art3 niveles de prevenciÓn

Click here to load reader

Post on 24-Oct-2015

20 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • LOS NIVELES DE PREVENCION y LA REHABILlTACION DELENFERMO MENTAL

    Lic. Gerardo Casas F. *

    La historia de lo psiquiatra ha sido azarosa y llena de vicisitude's re-fleianda la forma como ha sido tratada o concebida la enfermedad mental.Resultara un tanto tedioso, para los efectos del presente trabajo, ahondar endetalles pero tampoco podemos hablar de lo psiquiatra de hoy si antes nohacemos mencin de a'lgunos aspectos histricos.

    F. CJoutier plantea que la psiquiatra tiene tres grandes perodos his-tricos: descriptivo, interpretativo y social.

    El primero abarca desde la antigedad, cuando la enfermedad mentalera considerada, como obra de los espritus, hasta la descripcin de sntomassin preocuparse del porqu de los mismos. El 'segundo perodo tuvo un, per-sonaje muy importante, Sigmund Freud, quien elabor toda una doctrina paradar una interpretacin de los sntomas. El tercer perodo vino a reconocer laimportancia de los factores socioambientales no slo en la gnesis sino tam-bin en el tratamie'nto de Ja enfermedad mental.

    Este ltimo perodo fue iniciado en 1903 cuando Cliford Beers, un em-pleado de seguros que acababa de salir de un sanatorio mental en New York,public el libro "una inteligencia que vuelve" de gran resonancia en los Es-tados Unidos y signific el inicio de una campaa que luego se extendi aEuropa. Con gran xito se celebraron varios congresos "de Higiene Mental ....creronse en diferentes partes del mundo "Ligas de Hig'iene Menta'l" y despusde la ltima guerra mundial se fund la Federacin Mundial de Ja Salud Men-tal.

    lo anterior, contribuy a que surgiera 'la Psiquiatra Comunitaria Ho-rnada tambin Psiquiatra Social o Salud Mental de la Comunidad la cual,implica la integracin de un equipo multidisciplinario que labora en un re'Ogeogrfica determinada en actividades de asistencia, prevencin, promocin ytrata menta.

    El marco de 'su trabajo, indisolublemente, debe contemplar los tres ni-veles de prevencin que abarcan desde la condicin de salud hasta los efectosde la enfermedad en la persona.NIVELES DE PREVENCIONPrimer nivl: Ms vale prevenir que curar

    Este se 'llama prevencin primaria. Es la real prevencin, trata de "con-trarrestar circunstancias y actitudes perniciosas antes de que tengo ocasin deproducir enfermedad". As, en este nivel no interesa la enfermedad per se sinola salud y todas Jas medidas deben tender a mantener la salud mental deJo persona o bien crearlas condiciones necesarias para que no enferme.

    1*) Jefe Unidad de Trabajo Social, Hospital Nacional Psiquitrico,

    17

  • Como al hombre no podemos considerarloaislodamente, es lgico su-poner que para su bienestar entran en juego fadores biolgicos, psicolgicosy sociales integrados en un todo dinmico.

    Desde el mbito biolgico, como ejemplo, son vitales la atencin obst-trica para evitar fesiones cerebro'les, una buena alimentacin dados los efectosnocivos de la desnutricin en el desarrollo motor e intelectual del nio y la es-tmUlacin psicosensorial, pues, ya se ha demostrado que si bien el nio traeuna serie de' potencialidades, stas necesitan estmulos provenientes principal-mente de Jos padres para lograr un adecuado desarrollo.

    Desde- el mbito psicolgico, podemos considerar: la sobreproteccin,las actitudes negativas hacia la sexualidad, las relaciones padres e hiios, ladesintegracin familiar y algo muy unido a ella, el alcoholismo.

