente de Bogot El voraz incendio, registrado en fbri-ca de embutidos de la localidad de Fontibn, afect el occidente de Bo-got. El hecho s