el juego de pelota navarra - · pdf fileel juego común entonces, que todavía se...

Click here to load reader

Post on 07-Oct-2018

255 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • El juego de pelota Navarra

    (Estudio histrico-literario)

    RICARDO OLLAQUINDIA

    Bajo este epgrafe, el autor ofrece una recopilacin de datos del juego de pelota en los escritores Juan Iturralde y Suit, Teodoro de Ochoa, Pascual Madoz, Luis Amorena y Blasco, Angel Mara Pascual, Florencio Idoate, Vicente Gal- bete, Jos Mara Iribarren, Ignacio Baleztena, Jos Joaqun Arazuri, Antonio Prez Goyena, Alfonso Reta, Jos M.a Ji- meno Juro, Javier Baleztena, Javier Aguirre y Santi de Anda, as como tambin una visin de este juego en los poetas Antonio Escobar, Alberto Pelairea y Jos Daz Jcome. Se ocupa, igualmente, de la pelota en las revistas literarias La Avalaochan, Arga, Pregn y Cuadernos de Etnologa y Etnografa de Navarra. Aporta notas biogrficas de los fron- tones de Roncal, San Martn de Unx, Aiz, Santesteban, Vera de Bidasoa, Tudela, Lecroz, Javier, Urdiin, Cascante, Tafa- Ila, Olazaguta, Lizarraga, Pamplona y Lecumberri. Tras una consideracin de la pelota en las fiestas populares y, concre- tamente, en los Sanfermines, se detiene en cada una de las modalidades del juego practicadas en Navarra (guante, chis- tera, remonte, pashaka, yoko-garbi, rebote y pala), en los reglamentos y el vocabulario o lenguaje del frontn.

    JUEGO DE PELOTA Y FRONTON

    S e llama actualmente frontn a la pared, instalacin o edificio construido para jugar a pelota. Y se entiende por juego de pelota la prctica de ese deporte. Pero esto no ha sido siempre as. El frontn, como palabra y como obra, es relativamente moderno. N o tiene mucho ms de cien aos.

    Como ttulo de establecimiento, apareci en 1909 el Frontn Euskal- Jai, levantado sobre las ruinas de los juegos de pelota del Convento de Agustinos. Un ao antes se construy el Frontn Lapoya en el barrio de la Estacin. En las reseas deportivas de prensa comenz a salir a finales

  • RICARDO OLLAQUINDIA

    del siglo pasado. Un gacetillero de El Eco de Navarra, con el seudnimo de Mediapala, escriba el 1 de julio de 1896: El domingo ltimo, por causa de los andarines que corran en la plaza del Castillo, llegu tarde al frontn y no pude presenciar el primer partido ... Se refera al Juego Nuevo.

    Como voz gemela, quiz naciera antes rebote. Se llamaba Juego de rebote y Rebote de la Taconera al que hubo en el Saln Viejo de la Taconera de 1868 a 1877. Y plaza de rebote al Juego Nuevo de la Casa de Misericordia en su ltima poca. Despus rebote pas a denominar ms comnmente la pared trasera del frontn.

    El juego de pelota, en cambio, es multisecular y, como vocablo, bivalente. Se usaba desde hace siglos para designar tanto la accin ldica citada como el lugar donde se ejercitaba. Los sitios eran diversos: la plaza del pueblo, una calle ciudadana, el claustro conventual, un corredor de palacio, una era, un llano ...

    En un documento de 1571, referente al Palacio de Olite, se lee: Corredor del Juego de la Pelota: arreglar suelos y tablados. Otro de 1581, sobre sucesos de Sangesa, dice: Estando el Vizconde (de Zolina) en camisa, jugando a la pelota en una calle (en la Ra Mayor), lleg a l un muchacho y le dixo que la Vizcondesa se mora y se fuese a verla. En los Sanfermines de 1859 se celebraron partidos de pelota en la Plaza de la Constitucin, actual Plaza del Castillo. En 1868 se inaugur el Juego Pblico de Pamplona~ en el llamado Saln Viejo de la Taconera~.

    El juego comn entonces, que todava se practica en algunas localidades de la Montaa, era el de pelota a largo, a mano, a pala o a guante, colocndose los jugadores frente a frente con una cuerda en medio, como en los partidos de tenis. Por esto a veces se llamaba juego de pelota de cuerda o de sobrecuerda; y de ah viene el dicho jugarse las cuerdas, aludiendo a las cuerdas que haba que alquilar y poner en el terreno de juego. Posteriormente apareci la modalidad del juego a ble o contra un muro, provocando la existencia y la denominacin del frontn.

    Los frontones, vistos desde otro ngulo, se prestan a otras considera- ciones. Tomados como datos estadsticos, sirven para dar idea de la situacin del juego de pelota en distintas regiones, mostrando las posibili- dades de la prctica y los logros de este deporte concreto.

    En una reciente y prestigiosa obra (El gran libro de la pelota por Luis Bombn Fernndez y Rodolfo Bozas-Urrutia; Madrid, 1976) figura una relacin de frontones existentes en las provincias espaolas. Pues bien, si

  • EL JUEGO DE PELOTA EN NAVARRA

    colocamos las provincias por orden de nmero de frontones que tienen, sale esta clasificacin:

    1 Navarra 302 frontones 2 Zaragoza 155 >> 3 Valencia 144 >> 4 Logroo 119 >> 5 Guipzcoa 108 >> 6 Soria 101 >> 7 Guadalajara 96 >> 8 Alava 84 >> 9 Salamanca 7 0 >>

    10 Vizcaya 59 >> 11 Len 5 4 >> 12 Zarnora 5 4 >> 13 Burgos 48 >> 14 Barcelona 47 >> 15 Cuenca 44 >> 16 Castelln 34 >> 17 Madrid 3 4 >> 18 Avila 3 3 >> 19 Teruel 2 6 >> 20 Valladolid 2 5 >> Siguen: Huesca con 2 1, Alicante con 19, Palencia con 15, Segovia con

    15, Albacete con 12, Baleares con 11, Murcia con 11, Almera con 10, Santander con 10. Y con menos de diez, Tarragona, Badajoz, Ciudad Real, Gerona, Lrida, Sevilla, Granada, Las Palmas, Cceres, Cdiz, Toledo, Mlaga, Jan, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Crdoba, La Corua, Lugo, Orense, Oviedo y Huelva, en ltimo lugar con un frontn. Algo es algo.

    Esta relacin se presta a variados comentarios. Causa extraeza que algunas provincias, como Zaragoza y Valencia, figuren en los primeros lugares, precediendo incluso a provincias pelotazales por antonomasia. Extraeza que, si se da, puede deberse a desconocimiento; ya que, en el caso concreto de Valencia, probada es la solera de una modalidad de juego de pelota, tpica de los trinquetes valencianos.

    Se constata que los frontanes existen, con mayor o menor densidad, en toda la geografa nacional. El hecho de que se hayan construido, aqu y all, supone un cierto inters y aficin, que convendra analizar y valorar.

    Interesara asimismo conocer el estado y la utilizacin actuales de las instalaciones. Si comparamos la lista precedente con los resultados de las competiciones de pelota, vemos que no existe proporcin entre la existen- cia de frontones y la cantidad y calidad de pelotaris.

    Salvo en el caso de Navarra, que se halla encabezando el recuento de frontones y la clasificacin de logros deportivos. Como argumento de postn, pueden aducirse los ttulos de los campeonatos nacionales mano- manistas ganados en los ltimos aos:

    1969: Campen Juan Ignacio Retegui (Retegui 1). 1970: Campen Juan Ignacio Retegui (Retegui 1). 197 1: Campen Julin Lajos.

  • RICARDO OUAOUINDIA

    1972: Campen Juan Ignacio Retegui (Retegui 1). 1973: Campen Juan Ignacio Retegui (Retegui 1). 1974: Campen Juan Ignacio Retegui (Retegui 1). 1975: Campen Juan Ignacio Retegui (Retegui 1). 1976: Campen Julin Lajos. 1978: Campen Juan M.a Bengoechea (Bengoechea 111). 1979: Campen Juan M.a Bengoechea (Bengoechea 111). 1980: Campen Julin Retegui (Retegui 11). 198 1: Campen Julin Retegui (Retegui 11).

    Total: de 1969, ao en que comenz la racha, a 1981, todas las boinas o chapelas de campen puestas en juego, menos la de 1977, que fue para el vizcano Gorostiza.

    A propsito de boinas campeoniles. Ya se usaban con ese fin en 1906. Un romance de F. Dez Gavio, publicado en La Avalancha de 24 de febrero 1906, deca:

    Boina vasca, boina vasca, cun bien las sienes coronas! ... Te ostentan en los frontones los hroes de la pelota!. ..

    Pero sigamos. Argumento de refuerzo puede ser la relacin de ganado- res en campeonatos mundiales de pelota:

    Esparza, campen de mano individual en 1952. Ezcurra, campen de mano parejas con Echave en 1955. Huarte, campen de pala larga con Sola en 1955. Huarte, campen de pala larga con Guruchaga en 1958. Ezponda, campen de mano parejas con Berasaluce en 1958. Bengoechea, campen de mano individual en 1958. Vergara y Alegra, campeones de mano parejas en 1962. Garralda, campen de pala corta con Llorca en 1962. Mendiluce, campen de pala corta con Unanue en 1966. Mendiluce y Egaa, campeones de pala corta en 1970. Ancizu, campen de paleta cuero con Reyzbal en 1970. Maz, campen de mano individual en 1970. Retegui, campen de mano parejas con Del Pozo en 1974. Rico, Elizalde y Martnez, campeones de mano parejas en 1978. Ancizu y Ezponda, campeones de pala corta en 1978.

    Pero el argumento bsico que demuestra la vitalidad del juego de pelota es la continua celebracin de partidos, torneos y campeonatos que mantienen en constante funcionamiento los frontones navarros. Cosa que se puede apreciar hojeando las crnicas deportivas de los peridicos.

    N o es mi intencin aqu seguir los pasos de la actividad pelotazale en el presente. Ms bien, situndome en la cota actual, prominente y despejada, pretendo echar una ojeada sobre la historia del juego de pelota en Navarra.

    Este ensayo histrico-literario es fruto de lecturas. H e entrado en las vias de los libros a racimar, a recopilar textos y datos. H e cortado racimos enteros con hojas y pmpanos. Y los ofrezco en la bandeja de esta revista de etnologa.

  • EL JUEGO'DE PELOTA EN NAVARRA

    Este trabajo quiere ser copa y trofeo. Los pelotaris navarros han hecho lo que estaba en su mano: jugar mucho y bien, ser campeones, ponerse a la altura de los mejores.

    Los escritores tambin han jugado la pelota a su manera. He aqu algunas muestras de la documentacin sobre este juego, que ha llegado a ser en nuestro pueblo mucho ms que un deporte.

    LA PELOTA EN MANO DE ESCRITORES

    Con la pelota, como tema literario, han jugado algunos de nuestros mejores escritores contemporneos, demostrando tener facultades y buen toque. Unos se presentan como especialistas en el juego a largo, llegando hasta el rebote de