fragmento basaglia y ulloa

Download Fragmento Basaglia y Ulloa

Post on 20-Mar-2016

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Fragmento Basaglia y Ulloa

TRANSCRIPT

  • PSICOLOGIA LATINOAMERICANA Subjetividad, cultura, produccin colectiva e ideologa

    1

    Basaglia, Franco, La condena de ser loco y pobre. Alternativas al manicomio. Topia editorial,

    2008, Capital Federal, Argentina. CONCEPTOS IMPORTANTES: - Destruccin del manicomio, - Locura como producto bio-psico-social, - Enfermedad mental como racionalizacin de la locura, - Relacin de poder tcnico - paciente. Este libro es una compilacin de catorce conferencias que Franco Basaglia dio en Brasil en junio y en noviembre de 1979. Las races Basaglia comienza a trabajar sustancialmente en soledad sobre el entrecruce entre psicopatologa y fenomenologa, utilizando la psiquiatra del novecientos ms rica sobre el plano metodolgico y ms interesada en la dimensin teraputica (Binswanger, Minkowski, Strayss, Freud) y construyendo su formacin filosfica sobre la reflexin europea ms atenta a la complejidad del ser humano (Husserl, Heidegger, Merleau Ponty, Sastre). () Pero la relacin ms slida y duradera ser con Sastre, la nica persona que Basaglia considero un maestro. En los aos de madurez, la influencia de Sastre ser ulteriormente evidente y signar de manera explicita puntos clave del Trabajo de Basaglia, como la concepcin de responsabilidad del tcnico y del intelectual, la centralidad de la praxis, la crtica de la ideologa, el rechazo a la utopa, como por otra parte, el respeto a la perseverancia de cada uno en el aqu y el ahora. El dilogo entre Sastre y Basaglia relatado en la introduccin de Crmenes de la Paz da un efectivo testimonio de la cualidad de esta relacin, tambin personal que dur toda la vida. La destruccin del Hospital psiquitrico El trabajo de Basaglia en Gorizia dur casi ocho aos, y se hizo famosos a travs de dos libros: Qu es la Psiquitria? Publicado en 1967, y sobre todo L istituzione negata, publicada en 1968. Estos textos colectivos haban sido precedidos por un ensayo que representa un punto de inflexin en el pensamiento de Basaglia y constituye una piedra fundamental en el debate de la psquiatria: La destruccin del hospital psiquitrico como lugar de institucionalizacin. Este texto coloca por primera vez en la escena pblica una cuestin crucial siempre abierta en las sociedades democrticas: el manicomio como contradiccin del principio de libertad. Adems, Basaglia argumenta aqu por primera vez la propuesta de la que para l, ya en aquel momento, era la nica salida de la crisis de la psiquiatra occidental: destruir aquello que desde hace dos siglos es su soporte central, el manicomio. En este texto de hace ms de cuarenta aos, Basaglia plantea temas centrales de su trabajo. El primero trata sobre el manicomio, que para Basaglia no es slo una institucin pblica con modalidad de campo de concentracin, sino en el fondo habitad forzado y lugar de perpetua institucionalizacin. Esta clave de lectura permite hoy valorar el proceso de reduccin de

  • PSICOLOGIA LATINOAMERICANA Subjetividad, cultura, produccin colectiva e ideologa

    2

    puestos-cama psiquitricos ocurrido en muchos pases occidentales, proceso que muchas veces se ha convertido en una colosal re-institucionalizacin en lugares ms chicos, con gestin privada, la mayor parte de las veces, y con un modelo ms asistencial que sanitario, hbitat obligado y generalmente definitivo, para distintas categoras de personas, entre las cuales, enfermos mentales, que estn afuera o en los mrgenes del mundo productivo y control social. Un segundo tema crucial de aquel texto es el llamado a tomar finalmente en cuenta al hombre en su libre eleccin frente al mundo. Basaglia piensa ciertamente en el hombre de Sastre condenado a ser libre, porque no es ser sino existencia en si, condenado a hacerse, a elegirse, en lugar de a ser y est convencido de que el psiquiatra no deba nunca quitar al enfermo esta difcil libertad constitutiva del ser humano. La destruccin del manicomio se coloca aqu como necesidad, como tensin de una bsqueda que slo en Trieste podr desarrollarse y que desde el principio tiene como punto de partida cientfico y tico, el valor de la libertad de cada uno. Y el tercer tema tiene que ver con la destruccin. Por mucho tiempo, (hablando de manicomio) hemos preferido en lugar de la palabra transformacin, de una manera ms cruda, la palabra destruccin, subraya Basaglia en una conversacin en 1979. Ella logra hacer comprender nuestra aspiracin a que sea eliminado lo que no debe aparecer ms, el exterminio del hombre realizado en su trayectoria institucional. Esta palabra logra tambin hacer comprender que la psiquiatra debe quemar las naves, si no quiere continuar escondiendo la violencia con respuestas manipuladoras, debe destruir el manicomio pedazo por pedazo, de no ser as continuar a contaminar los servicios territoriales y el reflejo del manicomio seguir construyendo la imagen de la locura. Basaglia trabajar intensamente para que los principios y el cuadro jurdico de la relacin mdico-paciente sean redefinidos, pero est convencido de que la fuerza de la empresa que ha llevado adelante est en el haber abierto un proceso de transformacin en la conformacin material de esta relacin, demostrando bajo qu condiciones libertad y derechos de las persona enferma pueden estar juntos. Basaglia choca repetidamente, tambin en estas conferencias, con el pesimismo de los intelectuales que piensan que no se puede hacer nada, que se puede solamente escribir libros. A este pesimismo l le contrapone la voluntad poltica optimista de imaginar, construir, dar testimonio de nuevas posibilidades, trabajando dentro de la ideologa ya que estamos inmersos en ella y usando el poder del propio rol social, pero tratando de transformar este rol y los resultados a travs de la transformacin de la prctica, es decir del hacer y de la manera de ser. Este tema es fundamental para Basaglia. Para Basaglia, trabajar en el cambio social significa esencialmente superar las relaciones de opresin y vivir la contradiccin del vnculo con el otro, aceptar las oposiciones, dar valor positivo a los conflictos, a las crisis, a la suspensin de las creencias, al debilitamiento de los roles y de las identidades. Slo en estas situaciones de abierta contradiccin cuando el mdico acepta el cuestionamiento del enfermo, cuando el hombre acepta a la mujer con su propia subjetividad, puede nacer aquel estado de la tensin que crea una vida que no se conoce y que representa el inicio de un mundo nuevo. Primera Seccin

