The Hard Way to Peaceby Amitai Etzioni

Download The Hard Way to Peaceby Amitai Etzioni

Post on 23-Jan-2017

214 views

Category:

Documents

2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>The Hard Way to Peace by Amitai EtzioniReview by: Mario Ojeda GmezForo Internacional, Vol. 5, No. 4 (20) (Apr. - Jun., 1965), pp. 623-628Published by: El Colegio De MexicoStable URL: http://www.jstor.org/stable/27737206 .Accessed: 14/06/2014 19:59</p><p>Your use of the JSTOR archive indicates your acceptance of the Terms &amp; Conditions of Use, available at .http://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp</p><p> .JSTOR is a not-for-profit service that helps scholars, researchers, and students discover, use, and build upon a wide range ofcontent in a trusted digital archive. We use information technology and tools to increase productivity and facilitate new formsof scholarship. For more information about JSTOR, please contact support@jstor.org.</p><p> .</p><p>El Colegio De Mexico is collaborating with JSTOR to digitize, preserve and extend access to ForoInternacional.</p><p>http://www.jstor.org </p><p>This content downloaded from 188.72.126.41 on Sat, 14 Jun 2014 19:59:28 PMAll use subject to JSTOR Terms and Conditions</p><p>http://www.jstor.org/action/showPublisher?publisherCode=colmexhttp://www.jstor.org/stable/27737206?origin=JSTOR-pdfhttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsphttp://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp</p></li><li><p>Abr-Jun 65 Cr?tica de Libros 623 </p><p>obvio en el cap?tulo dedicado a las relaciones de Estados Unidos con el mundo subdesarrollado. El autor considera el perfeccio namiento de la "intervenci?n para el progreso" condici?n indis </p><p>pensable para el inicio de una coexistencia pac?fica. Sin embar </p><p>go al juzgar la Alianza para el Progreso no plantea el problema de los intereses del capitalismo norteamericano </p><p>en Am?rica La </p><p>tina. En esas condiciones quedan sin explicaci?n factores impor tantes que ocasionaron el fracaso de esa modalidad kennediana </p><p>de la pol?tica exterior norteamericana. </p><p>El libro es una brillante descripci?n de los incidentes m?s notables de la diplomacia en los ?ltimos a?os, es tambi?n prueba de la necesidad urgente que siente cierta juventud intelectual de terminar con la pesadilla de una guerra nuclear. Deja sin resol </p><p>ver el problema de encontrar, y tratar de solucionar, las causas, </p><p>profundas que impiden el camino hacia un mundo de paz. </p><p>Olga Pellicer de Brody^ de El Colegio de M?xico </p><p>Amitai ETZIONI, The Hard Way to Peace, New York, The Crowell Collier Publishing Company, 1962. 280 p?ginas. </p><p>El libro de Amitai Etzioni tiene el prop?sito fundamental de ofrecer una nueva estrategia a la pol?tica exterior de los Es </p><p>tados Unidos que, sin sacrificar los intereses nacionales b?sicos, </p><p>conduzca al establecimiento de la paz internacional. Esta obra </p><p>va m?s all?, pues contiene, a guisa de introducci?n, un balance </p><p>cr?tico de las distintas estrategias utilizadas por los Estados Uni dos en su conflicto con el mundo socialista, as? como de los </p><p>varios proyectos de desarme presentados hasta ahora. El libro,, </p><p>cuyo autor es profesor de la Universidad de Columbia, presenta este doble valor. </p><p>Etzioni empieza por el relato de un incidente acaecido en </p><p>1956, cuando un piloto norteamericano, en un vuelo de prueba, fue v?ctima de sus propios disparos. Siendo m?s r?pida la velo </p><p>cidad de su nave que la de los proyectiles por ?l disparados, re </p><p>sult? alcanzado por ?stos a los pocos segundos de haber hecho </p><p>fuego, al alterar el curso original de su aeroplano. El autor si* </p><p>vale de este hecho para ilustrarnos en torno al dilema en que se ve envuelta la humanidad desde la aparici?n de las armas </p><p>nucleares: "Nosotros [la humanidad] estamos al parecer expues tos al siguiente problema: adheridos </p><p>a unas armas que se supo ne est?n construidas para protegernos, nos hemos convertido </p><p>en </p><p>el blanco de ellas" (p?gina 11). </p><p>This content downloaded from 188.72.126.41 on Sat, 14 Jun 2014 19:59:28 PMAll use subject to JSTOR Terms and Conditions</p><p>http://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp</p></li><li><p>?24 Cr?tica de Libros FI WA </p><p>?Cu?l es la soluci?n para este dilema? "Mejor comunista que muerto", reza el slogan de los neopacifistas norteamericanos. </p><p>"Dadme libertad o dadme muerte", claman los nacionalistas exal </p><p>tados. Pero entre estos dos extremos ?nos dice el autor? cabe </p><p>un justo medio que puede servir para reducir la tensi?n inter </p><p>nacional: "Ni muerto ni comunista". Este es el requisito m?nimo </p><p>que, seg?n Etzioni, debe satisfacer una estrategia para los Esta </p><p>dos Unidos. Las tres estrategias sucesivamente utilizadas por los Estados </p><p>Unidos en la guerra fr?a adolecen, en la opini?n de Etzioni, de un sentido unilateral del inter?s. Ninguna de ellas ha tenido en cuenta la necesidad de una cooperaci?n internacional para re </p><p>lajar las tensiones de la guerra fr?a. Pero aun cotejadas con el </p><p>inter?s nacional de los Estados Unidos, han presentado tambi?n grandes deficiencias. </p><p>La estrategia de "contenci?n" (Containment), del Presidente </p><p>Truman, iniciada en 1947 y cuyo principal inspirador fue Geor :ge Kennan, termin? con la guerra de Corea. Concebida para limi tar la expansi?n del comunismo, en el lugar en que ?ste surgiera, llev? a los Estados Unidos a una peligrosa pol?tica de cerco del </p><p>mundo socialista que result?, a la postre, un arma de dos filos. A m?s de militarmente inflexible y econ?micamente muy costosa, la estrategia de "contenci?n" dio al enemigo la ventaja de poder </p><p>elegir el lugar y el momento para la lucha. La guerra de Corea </p><p>mostr? estas deficiencias al conducir a un callej?n sin salida en </p><p>el cual, a lo m?s que se pudo aspirar, a costa de un gran precio ?en vidas y en dinero, fue al statu quo ante. </p><p>La segunda estrategia aplicada por los Estados Unidos naci? </p><p>justamente de la cr?tica de la anterior. Su postulado central ?ue la "represalia masiva" (massive retaliation). Su inspirador fue John Foster Dulles, Secretario de Estado durante la presidencia de Eisenhower. </p><p>Esta nueva estrategia descansaba enteramente en el monopo lio nuclear que por entonces ejerc?an los Estados Unidos. Se es </p><p>peraba que la simple existencia del poder?o nuclear norteameri cano ser?a capaz de actuar como una amenaza que "aterrara </p><p>' </p><p>al enemigo antes de que emprendiese cualquier acci?n, quien as? se ver?a en la necesidad de no iniciarla. De acuerdo con las </p><p>propias palabras de Dulles, la nueva estrategia resultaba mucho </p><p>m?s eficaz y barata que la anterior, y era moralmente superior: </p><p>permitir?a a los Estados Unidos elegir el lugar y el momento del </p><p>contragolpe, reduc?a el peso del gigantesco presupuesto militar </p><p>al permitir el desmantelamiento de las fuerzas convencionales y no dejaba pasar ninguna agresi?n sin ser debidamente castigada. </p><p>This content downloaded from 188.72.126.41 on Sat, 14 Jun 2014 19:59:28 PMAll use subject to JSTOR Terms and Conditions</p><p>http://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp</p></li><li><p>Abr-Jun 65 Cr?tica de Libros 625 </p><p>La guerra de Indochina marc? el principio del fin de esta estrategia, pues a pesar de ser, de acuerdo con la doctrina del </p><p>Massive Retaliation, un reto claro, los Estados Unidos se abs </p><p>tuvieron de lanzar un contraataque masivo o de cualquier otro </p><p>orden. La raz?n parece ser muy clara: para entonces los Esta </p><p>dos Unidos hab?an pasado ya, en la carrera armamentista, de una situaci?n de monopolio nuclear a una de simple superiori dad con respecto a la Uni?n Sovi?tica. "As?, en lugar de aterrar </p><p>?nos dice Etzioni? el Massive Retaliation result? aterrado" </p><p>(p?gina 30). El golpe de gracia al Massive Retaliation lo propin? la rebe </p><p>li?n en Hungr?a de 1956. Los