sandro botticelli simbología

Download Sandro Botticelli  Simbología

Post on 06-Nov-2015

12 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista digital gratuita "Conocimiento Interior"http://revistaconocimientointerior.blogspot.com.es/Contenido de la revista:SabiduríaTao Te ChingMaat, la armonía universalKrishnamurtiSandro Botticelli y el desarrollo del alma

TRANSCRIPT

  • Conocimiento Interior

    1

  • Conocimiento Interior

    2

    http://libros-para-conocerse.webnode.es/

  • Conocimiento Interior

    3

    CONTENIDO

    4 SABIDURA

    12 MS ALL DE LOS SENTIDOS LA VISIN INTERIOR TAO TE CHING

    28 BOTTICELLI EL DESARROLLO DEL ALMA

    48 MAAT LA ARMONA UNIVERSAL

    64 EL CONOCIMIENTO DE UNO MISMO KRISHNAMURTI

    74 UN CUENTO DE RUMI EL LORO

    http://revistaconocimientointerior.blogspot.com.es/

  • Conocimiento Interior

    4

    Un necio consciente de su necedad es por tal razn un hombre sabio,

    pero el necio que se considera sabio

    es verdaderamente merecedor de tal calificativo

    (Dhammapada)

  • Conocimiento Interior

    5

  • Conocimiento Interior

    6

    asta Scrates lleg la noticia de que el orculo de Delfos, a travs de

    su pitonisa, le haba sealado a l, un humilde filsofo que imparta sus

    enseanzas en el gora de Atenas, como el ms sabio de entre los hom-

    bres. Scrates se sorprendi. l conoca a ciudadanos atenienses con fa-

    ma de ser autnticos sabios, y se pregunt a s mismo: Qu quiere decir

    el dios ? Qu sentido ocultan estas palabras? Saba bien que no albergaba

    semejante sabidura e indudablemente el gran dios Apolo, el seor de la

    Luz, deba saberlo mejor que l.

    DELFOS

  • Conocimiento Interior

    7

    El orculo de Delfos jams haba dado un mensaje errneo, pero la interpre-

    tacin que los hombres hacan de su mensaje no siempre era la acertada. S-

    crates procuraba encontrar en su interior la respuesta a aquel enigma que le

    afectaba directamente.

    Qu sentido tiene declararme a m el ms sabio de los hombres? Para desen-

    traar el misterio se propuso hacer una prueba. Tratando de encontrar argu-

    mentos para rebatir al orculo y demostrarle que existan hombres ms sabios

    que l, se dirigi en primer lugar a la casa de un afamado poltico que pasaba

    por ser uno de los ms sabios de la ciudad de Atenas. Convers largo rato con

    l y lleg a la conclusin de que todo el mundo le crea sabio y que l mismo se

    tena por tal, sin embargo, en realidad no lo era. Despus de este descubri-

    miento Scrates se esforz por hacerle ver que de ninguna manera era lo que l

    crea ser, lo que le vali la enemistad del poltico y de sus amigos. Despus de

    este suceso Scrates reflexion y se dio cuenta de que l era ms sabio que ese

    hombre, no porque supiera ms, ya que el nivel de conocimiento de ambos era

    mediocre, pero entre los dos haba una gran diferencia: el poltico crea saber,

    aunque no saba nada y Scrates, an no sabiendo nada, crea no saber. Por es-

    ta razn lleg a la conclusin de que era un poco ms sabio que aqul hombre,

    ninguno de los dos saba, pero por lo menos, l no viva auto engaado creyen-

    do saber lo que no saba.

    De ah, Scrates fue a casa de otro que se tena por ms sabio que el ante-

    rior obteniendo el mismo resultado. As fue de puerta en puerta conversando

    con poetas, artistas, hombres de fama y prestigio, con todos aquellos que go-

    zaban de una buena reputacin en los distintos campos de la sociedad y el fruto

    que sac de sus indagaciones fue que todos aquellos que pasaban por ser los

    ms sabios, en realidad no lo eran en absoluto, sino que vivan en la ignorancia

    de su propio desconocimiento. Algunos de ellos eran muy hbiles en su arte,

    pero muy ignorantes de s mismos. Entonces comprendi el mensaje del orcu-

  • Conocimiento Interior

    8

    lo: la sabidura no consiste en saber mucho acerca de algo, sino en ser cons-

    ciente de la propia ignorancia.

    Este episodio de la vida de Scrates, el gran filsofo del siglo V a.C., viene

    recogido en la obra de su discpulo, Platn, titulada Apologa de Scrates que

    consiste en el discurso de Scrates en su propia defensa ante los jueces que le

    condenaran a muerte. Scrates dedic su vida a ayudar a otros a que descu-

    brieran su propia ignorancia y colocarse as un peldao ms alto en la escala de

    la sabidura. Recorra las calles de Atenas hablando e interrogando a los jve-

    nes y hacindoles llegar al conocimiento por s mismos, no a travs de lo que

    aprendan, sino por medio de lo que descubran en su interior. Nunca cobr por

    sus enseanzas y, se dice, que no aceptaba regalos. Viva de forma bastante

    austera con una pequea renta que tena. Se dejaba llevar por una voz interior

    que llamaba daimon que le avisaba cuando iba a actuar de forma equivoca-

    da. Scrates no dej nada escrito, no escriba. Su enseanza era oral, espont-

    nea y adaptada a cada momento, persona y situacin. Lo que sabemos de l

    mismo y de su enseanza nos ha sido legado por sus contemporneos y discpu-

    los, principalmente por Platn.