    Dentro del mbito social encontramos todos los aspectos derivados dela estructura socioeconmica de un pas. Como ejemplo de fociar social, consideramos la recreacin que implica un aspecto educativo o sea orient'dr a lapersona a la verdadera recreacin como fuerte de Salud Mental y por otraparte la necesidad de infraestructura capaz de canalizar inquietudes indivi-duales y colectivas.

    Analizando ,la perspectiva educativa, el trmino recreacin es objeto deuna mala interpretacin por una gran mayora de nuestro pueblo. Algunosconsideran que recrearse es ir al ftbol y luego a una cantina o bien en tiem-pos ,de vacaciones es comn observar muchas familias cmo en sus carrosllevan una serie de implementos hogareos que prc.ticamente significa trasla-dar las rutinas al centro vacacional. Adems, ya en el lugar escogido, se comeeri exceso, se bebe licor en exceso y se gasta dinero en exceso con lo, cu-al,despus de un supue'sto perodo de vacaciones las personas regresan mscansadas y pensando generalmente en lo gastado y en las deudas p6r cumplir.

    Por otra parte, no se disfruta plenamente de la naturaleza: el mar, Japlaya, la flora y;la fauna. Todo!o contrario observamos con frecUncia "a esehmbre cansado del bullicio y de la competencia agotadora llegar di campo ala orillo del ro o del mar, dispuesto a ingerir licor en abundancia con lo cualse embo,taJa sensibilidad que podra ofrecerle un ms hondo disfrute estticode la belleza natural y con esto un poco de la paz que su mente anda bus-cando" .

    En general, no sabemos utilizar el tiempo libre y para que este no seconvierta en un periuicio para el hombre, por no saberlo emplear inteligente-mente, es de esperar que la educacin y la higiene mental ayuden a las gen-tes a hacer con claridad 'la distincin entre la c\iversi6n y la recreacin y estono es difcil con slo que nos atengamos a la etimologa de las palabras:

    Diversin: Es oque'llo que nos aparta del traboo cualquiera que seasu sentido higinico.

    Recreacin: Es una actividad en que el hombre se recrea, esto es, reha-ce las energas perdidas en la labor.

    Es necesario dest-acar que ciertas recreaciones como el buen cine, elte'otro y centros de veraneo prcticamente son para una minora de nuestropoblacin dados los, altos precios prevalecientes. Adems, no existen suficien-tes reas geogrficas, capaces de convertirse en verdaderos centros recreativos,para la mayora de nuestra juventud deseosa de canalizar sus energas Hsicase intelectuo les.

    Indudablemente, la consecucin de lo susodicho sale del poder de lostcnicos en Salud Mental y de hecho es una responsabilidad que debe asu-mir todo gobiemo interesado en el bienestar de la gente.

    18

  • Segundo nivel: Ms vale curar que rehabilitar

    Se le denomina prevencin secundaria. Ya empezamos a tomar en cuen-ta a la enfermedad y sta puede ser incipiente o de franca aparicin.

    El objetivo bsico de este nivel es tratar lo ms pronto posible. el tras-torno emocional, para evitar los efectos irreversibles de un largo padecimiento..Ase uno de los puntos principales es el di'agnstico temprano que puede, lo-grarse:

    l.-Perfeccionando los medios de diagnstico de manera que el trastornopuede identificarse a partir de los primeros indicios.

    2.-Proporcionando informacin acerca de los sntomas ms significativos.

    3.-Facilitar informacin relacionada con los lugares donde se puede reci-bir tratamiento.Por lo anterior, adquiere gran re'levancia la labor educativa e informa

    tiva que pueda rea'lizarse con maestros, profesores, grupos comunales, guardiarural, personal mdico y paramdico quienes actuaran como verdaderos mulotiplicadores del equipo psiquitrico.

    Sobre el diagnstico, podemos afirmar que suele ser ma'l recibido noslo por el enfermo sino tambin por sus familiares "como producto de preiyi~cios ancestrales que despiertan un cierto temor emocional frenl'e a la enfer-medad mental". Pero cuando la evidencia de la enfermedad se impone, la familiu y la sociedad, en mucha's ocasiones reaccionan eliminando de su senoal enfermo menta'l recluyndolo, olvidndose de l o resistindose a readmi-tirlo de nuevo una vez egresado.

    En el origen de estos prejucios ha influido} sin lugar a dudas, el ,he-cho de' que algunas enfermedades eran poco menos que incurables hasta hace pocas dcadas. Aunque en la actuaHdad esa situacin ha variado ostensi-blemente gracias a los psicofrmacos, todava observamos actitudes de recha-zo de la sociedad hacia el enfermo menta'l al que algunos consideran incura-ble y condenado a no poder llevar en el futuro una vida social y laboral nor-mal.

    Tercer nivel: Ms vale rehabilitar que cronificar

    En este nivel 'se ubica la prevencin terciaria, que implica la rehabili-tacin. Nos enfrentamos con los resultados de la enfermedad sobre una per-sona. El enfermo amerita tratamiento e incluso es hospitalizado. Viene un pe-'rado de convalescencia y en ciertos pacientes observamos que existe dificultaden alcanzar una cura total quedando defectos en la persona'lidad y aunquepermiten al individuo salr del hospital y convivir de nuevo con su fami'lia, lasociedad lo rechaza e impide que trabaje en una fbrica u oficina con perso-nas aparentemente normales o bien integrado al trabajo puede ser despedidoporque se presentan a'lgunos sntomas de enfermedad.

    En otras ocasiones la misma familia presiona al enfermo a dar un ren-dim'iento normal, y ste encerrado "entre la espada y la pared" reingresa alhospital como tabla salvadora a su situacin existencial.

    Dada la problemtica planteada, han surgido una serie de. recursos. ytcnicas para lograr una adecuada rehabilitacin de'l enfermo y as contrarres-tar el "hospitalismo" que conlleva un rompimiento de los lazos famHiares ycomunales con efectos sumamente nocivos para la personaHdad del paciente.

    19

  • la rehabilitacin se inicia desde el mismo momento del ingreso al hos-pital, cuando ya debe' prepararse a la familia para el egreso. Intrahospita'laria-mente, a de acortarse el internamiento haciendo uso no slo de los psicofr-macos y la psicoterapia sino tambin de ,la terapia ocupacional no simplementecomo un medio de pasar el tiempo, como algunos equivocadamente puedeninterpretarlo, sino como mtodo activo de tratamiento que posee una profundasignificacin psicolgica y social:

    "Es a menudo un medio en virtud del cual e'l paciente deprimido darel primer paso consciente para reconquistar la esperanza y la confianza en smismo, o que permitir al esquizofrnico expresar los sentimientos que fortale-cen su contacto con la reo Iidad. En el uso sereno y constructivo de las manospara hace'r cosas, aun los individuos ms desgraciados pueden hal'lar una ex-traa paz y a su vez esto los har ms aptos para aceptar otras formas detrata mento y para beneficiarse con ellas".

    Egresado el paciente podemos contar con recursos como los siguientes:

    HOSPITAL DIURNO:En este sistema, los pacientes vienen al hospital y trabajan en algunos

    de Jos talleres teraputicos cumpliendo un horario laboral de 7 a 3 p.m. Elbeneficio estriba en que el paciente no rompe con su familia ni la comunidady por otra parte sus ingresos al hospital disminuyen evitndose efectos delhospitalismo.

    TALLERES PROTEGIDOS:Funcionan fuera del hospital. En stos el objetivo principal sla protec-

    cin y rehabilitacin del enfermo. El paciente trabaja en una atmsfera tera-putica que lo hace sentirse seguro al dar sus primeros pasos en el trabajoo reintegrarse a l.

    Es atendido por un personal que conoce su problema y est en capa-cidad de resolver situaciones que pudieran presentarse.