Estados Unidos tampoco intervi nieron en este caso, como estaba previsto por la doctrina, y a?n se comprometieron claramente, con la Uni?n Sovi?tica, a no ha </p><p>cerlo. En ese a?o la carrera armamentista conoc?a una nueva </p><p>situaci?n de paridad nuclear. Las esperanzas puestas en el Mas </p><p>sive Retaliation se esfumaron ante esta dura prueba y as? se vio </p><p>claramente que "... el momento hab?a llegado para una nueva </p><p>administraci?n y una nueva estrategia" (p?gina 32). La tercera estrategia de los Estados Unidos ha sido la de la </p><p>"disuasi?n m?ltiple" (Multideterrence). Esta estrategia, inspira da por los expertos de la Rand Corporation </p><p>* , fue iniciada por la administraci?n del Presidente Kennedy. </p><p>La "represalia masiva" hab?a tenido el defecto -?seg?n los </p><p>expertos de la Rand?, de dejar virtualmente a merced de "una </p><p>sola jugada" la soluci?n de conflictos de muy diversa categor?a. Por ejemplo, lig? peligrosamente el inter?s b?sico de los Estados Unidos ?la defensa territorial?, con la protecci?n de intereses </p><p>que, si eran importantes dentro del marco general de la guerra </p><p>fr?a, resultaban secundarios frente a las necesidades de la segu ridad nacional. </p><p>Esta es la raz?n por la cual el Multideterrence fue concebido </p><p>como una escala gradual de contestaci?n para no obligar a los </p><p>Estados Unidos a fincar la soluci?n de los conflictos menores en </p><p>la amenaza de la guerra nuclear total. Para llevar esta estrate </p><p>gia a la pr?ctica, los Estados Unidos deb?an convertirse en una </p><p>potencia militar m?ltiple, capaz de contrarrestar las acciones dei </p><p>enemigo en el nivel en que se presentaran: capacidad de guerra nuclear total y parcial, de guerra limitada (con armas conven </p><p>cionales) , de antiguerrilla, etc., o sea, deb?a crearse un sistema </p><p>* La Rand Corporation es una instituci?n dedicada a la investigaci?n en </p><p>materia de estrategia pol?tica y militar. Tiene car?cter privado, pero cuenta </p><p>con subsidio de la Fuerza A?rea de los Estados Unidos. </p><p>This content downloaded from 188.72.126.41 on Sat, 14 Jun 2014 19:59:28 PMAll use subject to JSTOR Terms and Conditions</p><p>http://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp</p></li><li><p>626 Cr?tica de Libros FI V-4 </p><p>de detonadores graduales que no dejara a merced de una sola </p><p>posibilidad la soluci?n de conflictos de orden diverso y estos de tonadores ser?an una "escala" a trav?s de la cual se tendr?a que "ascender" necesariamente antes de llegar al extremo de la gue rra total. </p><p>La cr?tica que hace Etzioni a la nueva doctrina estrat?gica es muy amplia, pero insiste sobre todo en que su base sigue descansando, al igual que el Massive Retaliation, en el concepto del terror nuclear como elemento ?ltimo de represalia. Los ins </p><p>piradores de esta estrategia ?nos dice Etzioni?, parten de una </p><p>idea falsa al afirmar que las armas nucleares han conducido a </p><p>un "equilibrio del terror" entre las dos grandes potencias y que ?ste es el mejor seguro para la paz, ya que opera en forma de un acuerdo t?cito de no agresi?n. Parece ser que estos estrategas no le han dado importancia a la posibilidad de una guerra total por accidente o por simple ascenso de la escala de detonadores. Por otra parte, esta estrategia no es, como queda dicho, sino </p><p>la expresi?n de un inter?s unilateral que est?, adem?s, definido a muy corto plazo. No se ha proyectado a?n un plan de coope raci?n internacional que tienda a atacar los problemas socio econ?micos que constituyen la variable determinante ?seg?n Etzioni? de las tensiones internacionales. Por su parte, los dis </p><p>tintos proyectos que hasta ahora se han presentado para detener </p><p>la carrera armamentista, tampoco lian llegado al fondo del pro blema. </p><p>Etzioni propone un plan "graduado", que primeramente in tente reducir las tensiones internacionales, en cuanto ?stas se ori </p><p>ginan por la carrera nuclear y que posteriormente ataque el tras </p><p>fondo socio-econ?mico de esas tensiones. ". . .no habr? un mun </p><p>do de seguridad, hasta que no haya un mundo mejor. El desa rrollo econ?mico de las naciones atrasadas, la democratizaci?n universal y la federaci?n voluntaria de las naciones, son algunos de lo m?s importantes programas [que deben trazarse] a largo plazo". </p><p>?Pero c?mo iniciar el relajamiento de la tensi?n internacio nal? ?Qui?n dar? el primer paso? Y aun resolviendo estos pro blemas, ?c?mo hacerle ver al rival la sinceridad de las intencio nes? Etzioni da respuesta a estas interrogantes a trav?s de lo </p><p>que ?l llama la "graduaci?n psicol?gica" y que persigue la creaci?n de una atm?sfera de convivencia a trav?s de una serie de medidas escalonadas. </p><p>Los Estados Unidos son quienes deben dar el primer paso, simplemente porque es a ellos a quienes Etzioni dirige su mensa </p><p>je. La "graduaci?n psicol?gica" debe comenzar entonces por ini ciativa de los Estados Unidos, que dado el caso basta con que </p><p>This content downloaded from 188.72.126.41 on Sat, 14 Jun 2014 19:59:28 PMAll use subject to JSTOR Terms and Conditions</p><p>http://www.jstor.org/page/info/about/policies/terms.jsp</p></li><li><p>Abr-Jun 65 Cr?tica de Libros 627 </p><p>?sta se haga en forma de una concesi?n de car?cter simb?lico. Una declaraci?n oficial del gobierno de los Estados Unidos com </p><p>prometi?ndose a adoptar una pol?tica de acercamiento, seguida </p><p>por un cambio radical en la propaganda norteamericana en re </p><p>laci?n con la Uni?n Sovi?tica, ser?a, por ejemplo, un primer paso en la reducci?n de las tensiones. Etzioni piensa que, man </p><p>teniendo esta pol?tica durante cierto tiempo y viendo el propio gobierno norteamericano que en nada disminuir?a </p><p>con ello su </p><p>prestigio y posici?n pol?tica internacionales, se podr?a llegar al momento de otorgar concesiones menores de modo unilateral. </p><p>Por ejemplo, remover obst?culos al comercio y a los viajes de </p><p>los turistas, buscando con ello una reciprocidad sovi?tica. Si este </p><p>segundo estadio funcionara, se llegar?a a estar preparado para la </p><p>siguiente fase de la "graduaci?n psicol?gica" que consistir?a en la negociaci?n simult?nea de concesiones ya verdaderamente im </p><p>portantes, como por ejemplo el control de armamentos. Con ello </p><p>se pondr?a fin al esp?ritu de la guerra fr?a y una vez logrado este relajamiento psicol?gico, ambas potencias estar?an pr?ctica mente preparadas para </p><p>sumar sus amplios recursos t?cnicos y econ?micos y lanzar juntas un plan para intentar resolver los </p><p>problemas socio-econ?micos de base. </p><p>La tesis de Etzioni resultar?a verdaderamente ut?pica y a fin de cuentas no ser?a m?s que uno de los varios planes pacifistas de </p><p>hoy ?brillantemente expuesto y apoyado por un razonamien </p><p>to que impresiona por su consistencia?, a no ser por dos situa </p><p>ciones de hecho muy claras: una, la existencia misma de las ar </p><p>mas nucleares cuyo poder de destrucci?n nos obliga a revalorar </p><p>desde el principo las actitudes tradicionales; y otra, tan urgente como la primera desde el punto de vista de las dos grandes po tencias: la tendencia hacia la proliferaci?n de las </p><p>armas nuclea </p><p>res. La primera no necesita de explicaci?n alguna. </p><p>Etzioni nos habla en su libro, publicado en 1962, y expre sando m?s bien un deseo que la realidad de aquella ?poca, de un posible acercamiento entre los Estados Unidos y la Uni?n </p><p>Sovi?tica, debido al peligro que entra?a para ambos el ascenso </p><p>de China a la categor?a de potencia nuclear. Acontecimientos </p><p>recientes, en relaci?n con el ingreso de China al "club nuclear" </p><p>y el conflicto ideol?gico Sino-sovi?tico, que han enfriado las re laciones entre estos pa?ses, parecen confirmar las suposiciones </p><p>del </p><p>autor. </p><p>Sin embargo, Etzioni comete un error por otra parte al no </p><p>advertir que en gran medida es la proliferaci?n misma de las </p><p>armas nucleares...</p></li></ul>

Recommended

View more >