  • PSICOLOGIA LATINOAMERICANA Subjetividad, cultura, produccin colectiva e ideologa

    3

    Las Conferencias en San Pablo Las tcnicas psiquitricas como instrumentos de liberacin o opresin Es difcil establecer esta diferencia entre libertad o opresin. Es difcil decir si la psiquiatria por s misma es intrumento de liberacin o opresin. Tendencialmente la psiquiatria es siempre opresiva, es una manera de manifestarse el control social, pero es justamente desde este punto de vista que la cuestin se vuelve ms compleja. La historia de la psiquiatria es la historia de los psiquiatras y no la historia de los enfermos. Desde 1700, este tipo de relacin ha ligado indisolublemente el enfermo a su mdico, creando una condicin de dependencia de la cual el enfermo no ha logrado liberarse. Dira que la psiquiatra nunca fue otra cosa que una mala copia de la medicina, una copia en la cual el enfermo aparece siempre totalmente dependiente del mdico que lo atiende: lo importante es que el enfermo no se coloque nunca en una posicin crtica con el mdico. El mdico que presta asistencia en una comunidad, de hecho, debe saber que en ella estn presentes por lo menos dos clases, una que quiere dominar y la otra que no quiere dejarse dominar. Cuando un psiquiatra entra en un manicomio encuentra una sociedad bien definida: por un lado los locos pobres, por otro lado los ricos, la clase dominante que dispone de los medios para el tratamiento de los locos pobres. El psiquiatra estar siempre en una situacin de privilegio, de dominio en relacin con el enfermo. Desde un punto de vista, la psiquiatra es desde su nacimiento una tcnica altamente represiva, que el Estado siempre us para oprimir a los enfermos pobres, es decir la clases trabajadora que no produce. Cuando el enfermo pide al mdico explicaciones sobre su tratamiento, y el mdico no sabe o no quiere responder, o cuando el mdico pretende que el enfermo se quede en la cama, es evidente el carcter opresivo de la medicina. Cuando el mdico en cambio acepta el reclamo, acepta ser el polo de una dialctica, entonces la medicina y la psiquiatra se transforman en instrumentos de liberacin. Sobre su experiencia en el hospital Trieste y Gorizia Vimos que desde el momento en que dbamos respuesta a la pobreza del internado, su posicin cambiaba totalmente, dejaba de ser loco para transformarse en un hombre con el cual podamos entrar en relacin. Habamos ya comprendido que un individuo enfermo tiene como primera necesidad, no slo la cura de la enfermedad, sino muchas otras cosas: necesita una relacin humana con quien lo atiende, necesita respuestas reales para su ser, necesita dinero, una familia y todo aquello que tambin nosotros, los mdicos que lo atendemos, necesitamos. Este fue nuestro descubrimiento. El enfermo no es solamente un enfermo sino un hombre con todas sus necesidades. () Todo ello nos llev tambin a una reflexin poltica: los internados pertenecan a las clases oprimidas y el hospital era un medio de control social. En Gorizia organizamos una comunidad con el objetivo de curar y de mostrar que era posible una vida distinta. Lo sorprendente fue que muchos jvenes y mucha gente que vena a vernos, perciba que la vida dentro de la comunidad era mejor que la vida de afuera. La cuestin era

  • PSICOLOGIA LATINOAMERICANA Subjetividad, cultura, produccin colectiva e ideologa

    4

    que dentro de aquella comunidad, el egosmo que domina nuestras vidas era afrontado de otra manera: