ley de conciliacion y arbitraje - … de conciliacion y arbitraje... · ley de conciliaciÓn y...

of 108 /108
LEY DE CONCILIACION Y ARBITRAJE LEY N°708 DEL 25 DE JUNIO DE 2015 El Alto, Bolivia

Author: vannguyet

Post on 18-Sep-2018

236 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • LEY DE CONCILIACION Y ARBITRAJELEY N708 DEL 25 DE JUNIO DE 2015

    El Alto, Bolivia

  • 1

    Ley de Conciliacin y Arbitraje

    LEY DE CONCILIACINY ARBITRAJE

    LEY N708 DEL 25 DE JUNIO DE 2015

  • LEY DE CONCILIACIN Y ARBITRAJE PROCURADURA GENERAL DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA

    Dr. Hctor Arce ZaconetaProcurador General del Estado

    Dra. Carmia LlorentiSubprocuradora de Defensa y Representacin Legal del Estado

    Dr. Lucio MarcaSubprocurador de Evaluacin, Seguimiento y Formacin de las Unidades Jurdicas de la Administracin Pblica

    Dra. Mara del Rosario MendizabalSubprocuradora de Asesoramiento, Investigacin y Produccin Normativa

    Diseo y Elaboracin:Unidad de Comunicacin2016

    FOTO PORTADA: Firma de la Ley de Conciliacin y Arbitraje, 25 de junio de 2015, Palacio de Gobierno

    Distribucin gratuita

    EL ALTO, BOLIVIA

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    INTRODUCCIN

    Dr. Hctor E. Arce ZaconetaProcurador General del Estado

    La Ley de Conciliacin y Arbitraje, se constituye en una norma de alto contenido tcnico y patritico, por las caractersticas inherentes a la misma; es tcnica, en funcin a que su desarrollo obedece a reglas propias de instituciones jurdicas, como lo son la conciliacin y el arbitraje, que demandan particularidades propias de los medios alternativos de solucin de controversias; y es patritica, porque debe la conviccin perene de un Estado fuerte y soberano, que defiende sus intereses frente a terceros y que al mismo tiempo garantiza, ampliamente, la inversin de los privados, en condiciones de igualdad, respetando sus derechos y al mismo tiempo los suyos.

    Por ello, no debe olvidarse que una de las funciones esenciales de nuestro Estado de Derecho, es la de garantizar la tutela de los derechos e intereses legtimos de los ciudadanos, coincidente con ello, dentro del derecho pblico y el derecho procesal, se establecen distintos mecanismos de resolucin de conflictos, que se aplican a casos concretos, para resolver la controversia jurdica de fondo planteada por las partes. Sin embargo, el aumento progresivo de litigios en los ltimos aos, ha agudizado el endmico retraso jurisdiccional, suscitndose procesos lentos y onerosos para el Estado y las partes litigantes, es as, que los medios alternativos de resolucin de conflictos se han convertido en un tema que apunta a una visin novedosa y distinta de la tradicional atencin de litigios que se suceden exclusivamente por medio del proceso judicial.

    Tanto la conciliacin como el arbitraje, se presentan frente a nosotros, como un mecanismo alternativo a la sede judicial, ambos se desenvuelven en virtud de un conflicto de intereses calificado por la pretensin de uno de los interesados y por la resistencia de otro1, esta caracterstica que le es comn tambin al proceso judicial, se complementa con la propia naturaleza del conflicto, este debe ser jurdicamente trascendente, es

    1. Ovalle Favela, J. Teora general del Proceso. 4 Edicin., Mxico, Oxford Universtity Press, 1998.

    3

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    decir, susceptible de solucin mediante la aplicacin del derecho2.

    La nocin de medios alternativos de resolucin de conflictos rescata la idea de que, son las partes las dueas de su propio problema, y que por tanto, ellas son quienes deben decidir la forma de resolverlo, por lo que pueden optar por un catlogo amplio de posibilidades, en las que el proceso judicial es uno ms, pero ni el nico ni el ms recomendable3. Queda claro que no se trata de una renuncia alimperio de la administracin formal de la justicia, sino de la existencia de formas alternativas para conseguirla4, a partir de los mandatos constitucionales del vivir bien y de una justicia de paz.

    Basados en la autonoma de voluntad tanto la conciliacin como el arbitraje, son mecanismos amplios e idneos para buscar el desarrollo armnico de toda sociedad y al ser pactado por las partes, se convierte una va mucho ms expedita que la va jurisdiccional. Estos mecanismos han ganado amplio terreno en el Derecho Internacional Privado convirtindose as en un mecanismo de solucin de controversias que trascienden el marco de actuar de las naciones, lo cual merece ser tomado en cuenta en la legislacin interna del pas.

    As se presenta la Ley de Conciliacin y Arbitraje, que materialmente est estructurada en cuatro Ttulos dedicados a: las Disposiciones Comunes; la Conciliacin; el Arbitraje; y los Regmenes Especiales, todo ello en 135 artculos.

    Finalmente, vale la pena hacer notar que esta ley es promulgada en Bolivia en un momento histrico importante. Bolivia ha vivido los ltimos diez aos un proceso de cambios y transformaciones polticas, econmicas y sociales que han marcado en definitiva otro rumbo para

    2. Alcala-Zamora, N. Proceso, autocomposicin y autodefensa. Editorial Labor, pgina 18.

    3. Lorca Navarrete, A. Algunas aportaciones sobre la nueva concepcin de la naturaleza del arbitraje. Edit. Adrus. Pgina 22.

    4. Vscovi, E. Teora General del Proceso. Editorial Abaco, pgina 366. Digamos que, en general, se busca no sustituir la va jurisdiccional sino, como decimos, encontrar una forma alternativa que per-mita suprimir, o resolver pacficamente, una gran cantidad de disputas, impidiendo que lleguen a la va judicial.

    4

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    la vida nacional, la estabilidad, el crecimiento, el que por primera vez en nuestra historia tengamos la posibilidad de planificar objetivamente nuestro futuro, son las constantes de esta dcada de oro como la calificara el Vicepresidente lvaro Garca Linera. Sin duda alguna un proceso de cambio debera abarcar tambin la superestructura legal de la nacin boliviana y as ocurri.

    El extraordinario despliegue econmico que vivi Bolivia los ltimos aos, se bas fundamentalmente en la Nacionalizacin de los Hidrocarburos y la recuperacin de las empresas del Estado. Nuestro pas sin duda fue el Estado de la regin que ms nacionalizaciones efectu, que ms beneficios econmicos obtuvo como sociedad organizada de la nacionalizacin, empero tambin se constituy en una referencia de respeto al orden jurdico internacional en materia de inversiones, lo que nos lleva afirmar que somos a la fecha el pas que menos conflictos legales enfrenta. Esta situacin se ha traducido en el hecho de que la inversin nacional y extranjera se mantenga y se incremente en Bolivia.

    En la presente coyuntura, cuando la era de las grandes nacionalizaciones justificadas social y econmicamente han concluido y el modelo de Estado se ha consolidado, se han aprobado en el pas tres leyes fundamentales para beneficio y desarrollo de an una mayor inversin nacional y extranjera en el pas, nos referimos a la Ley de Empresas Pblicas, que deslinda la participacin del Estado en la actividad econmica, garantizando adems igualdad y respeto a la inversin privada; la Ley de Promocin de Inversiones, destinada a incentivar la inversin nacional y extranjera y fundamentalmente la Ley de Conciliacin y Arbitraje, que reemplazando a su antecesora la Ley 1770, se convierte en un instrumento, til, eficaz y coherente de solucin de controversias entre inversionistas y de estos con el Estado.

    RESPECTO A LAS DISPOSICIONES COMUNES

    La Ley regula, desde el universo normativo, dos medios alternativos de resolucin de controversias que pueden emerger, tanto de relaciones contractuales o extracontractuales, a su vez, asienta su eficacia normativa, alrededor de principios ordenadores, de inexcusable observancia por parte de quienes apliquen sta norma, nos referimos a los conciliadores propiamente dichos y a los Tribunales Arbitrales.

    5

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    En la nueva legislacin boliviana que se da a partir de la vigencia de la nueva Constitucin Poltica del Estado, se han introducido varios cambios importantes, entre ellos la inclusin de principios y valores rectores en las leyes fundamentales que fueron aprobadas desde el 2010. Estos principios y valores se convierten en una especie de gua de la norma jurdica a la cual pueden recurrir quienes la aplican, dentro de una nueva lgica jurdica que se pretende implantar en el pas. Una lgica que nos haga menos dependientes de una normatividad cerrada y le d a los operadores de justicia, en este caso conciliadores y rbitros, mayores facultades de aplicar la sana crtica y la orientacin natural que tiene el ser humano hacia una justicia ms efectiva.

    Los principios que emergen del Artculo 3 de la Ley, son los siguientes:

    Buena Fe. La moralizacin de los procesos y procedimientos, es un fin perseguido por todas las legislaciones como medio indispensable para la recta administracin de justicia5, en cambio la mala fe es cuestionada por la Ley, y en razn a ello se ha propuesto que: Las partes proceden de manera honesta y leal, con el nimo de llegar a un acuerdo y acceder al medio alternativo que ponga fin a la controversia.

    Celeridad. De gentica constitucional y propio del bloque de constitucionalidad, el principio de que toda persona tiene derecho a un recurso sencillo6, queda claro que ello tiene que ver con las condiciones que se ofrecen a las partes; es decir, la certeza fundamental de la solucin a su conflicto dentro de un tiempo razonable y al mismo tiempo oportuno. Como se nota de la afirmacin precedente, por certeza de la norma, se sabe que existir una decisin de fondo, pero al mismo tiempo sta debe ser emitida en tiempo oportuno, as lo ha entendido la norma bajo el siguiente criterio: Comprende el ejercicio oportuno y sin dilaciones en la solucin de controversias.

    Cultura de Paz. Uno de los hilos conductores, que la Constitucin ha marcado fundamentalmente para la solucin de controversias, es la promocin de la cultura de paz. Es la receptacin de nuestra tradicin

    5. Reimundn, R. Derecho Procesal. 1956, Tomo I, Pag. 144-146.

    6. Pacto de San Jos de Costa Rica. Artculo 25.

    6

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    histrica, que apuesta por el fomento a la avenencia, al acuerdo y al dilogo, privilegindolo frente al disenso irracional y desmedido. Prueba de esa apuesta es la materializacin normativa del principio bajo el siguiente criterio uniformalizador: Los medios alternativos de resolucin de controversias contribuyen al Vivir Bien.

    Economa. Se entiende que es la consecuencia de la mxima: obtener el mayor resultado con el mnimo de empleo de la actividad procesal7, el sentido de fondo es fundamental, con ello el trabajo del conciliador y el rbitro ser menor, pero gozar de mayor eficiencia, logrando una decisin oportuna y esencialmente enmarcada al interior de la Ley. Este criterio de actividad procesal, ha sido absorbido por la Ley en los siguientes trminos: Los procedimientos se desarrollarn evitando trmites o diligencias innecesarias, salvaguardando las garantas jurisdiccionales.

    Finalidad. El procedimiento y el proceso, ambos con sus marcadas diferencias, buscan una finalidad consustancial al mismo hecho de su existencia, cual es, la resolucin del conflicto. Esta aseveracin refleja su razn de ser, primordialmente en funcin a la utilidad que persigue la instancia procesal, criterio que normativamente se refleja en la Ley de la siguiente forma: Por el que se subordina la validez de los actos procesales en aras de la solucin de la controversia y no slo a la simple observancia de las normas o requisitos.

    Flexibilidad. Una de las caractersticas sustantivas de los medios alternativos de solucin de controversias tiene que ver con la flexibilidad de los procedimientos, el mismo hecho de que stos parten de la autonoma de la voluntad, hace que su desarrollo recoja la posibilidad de reglar la formalidad y disminuirla a lo que sea estrictamente necesario, simplificando las actuaciones, por esto la norma establece que las actuaciones sern informales, simples y adaptables a las particularidades de la controversia.

    Idoneidad. Los conciliadores y los rbitros, como condicin de ejercicio, son hombres fundamentalmente tcnicos y especializados en las

    7. Gelsi Bidart, A. El Proceso y el Tiempo. Universidad Nacional de Santa Fe, Argentina. 1970.

    7

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    particularidades propias de las relaciones econmicas y trascendentes de la patrimonialidad. Los rbitros no son impuestos, los eligen las partes y son stas que a fin de conseguir el mejor resultado, escogen dentro de una lista, dependiendo del problema, al profesional que en su criterio reconozcan como el ms idneo para la cuestin concreta, as lo entiende la Ley en los siguientes trminos: La o el conciliador y la o el rbitro, legitiman su intervencin a partir de su aptitud, conocimiento y experiencia en el desarrollo de los medios alternativos de solucin de controversias.

    Igualdad. ste es un principio de gentica constitucional, tiene que ver con el interior del proceso que se trate, con las posibilidades concretas de quienes se encuentran tramitando una causa a objeto de hacer valer sus derechos y pretensiones sin ms requisito que el de la pertinencia, es claro que toda pretensin pertinente ser promovida, y toda pretensin impertinente ser rechaza in limine. En ese sentido, es nuevamente importante recordar que dentro de la etapa de postulacin, cognicin y decisin, las partes gozan de los mismos derechos, pues en igualdad de condiciones se presentan y en igualdad de condiciones son tratadas en la fase procesal propiamente dicha, por ello la Ley ha hecho la siguiente aclaracin, respecto al citado principio: Las partes tienen igual oportunidad para hacer valer sus derechos y sus pretensiones.

    Imparcialidad. El conciliador y fundamentalmente el rbitro designado, no son rbitros de alguna de las partes, sino del arbitraje; esto significa que sin interesar quien propuso o design al rbitro o conciliador, ellos se hallan sujetos nicamente al instituto del arbitraje, a nada, ni a nadie ms, concordante a ello, la normativa dispone: La o el conciliador y la o el rbitro, deben permanecer imparciales durante el procedimiento, sin mantener relacin personal, profesional o comercial alguna con las partes, ni tener inters en el asunto objeto de controversia.

    Independencia. Los conciliadores y rbitros, slo estn sometidos a la Ley, y sus actos se encuentran condicionados a los mandatos que ella expone a fin de garantizar el desarrollo de los actos que se tramiten, esto significa que su actividad es independiente, y la base de su independencia es la Ley, es en este sentido que la norma se pronuncia respecto a dicho principio: Por el que conciliadores y rbitros tienen plena libertad y autonoma para el ejercicio de sus funciones.

    8

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    Legalidad. La legalidad no slo hace a la independencia, sino tambin a la funcin, esto implica que los actos son vlidos, siempre y cuando sean desarrollados conforme a los mandatos de la Ley. Asimismo, al ser la norma la que regula su actividad, tanto el conciliador como el rbitro, no pueden ms que hacer lo que ella dispone y fallar en los marcos de su competencia: La o el conciliador y la o el rbitro, debern actuar con arreglo a lo dispuesto a la Ley y otras normas jurdicas.

    Oralidad. La oralidad es una de las caractersticas ms relevantes de los medios alternativos de solucin de controversias en general, si pensamos por un momento en las caractersticas procesales generales, siempre llegaremos a la conclusin que no existen mtodos puros, pero en el caso de la conciliacin y el arbitraje, es el mtodo de la oralidad el que se impone, muy a pesar de algunos actos escritos necesarios; como ser la demanda arbitral, es mediante la oralidad, en que se desarrolla el proceso en sus momentos nucleares, as lo ha concebido la norma, que respecto a este principio sintetiza su criterio en los siguientes trminos: Como medio que garantiza el dilogo y la comunicacin entre las partes, generando confianza mutua.

    Voluntariedad. Todos los medios alternativos de solucin de controversias son voluntarios, esto es, la voluntad de las partes como condicin de procedibilidad de los mismos, es ms, no existe la posibilidad de imposicin, ni mucho menos de coaccin por parte de una de las partes frente a la otra a sujetarse a la conciliacin o al arbitraje; esto significa la transversal determinacin de la autonoma de la voluntad, as lo ha entendido el legislador al establecer el referido principio, en los siguientes trminos: Por el que las partes, de forma libre y de mutuo acuerdo, acceden a un medio alternativo de solucin de controversias.

    Qu implican estos principios, sustancialmente y vistos de manera organizada en su tramitacin prctica? Conlleva, pues, que tanto en la conciliacin como en el arbitraje, las partes procedan de manera honesta y leal entre s y para con el Tribunal; que la solucin a la controversia sea oportuna para la satisfaccin de intereses contrapuestos, recayendo en una finalidad sustancial, garantizar la cultura de paz, como mandato constitucional; que al interior de la controversia se eroguen los gastos absolutamente necesarios y no otros que sean ajenos a la finalidad de solucionar el conflicto; que la controversia no est sujeta a formalidades

    9

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    o requisitos, ms que los absolutamente necesarios, en aras de garantizar un debido proceso; que todo el trmite de la controversia est marcado por una amplia flexibilidad, siempre observando los casos concretos en su real dimensin; que garanticen que el conciliador o rbitro sean aptos para conocer la causa que se tramita, implicando que tengan o deban tener un alto nivel tcnico, que en el fondo es la garanta sustancial de la transparencia procesal; que los conciliadores y rbitros estn nicamente sometidos a la Constitucin y la Ley; y finalmente, que la conciliacin y el arbitraje se constituyan como medios alternativos a la solucin de controversias, adoptados voluntariamente por las partes, sin que medie ningn tipo de vicio en el consentimiento, pues su nota distintiva ser la autonoma de la voluntad.

    Pero, cul es la importancia de los principios?, tradicionalmente se crea que los principios eran meras declamaciones o a lo mucho un catlogo de buenas intenciones, en nuestro caso, como ya adelantamos, los principios marcan a fuego la conciliacin y el arbitraje, pues tanto el conciliador como el rbitro, debern maximizar su empleo priorizando la justicia y el bien comn. con la finalidad ltima de preservar la paz social.

    Materias Excluidas de la Conciliacin y del Arbitraje. Como es una norma, que permite la solucin de controversias de manera rpida y efectiva y al mismo tiempo garantiza el estatus del Estado, como un Estado Soberano, existen materias excluidas de la conciliacin y del arbitraje, es as que, la Ley agrupa en su Artculo 4: La propiedad de los recursos naturales; Los ttulos otorgados sobre reservas fiscales; Los tributos y regalas; Los contratos administrativos, salvo lo dispuesto en la presente Ley; El acceso a los servicios pblicos; Las licencias, registros y autorizaciones sobre recursos naturales en todos sus estados; Cuestiones que afecten al orden pblico; Las cuestiones sobre las que haya recado resolucin judicial firme y definitiva, salvo los aspectos derivados de su ejecucin; Las cuestiones que versen sobre el estado civil y la capacidad de las personas; Las cuestiones referidas a bienes o derechos de incapaces, sin previa autorizacin judicial; Las cuestiones concernientes a las funciones del Estado; Las cuestiones que no sean objeto de transaccin; y cualquier otra determinada por la Constitucin Poltica del Estado o la Ley.

    10

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    Adems, se contemplan exclusiones expresas en el Artculo 5, como ser: Las controversias en materia laboral y de seguridad social, por estar sometidas a disposiciones legales de orden pblico y de carcter irrenunciable a favor de los trabajadores; Los acuerdos comerciales y de integracin entre Estados, suscritos por el Estado Plurinacional de Bolivia, Los contratos de financiamiento externo que suscriba el Estado Plurinacional de Bolivia con organizaciones u organismos financieros internacionales.

    Estas exclusiones, las genricas del artculo 4 y las especificas del Artculo 5, tienen una finalidad practica fundamental, evitar que bajo el pretexto de conciliacin o arbitraje, se atente contra los recursos naturales, que por mandato constitucional son de propiedad del pueblo boliviano8; asimismo, dentro de las exclusiones expresas, queda claro, solo como ejemplo, que los derechos laborales se tramitan en la jurisdiccin ordinaria, su carcter exclusivo de proteccin hace que slo la autoridad judicial decida las controversias en materia laboral, en funcin de la irrenunciabilidad, esto es, indisponibilidad de los derechos laborales.

    Bienes, Obras y Servicios Contratados en el Extranjero. Se dice con acierto, que el Estado para conseguir sus fines, debe por fuerza, valerse de terceros, que le prestarn algn tipo de servicio, entregarn alguna obra o proveern algn bien9 , para ello y con acierto, se ha creado un rgimen contractual, distinto al civil, que le permite a la administracin contratar los mismos. Al respecto, la norma ha previsto que: Las entidades o empresas estatales puedan aplicar los institutos de la conciliacin y arbitraje, en controversias que surjan de un contrato de adquisicin de bienes, obras o provisin de servicios, con entidades o empresas extranjeras sin domicilio legal en Bolivia, en el marco de la estipulacin en el contrato correspondiente.

    Existe una condicin de ingreso, expresado en lenguaje procesal una condicin de procedibilidad, sta es la ausencia de domicilio legal de las

    8. Artculo 311.2 de la Constitucin Poltica del Estado. Los recursos naturales son de propiedad del pueblo boliviano y sern administrados por el Estado

    9. Perrino, P. La pretensin procesal administrativa como objeto del proceso contencioso administra-tivo. En Tratado de Derecho Procesal Administrativo Juan Carlos Cassagne. Tomo I, pg. 411 417.

    11

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    empresas extranjeras. Es decir, que las entidades o empresas estatales por regla, en la resolucin de conflictos y por principio de imperio, solucionan sus controversias con empresas extranjeras, en la jurisdiccin llamada por ley; sern las autoridades judiciales bolivianas las que conocen y resuelvan controversias con empresas extranjeras, siempre y cuando stas tengan domicilio en el territorio del Estado, en otras palabras, la previsin es una excepcin a la regla general. Reserva de Informacin. La informacin producida, tanto en el arbitraje como en la conciliacin, donde sea que el Estado se constituya como parte de la controversia, tiene un trato especial, condicionado a la correspondiente reserva legal, de la siguiente forma: Cuando el Estado sea parte de un procedimiento de conciliacin o de arbitraje, toda la informacin conocida y producida en dicho procedimiento, tendr carcter reservado si fuera calificada como tal por normativa vigente. Las razones en campo terico son muchas, pues son distintos los criterios que se usan a fin de justificar su adopcin, no obstante, la razn principal es que al establecer una norma particular, el carcter reservado de determinada informacin, sta no tiene otra forma de uso ms que la reservada, este privilegio se le consigna nicamente a aquella cuyo contenido goza de gran valor para el Estado.

    Confidencialidad. Barona10, a tiempo de identificar las caractersticas sustanciales de los medios alternativos de solucin de controversias, afirma, respecto a la confidencialidad, que sta permite que no se tenga conocimiento ms all de la institucin, rbitros y partes, principio que cuenta con mecanismos idneos que la salvaguarden, con la posibilidad de reclamar responsabilidad en caso de omisin de este imperativo. As pues, el Artculo 8, regula este presupuesto estableciendo que: Toda informacin conocida y producida por los particulares en un procedimiento de conciliacin o de arbitraje, es confidencial, regla comn a los procesos de conciliacin y arbitrales. Sin embargo existe una excepcin, la confidencialidad se levantar cuando: 1. Estn comprometidos los intereses del Estado, caso en el cual, la informacin ser entregada a la Procuradura General del Estado; 2. Existan indicios de comisin delictiva, caso en el cual, la informacin ser entregada

    10. Barona Vilar, S. Tratado de Arbitraje. Editorial Kipus, pag. 50.

    12

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    mediante requerimiento fiscal u orden judicial. Adems, como no poda ser de otra manera existen dos excepciones a la regla general: cuando los intereses del Estado se vean comprometidos o cuando exista la fe fundada en la posible comisin de delitos.

    Responsabilidad. Con el objeto de garantizar que el arbitraje sea efectivo ha de existir una amplia confianza pblica en la integridad y justicia del proceso, entendindose que tanto la conciliacin como el arbitraje, reposan en el principio de seguridad jurdica11. La exigencia de responsabilidad implica, desde este punto de vista, una garanta a travs de la cual las partes se aseguran que los conciliadores y rbitros desempean su funcin12 en el marco de las reglas que les son impuestas. De sta forma, a la luz de nuestra Ley, el conciliador es responsable por la inobservancia de la legalidad del contenido expresado en el Acta de Conciliacin, esto quiere decir, como todo acto de decisin, que el conciliador debe observar que el documento final de la conciliacin, se sujete a la norma. Asimismo, el rbitro es responsable por las acciones u omisiones en el ejercicio de sus funciones, por actuar desconociendo la norma y los reglamentos, u omitir las obligaciones que le estn destinadas por mandato de la Ley.

    El Artculo 14 de la Ley, permite que las personas jurdicas se constituyan en administradoras de la Conciliacin y el Arbitraje, a travs de Centros de Conciliacin, Centro de Conciliacin y Arbitraje y Centros de Arbitraje; asimismo los conciliadores y rbitros, a fin de cumplir legalmente su actividad, debern registrarse en uno de estos centros; adems de ello, se deja la permisin legal de que las instituciones pblicas administren centros de conciliacin, como hasta el momento lo ha venido haciendo el Ministerio de Justicia, extremo ratificado normativamente en el Artculo 19 de la Ley.

    11. RIEGLER, S. Arbitrators Liability, Austrian Arbitration Yearbook. 2007. Pg. 105-124.

    12. Fernandez Rozas, Jos. Tratado de Arbitraje Comercial en Amrica Latna. Pag. 580, Iustel, Madrid Espaa.

    13

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    CONCILIACIN

    Naturaleza y mbito Material. La conciliacin es el mecanismo autocompositivo por excelencia, en el que las partes por la autonoma de la voluntad, y siempre que la materia sea disponible, pueden evitar el inicio de un contradictorio judicial, por consenso en la solucin de su conflicto, alcanzada ante un tercero. Su sustantividad radica, como signo distintivo en que el tercero no decide nunca, el conflicto lo resuelven nicamente las partes.

    Asimismo, si la conciliacin es anterior al juicio y con el fin de evitarlo se la entender como preprocesal, y si la conciliacin no termina con avenencia, las partes podrn acudir posteriormente a otros mecanismos de resolucin de controversias heterocompositivos, como la jurisdiccin o el arbitraje. Por otro lado, cuando el juicio ya se ha iniciado y lo que se pretende es finalizarlo, entonces la conciliacin ser procesal, puesto que tiene lugar dentro del proceso y ante el juez competente que conoce del asunto principal. En este caso, si no prospera la conciliacin, el rgano jurisdiccional resolver como tercero imparcial el conflicto a travs de la sentencia.

    Entonces, Qu es y para qu sirve la conciliacin? Lo dicho precedentemente, encuentra eco en las disposiciones del Artculo 20 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje, pues sta prev que: La conciliacin es un medio alternativo de solucin de controversias al que las personas naturales o jurdicas, pblicas o privadas, nacionales o extranjeras, acceden libre y voluntariamente, antes o durante un proceso judicial o arbitral, con la colaboracin de una o un tercero imparcial denominado conciliador; asimismo, respecto al mbito material, el Artculo 21, establece que, Se podrn someter a conciliacin las controversias derivadas de relaciones jurdicas contractuales o extracontractuales, que puedan ser resueltas mediante la libre disposicin de derechos y no contravengan el orden pblico, esta determinacin nos lleva a entender que nicamente se sujetarn a conciliacin los derechos dispositivos o de libre disposicin, como las acreencias, deudas, o todo tipo de obligaciones patrimoniales. En otras palabras, hay una actividad desplazada por el conciliador, tendente a avenir disidencias, colaborando y ayudando a las partes,

    14

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    independientemente de cualquier influencia a que se escuchen y se pongan de acuerdo, para que con ello ambas asuman la responsabilidad y consecuencia de sus actos, todo se plasmar en un acta de conciliacin, documento trascendente que no es una mera alocucin, sino un documento vinculante. Adems, la norma ha previsto que el lugar de la conciliacin ser el que acuerden las partes, si no existiese acuerdo, alternativamente podr ser, donde se deba cumplir la obligacin; el del domicilio de la o el solicitante; el de la residencia de la o del obligado, teniendo siempre presente que la conciliacin tambin est regida por el principio de voluntariedad, las partes voluntariamente deciden sujetarse a la conciliacin, asumiendo las responsabilidades y consecuencias que dimanan de este medio alternativo de solucin de conflictos.

    A fin de conseguir la realizacin de la conciliacin, las partes, en forma conjunta o separada, podrn solicitarla ante un Centro de Conciliacin o Centro de Conciliacin y Arbitraje de su eleccin, cumplido este paso, y segn procedimiento, se proceder a invitar a las partes en forma inmediata para la audiencia de conciliacin, sin mayor trmite.

    Participacin y Representacin. Como en toda tramitacin de gentica procesal, se hace constante la posibilidad de que un tercero pueda actuar por el titular, bajo la tesis del mandato, traducida procesalmente bajo el ttulo de representacin. De esta forma la Ley de Conciliacin y Arbitraje ha establecido la posibilidad de que un tercero acte por el principal, mediante la presentacin de poder especial otorgado al efecto. En ese sentido el Artculo 25, se adhiere a las lneas planteadas por el procesalismo, en el que el tercero, con poder, acta en la conciliacin por el representado, es decir que los efectos de la representacin recaen sobre el mandante, y es a cuenta de l en que se establecen las condiciones de ejecutabilidad de la conciliacin. Acta de Conciliacin. La conciliacin concluye con el Acta c correspondiente, tal como lo establece el Artculo 31 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje. sta, no es un simple documento, sino uno trascendental, un instrumento jurdico que expresa en el fondo, el consentimiento libre y voluntario de las partes, de llegar a un acuerdo total o parcial, respecto de una controversia sobre derechos absolutamente disponibles; por ello, se dice que dentro de todos los requisitos formales que hacen a su validez y eficacia, contendr expresamente los puntos

    15

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    respecto de los cuales se hubiera llegado a solucin y los no conciliados. Un elemento de primordial importancia es el valor del Acta de Conciliacin, que ha sido recogido por el Artculo 33, el cual establece que desde su suscripcin -del Acta- es vinculante a las partes, esto implica que su exigibilidad es inmediata y su estatus tiene calidad de cosa juzgada. A pesar de lo dicho y en caso de no existir cumplimiento voluntario del Acta de Conciliacin, ser la autoridad judicial, quien por la va de ejecucin de sentencia haga cumplir lo acordado, determinacin expresa del Artculo 34 de la Ley.

    Contenidos Mnimos del Acta de Conciliacin. Habida cuenta de la condicin del Acta de Conciliacin, y los efectos que sta trae consigo, la norma en general la condiciona al cumplimiento de requisitos, que en un inicio son formales, pero que en s mismos le asignan la fuerza ejecutiva suficiente, para su cumplimiento voluntario o forzoso en sede judicial. Por otro lado, decamos que el conciliador tiene la responsabilidad de elaborar el Acta de Conciliacin conforme a la Ley y los requisitos que ella le impone, eso significa entre otras cosas que respecto a los aspectos formales debe contener: La identificacin de las partes, elemento de individualizacin de los que se encuentran en la tramitacin de la conciliacin; la relacin sucsnta y precisin de la controversia, que tiene que ver con la identificacin del caso sujeto a la autocomposicin; el acuerdo logrado por las partes con indicacin de modo, tiempo y lugar de cumplimiento de las obligaciones pactadas; en su caso, la cuanta, este elemento tiene que ver con la determinacin de la solucin, habida cuenta que siendo una forma de solucin de controversias, las consecuencias deben manifestarse de forma clara, lo contrario creara incertidumbre e inejecutabilidad de fondo; las sanciones en caso de incumplimiento, cuando corresponda, esta es una previsin de resguardo, quiere decir que, se presume la buena fe pero se prevn las posibles contingencias voluntarias, recurdese que el incumplimiento culpable es la mayor contingencia voluntaria al interior del derecho procesal; las garantas efectivas o medidas necesarias para garantizar su ejecucin, si corresponde; el lugar, fecha y hora de la conciliacin; y finalmente, la firma de la o el conciliador y de las partes, por dos razones, la primera la garanta de que la conciliacin ha sido realizada por la autoridad competente, el conciliador, y la segunda que existe el asentimiento de las partes.

    16

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    Dentro de la Teora General del Derecho se dice que, toda funcin ejercida viene acompaada de derechos, que le guarden expectativas materiales y que puedan ser exigidos; deberes, que son expectativas de exigibilidad por la funcin, es decir, se exigen a quien realiza la funcin, y finalmente responsabilidades, que son consecuencia directa de dvisin negligente de los deberes13. Este marco sustantivo se encuentra perfectamente recogido por la Ley, que bajo el sentido terico la norma ha investido a los conciliadores, en el ejercicio de sus funciones de derechos, deberes y prohibiciones, aspectos recogidos por el Artculo 37. Respecto a los derechos, diremos que tienen los de: percibir honorarios profesionales por el servicio prestado por caso, de acuerdo al arancel aprobado, excepto las y los servidores pblicos que prestan servicios en conciliacin; y a recibir capacitacin por el ente acreditador y del Centro de Conciliacin o del Centro de Conciliacin y Arbitraje, del que es miembro. Sin embargo, como toda funcin de responsabilidad, sta tiene deberes de inexcusable observancia, tales como: actuar con transparencia y conforme a los principios establecidos en la presente Ley, cuidando los intereses de las partes y sus derechos; velar por la legalidad y los contenidos mnimos del acta de conciliacin; remitir a la autoridad competente los antecedentes, cuando existan indicios de comisin delictiva; negarse a proceder en las controversias no conciliables o reidas con la Ley; realizar las diligencias necesarias para alcanzar la mejor solucin de la controversia. Asimismo, cuando la norma establece deberes, se entiende que estos condicionan la actividad de a quien estn dirigidos, frente a esto se entiende tambin que existe la posibilidad material de responsabilidad por omisin de deberes.

    ARBITRAJE

    Naturaleza. El fundamental entramado de relaciones jurdicas, la justificacin de las intervenciones de determinados sujetos, los vnculos existentes entre s, con las instituciones o con las partes, la primaca de la voluntad como criterio de conformacin de prcticamente todos los

    13. Cassagne, J. Curso de Derecho Administrativo. Tomo I, Pag. 366 y siguientes. Editorial Abeledo Perrot, 1986.

    17

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    aspectos de la institucin arbitral -nacimiento desarrollo y terminacin-, las relaciones de terceros que no son partes ni rbitros en el proceso y su vinculacin con estos, la funcin que ejercen los rbitros, la naturaleza de las obligaciones derivadas de la aceptacin del cargo, la conformacin de las reglas del procedimiento, la posible incidencia de las normas imperativas procesales, los plazos y su vinculacin al ejercicio de la funcin arbitral, la decisin arbitral y los componentes esenciales de la misma, el rgimen de las notificaciones, la posible aclaracin, complemento o correccin del laudo, la eficacia del laudo, la posibilidad de adoptar medidas cautelares, la ejecucin del laudo, etc. En suma, todos y cada uno de ellos nacen por diversas relaciones y se mantienen o desaparecen por otras, como nota constante en el arbitraje14.