    La base de la enseanza socrtica es vlida en nuestra poca; constituye uno

    de esos escasos ejemplos en la historia de la humanidad que trascienden la

    temporalidad porque conectan con lo eterno. El ms preciado tesoro es cono-

    cerse a s mismo, descubrir la autntica identidad que duerme en el interior de

    cada ser humano y abandonar creencias, prejuicios y conceptos que nos hacen

    creer ser lo que no somos. Este descubrimiento es personal. No se aprende ni

    se adquiere aplicando tcnicas, sino mediante el desarrollo de la capacidad de

    introspeccin que conduce al auto-descubrimiento.

    Cada persona viene a este mundo con esa capacidad y la posibilidad de des-

    arrollarla. Segn el Taosmo, la energa del Tao, de donde todo procede, se en-

  • Conocimiento Interior

    9

    cuentra en cada criatura. La acomodacin de cada ser vivo al Tao lo llaman

    Te o virtud. Esta energa interna, que puede ser descubierta y vivida, lleva

    en s misma la sabidura del retorno al Tao y el desarrollo de todas sus capaci-

    dades. En Occidente, Platn mantuvo que conocer no es adquirir un nuevo

    conocimiento, sino recordar aquello que profundamente ya somos y ya sabemos

    pero que duerme oculto en nuestro interior. Se estaba refiriendo al conoci-

    miento del alma que sta olvid cuando qued limitada por el cuerpo fsico. A

    esto lo llam reminiscencia (en griego anamnisis). Su maestro, Scrates,

    hablaba de dos tipos de conocimiento: el de los sentidos y el del alma. El pri-

    mero limitado y defectuoso, construido en base a las impresiones y datos que

    los sentidos fsicos nos proporcionan y que son procesados por el cerebro para

    construir "la realidad". El segundo, ilimitado y profundo, no sometido a los sen-

    tidos ni a la lgica, trasciende el conocimiento intelectual ampliando y enri-

    queciendo nuestro mundo; es el campo de accin de la intuicin. Este tipo de

    conocimiento florece y se desarrolla cuando nos liberamos de los lmites sen-

    suales, fundamentalmente durante los estados meditativos y las experiencias

    surgidas de la activacin del principio consciente.

    Por su parte en Oriente, el budismo mantuvo y mantiene que cada persona

    ya es en esencia un buda y es absurdo buscar llegar a ser lo que ya se es. La

    realizacin personal consiste en rescatar la propia naturaleza bdica. Esta

    realidad esencial o mente bdica permite afrontar todo tipo de situaciones

    de un modo espontneo y eficaz.

    Estos son solamente ejemplos de una concepcin que es universal y viene a

    decirnos que no hay nada que aprender que no est dentro de nosotros. En pa-

    labras de Confucio: Lo que quiere, el sabio lo busca en s mismo; el ignorante

    en los dems. Esta es la razn por la cual todas las tradiciones espirituales

    animan a la introspeccin y han transmitido tcnicas para el conocimiento de s

    mismo como medio para alcanzar la sabidura.

  • Conocimiento Interior

    10

    Si nos planteramos en qu medida el individuo, cada uno de nosotros, bus-

    camos dentro lo que nos falta, o pensamos que nos falta, la conclusin sera

    decepcionante. La realidad es que la inmensa mayora de los seres humanos

    tenemos la certeza de que nuestras carencias solamente pueden ser satisfechas

    mediante cambios externos. Y esperamos ansiosamente que eso que llamamos

    mundo exterior nos d la solucin a nuestros problemas materiales, profesio-

    nales, familiares, sociales e incluso emocionales. Este es el grave error del

    hombre moderno. Le falta confianza en su propio poder. De tanto repetirnos

    que la felicidad es el resultado de la acumulacin de bienes de consumo; a

    fuerza de insistirnos en que el progreso de todo tipo se basa en el constante es-

    fuerzo por conseguir lo que no tenemos, hemos llegado a creer que lo que vi-

    vimos no depende de lo que somos y que, al contrario, lo que cada uno es de-

    pende de sus condiciones de vida. Nos hemos olvidado por completo de que to-

    do lo que nos rodea es solamente un reflejo de nuestro mundo interno. La con-

    secuencia es que se nos hemos dejado arrebatar el poder de manejar nuestra

    vida y la malgastamos derrochando cantidad ingente de energa en objetivos

    banales mientras la sensacin de insatisfaccin se afianza y se fortalece.

    Hemos renunciado al poder de transformacin que mora en nuestro interior. No

    confiamos en l. Preferimos creer que la plenitud y la felicidad son solamente

    esos fugaces instantes de placer o alegra que nos proporcionan los logros ma-

    teriales. De poco ha servido que las profundas enseanzas espirituales de todas

    las pocas nos repitan el mismo mensaje que un da se encontraba grabado en

    el