    Adems, el enfermo recibe un incentivo teraputico en dinero, tomasus medicinas, recbeel beneficio teraputico del trabajo y se transforma denuevo en miembro activo de la comunidad.

    HOGARES TRANSITORIOSSon viviendas que funcionan como albergues para pacientes que care-

    cen de familiares. los enfermos pueden trabajaren los talleres del hospital obien como es lo ideal ubicarse laboralmente y utilizar las casas como un mediotransitorio mientras se estabiliza su situacin socioambiental. Tambin, los pa-cientes tienen amplio autonoma organizndose internamente para las tareasde aseo, disciplina y aspectos culturales.

    El equipo psiquitrico cumple una funcin orientadora y cada quincedas se rene con todo el grupo de pacientes a fin de enfrentar problemas de'interrelacin. Adems, peridicamente se visitan las viviendas y en forma fle-xible cualquiera de sus miembros o en conjunto est atento a resolver situa-ciones individuales.CIRCULOS TERAPEUTICOS:

    En nuestro pas tenemos un crculo teraputico finnaciado y manejadopor estudiantes universitarios con asesoro del Servicio de Psiquitra comu-nitaria de nuestro hospital. En un centro ubicado fuera del hospital, se renen

    l*} Ver al finol cuadro sobre Niveles de Prevencin.

    20

  • y pueden expresarse espontneamente, organizados y dirigidos por ellos mis-mos con la cooperacin de,1 equipo que presto su auxilio siempre que ste seasolicitado.

    la funcin del crculo teraputico, lIamad.o tambin Club Social Tera-putico, es la de prevenir 01 paciente de la alineacin social, alejarse progre-vamente de la sociedad y sumergirse en su mundo interior, el del autismo\ atravs de su vinculacin con actividades sociales que lograrn su resocializacino incorporacin adecuada a su medio.

    la directiva del crculo discute el plan de tareas de cada mes y decidecul miembro del equipo ser invifado a participar en alguna de sus acti-vidades de psicoterapia de grupo, charlas psicoteraputicas, cine debate, psi-coterapia pictrica, excursiones, conciertos, pequeas fiestas, etc. No interfieresus responsabilidades laborales o familiares y estos ltimos en ciertas oca-siones pueden participar en algunas actividades.

    Hemos hecho un recorrido enfocando algunos aspectos bsicos de lapsiquiatra de hoy, sobre todo en su orientacin psicosocial, que contemplacambios bsicos no s610 nivel de la comunidad y del equipo sino tambin enla organizacin hospitalaria y en la mentalidad del personol hospitalario.

    CUADRO NiVELES DE PREVENCION.-

    GRADIENTES DE SALUD EN EL PROCESO SALUD ENFERMEDAD1 iii

    SALUD 1 ENFERMEDAD RESULTADOS[1 I! !I I1 I

    Conva lescencia1 ~Optima 1 Disminuida Incipiente Franca1 .1 1 Estado crnico! 11 I

    -

    PREVENCION

    -

    PRIMARIA SECUNDARIA TERCIARIA

    Fomento Proteccin Dx. y tratamientode 'la especfica RehabilitacinSalud temprano

    fUENTE: Boletn Oficina Sanitaria Panamericana - Vol. LXXXVI - Enero 1974

    BIBLlOGRAFIA

    1,-BECERRA, Mercedes. Elementos bsicos del Trabajo Social Psiquitrico. Editorial ECRO, Argen-tina 1970.

    2,-CLOUTIER F. La Salud Mental. Ediciones Iberoamercanas S. A. Madrid, Espaa, 1970,3.-CORDOBA CASTRO, Armando y otras. Teora y Prctica de la Psiquiatra Social. Editorial Cien-

    tfico-Tcnica, La Habana, 1976,4.-CORONADO Mariano L. El conocimiento propio y la Salud Menta!. Editorial Orin. Mxico, 1968.S,-MARTI, Tusquets Jos Luis, Psiquiatra Social. Editorial Herdes, Barcelona, 1976,

    21