    En funcin de todo esto surgen, las reiteradas preguntas: qu es esencial en el arbitraje: la voluntad de las partes, la libertad de someterse a arbitraje, sin la cual no es posible hablar de arbitraje, o la funcin de los rbitros de solucionar el litigio planteado y ofrecer al ordenamiento jurdico un cause -el proceso- para su ejercicio? Puede haber arbitraje sin convenio? Puede haber arbitraje sin proceso? Puede haber laudo con efectos de cosa juzgada sin el ejercicio de la funcin heterocompositiva de los rbitros por medio del proceso? Todas las respuestas a las cuestiones planteadas conducen a la misma solucin: no es posible llevar a cabo un arbitraje sin alguna de las piezas expuestas15. Con todo esto podremos concluir que, en el arbitraje se presentan componentes contractuales, jurisdiccionales y procesales fundamentalmente, dando como consecuencia necesaria que, el arbitraje es una categora autnoma que forma parte del todo que es la justicia, convirtindose en un cause ms de los que integran las vas de tutela jurdica de los ciudadanos16.

    Por otra parte, el arbitraje institucional ser aquel administrado por una institucin arbitral especializada, con arreglo a su propio reglamento de arbitraje, es ms, actualmente existen en nuestra realidad, instituciones

    14. Barona Vilar, S. Arbitraje en el modelo de justicia espaol del siglo XX. En Derecho Arbitral, Frank Garca Ascencios. Adrus 2013, Lima Per.

    15. Dors Prez Peix, A. La experiencia histrica del arbitraje jurdico, en cuadernos informativos de derecho histrico, publico, procesal y de la navegacin. 15 16 (1993) Pg. 3648.

    16. Barona Vilar, S. Solucin extrajudicial de conflictos. Valencia, Tirant lo Blanch, 1999.

    18

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    que durante ya varios aos han ejercido la potestad arbitral, llmese Cmara Nacional de Comercio o la Cmara de Industria y Comercio de Santa Cruz (CAINCO), as tambin existen instituciones arbitrales en el mundo entero como el Centro Internacional de Resolucin de Disputas (CIRD), que es una divisin de la Asociacin Americana de Arbitraje (AAA), o la conocida Corte Internacional de Arbitraje (CCI) que es parte de la Cmara de Comercio Internacional. Los reglamentos de estas instituciones por lo general siguen un patrn similar, pues estn formulados expresamente para procesos a cargo de la institucin de que se trate y generalmente se los aplica en virtud de una clusula compromisoria incluida en el contrato, que prev el arbitraje institucional17, por ejemplo la clusula que recomienda la CCI establece: Todas las desavenencias que deriven de este contrato o que guarden relacin con ste sern resueltas definitivamente de acuerdo con el reglamento de arbitraje de la cmara de comercio internacional.

    Por otro lado, el arbitraje Ad Hoc, tiene como caracterstica sustancial la capacidad de las partes de estructurarlo, de modo tal de que se adecue a los deseos de las partes y a los hechos de determinada controversia; si bien para que ello pueda hacerse de modo eficiente y eficaz, es necesario contar con la cooperacin de las partes y sus letrados. Asimismo, la mayor flexibilidad que ofrece el arbitraje Ad Hoc18, es el motivo por el que, en la experiencia comparada, gran cantidad de arbitrajes son desarrollados bajo esta modalidad.

    En el arbitraje, la solucin del conflicto se deja en manos de una o varias personas, a las que se les designa con el nombre de rbitros, pudiendo ser elegidas directamente por las partes o designadas por la institucin que administra el arbitraje institucional, al que se han sometido las partes.

    El rbitro, impone la solucin privada del conflicto, en virtud de un convenio suscrito por los interesados en el que acuerdan, para determinadas materias, someterse a arbitraje, de modo que aplicando el derecho o la equidad segn el pacto de las partes, el rbitro dictar, mediante un laudo, lo justo para el caso concreto. La caracterstica

    17. Toope, Stephen. Mixed International Arbritation. Grotius Publications Ltd. 1990, Pg. 204.

    18. Ver Redfern, The arbitration between the government of Kuwait and Aminoil 1985 B.Y.I.L.

    19

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    principal y definitoria del arbitraje es su naturaleza convencional, donde las partes son libres para someterse a este sistema de resolucin de controversias, pactndolo voluntariamente, cuando lo consideren ms conveniente a sus intereses particulares, en cuyo caso, sustituirn la justicia pblica por la privada. En definitiva la piedra angular del arbitraje es la voluntad de las partes, hecho fundamental que nuestra ley recoje a cabalidad.

    En el arbitraje, las partes otorgan al rbitro la potestad para resolver su litigio en el marco de las normas que ellas mismas establecen en el convenio arbitral; por tanto, el convenio arbitral fija el mbito y las condiciones para resolver el conflicto y legitima al rbitro en el ejercicio de su funcin declarativa, que concluye cuando dicta el laudo. Como el mismo no tiene potestad ejecutiva, para la ejecucin forzosa siempre existir la posibilidad de acudir a la jurisdiccin. Finalmente diremos que el proceso arbitral es de instancia nica y contra l no caben recursos.

    Arbitraje en Derecho o en Equidad. Dentro de la doctrina del derecho arbitral se dice que la primera alternativa radica en que el arbitraje sea resuelto en derecho, esto significa que el tribunal arbitral fundamentar su decisin en las leyes y normas que aplican al contrato principal que se sujeta a arbitraje; un ejemplo es aquel que deviene de las controversias relacionadas con contratos de arrendamiento en propiedad horizontal donde se aplicaran las normas del Cdigo Civil, a fin de resolver la controversia o en caso de los contratos comerciales de venta de maquinaria, se aplicar el Cdigo de Comercio y el Cdigo Civil, respectivamente.

    En contraposicin, las partes pueden acordar que la disputa se resuelva en equidad, en este tipo de arbitraje, el tribunal arbitral no aplica ni leyes ni reglamentos para resolver la disputa sino su entendimiento de lo que es justo y equitativo, a manera de ejemplo, en una disputa sobre arrendamiento de inmueble, el tribunal arbitral no tomara en cuenta el Cdigo Civil sino que estudiara los hechos del caso y la manera en la que han actuado las partes para encontrar una solucin justa. Aqu primar la sana crtica de los rbitros, en una labor constructiva de justicia y equidad.

    20

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    Nuestra regulacin normativa, ha absorbido esta posibilidad ya que ha determinado que el arbitraje podr ser desarrollado en derecho o en equidad: ser en Derecho cuando el rbitro nico o el Tribunal Arbitral resuelva la controversia aplicando estrictamente la norma jurdica pertinente al caso, para fundamentar su decisin; en cambio, ser en Equidad cuando el rbitro nico o el Tribunal Arbitral resuelve la controversia de acuerdo con su leal saber y entender, segn su sentido natural de lo justo y de acuerdo con lo correcto; no obstante el que sea arbitraje en derecho o en equidad no se deja a la discrecin, puesto que es potestad de las partes decidir que el rbitro nico o el Tribunal Arbitral, resuelva la controversia en derecho o en equidad, salvando la circunstancia que si no existiere pacto expreso respecto al tipo de arbitraje, ste se desarrollar por mandato de la Ley, en derecho.

    Oportunidad del Arbitraje. Se dice con acierto que el arbitraje puede suscitarse en dos momentos casi universalmente reconocidos, el pre-procesal y el procesal propiamente dicho, esto significa que se lo puede promover antes de iniciar un proceso en sede judicial, con lo que se salva la integracin de la Litis en jurisdiccin o puede ser propuesto al interior del proceso; es decir, en su desarrollo, a fin de evitar las consecuencias propias de la sede judicial, en el trmite principal del proceso.

    La afirmacin precedente tiene ntima relacin con la naturaleza convencional del arbitraje y ha sido recogida con toda pertinencia por el Artculo 41 de la Ley, en los siguientes trminos: El arbitraje podr iniciarse: 1. Antes de un proceso judicial, evitando el que podra promoverse; 2. Durante un proceso judicial conforme la norma procesal. Habida cuenta que el arbitraje se promueve nica y exclusivamente en funcin de derechos disponibles, las disposiciones que citamos son coherentes con su finalidad; por un lado, se evita el contradictorio ante la autoridad judicial y por el otro, se evita la definicin de la contienda al interior del proceso que se hubiere iniciado.

    Clusula Arbitral y Convenio Arbitral. El Convenio Arbitral es necesario tanto para que exista el arbitraje en su conjunto, como para que se inicie su procedimiento, su propsito es el de someter la solucin de una determinada controversia a la decisin de rbitros, sustrayendo la misma del mbito de la jurisdiccin de los tribunales ordinarios.

    21

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    El objeto del Convenio Arbitral est referido a una determinada relacin jurdica, contractual o extracontractual, que haya surgido o que pueda surgir entre las partes19, de esta forma, todas las normas arbitrales de la legislacin comparada, exigen que el acuerdo arbitral conste por escrito.

    Al respecto, la Convencin de Nueva York ha definido que al acuerdo arbitral (clusula o convenio) conste por escrito, en los siguientes trminos: La expresin acuerdo por escrito, denotar una clusula compromisoria incluida en un contrato o compromiso, firmados por las partes o contenidos en un canje de cartas o telegramas20.

    Esto nos hace concluir que el arbitraje est condicionado a un requisito de existencia formal, anterior a su promocin, la clusula o el Convenio Arbitral, al respecto, el Artculo 42 de la Ley, establece que la clusula arbitral es el acuerdo escrito establecido en un contrato, en el cual las partes se obligan a someter sus controversias, derivadas del indicado contrato, a un arbitraje; por su parte, respecto al Convenio Arbitral la norma dice que: () es el acuerdo que se instrumenta por escrito en otro documento posterior diferente al contrato, en el cual las partes se obligan a someter las controversias a arbitraje.

    Autonoma de la Clusula y Convenio Arbitral: Ya en la tradicin procesal del arbitraje, se ha sentado el principio de la separabilidad de la clusula arbitral respecto del acuerdo o contrato del cual forme parte, esto no significa otra cosa que el carcter autnomo del convenio arbitral, que se transversaliza a las legislaciones vecinas, gracias a lo dispuesto en la Ley Modelo de la Comisin de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI) o UNCITRAL, (por su siglas en ingls United Nations Commission for the Unification of International Trade Law), en el sentido de que, la clusula compromisoria que forme parte de un contrato se considerar como un acuerdo independiente de las estipulaciones del contrato21, de tal suerte que la validez del acuerdo de arbitraje no podr ser impugnado sobre la base de que el contrato principal no es vlido o que el acuerdo de arbitraje se refiere a una

    19. Referencia al Artculo 5.1 de la Ley Modelo UNCITRAL.

    20. Convenio de Nueva York, Artculo II.2.

    21. Ley Modelo de la UNCITRAL, Artculo 16.1.

    22

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    controversia an no ha surgido22.

    Nuestro modelo normativo ha adoptado la experiencia normativa comparada y respecto a la clusula arbitral como al convenio arbitral, ha determinado que, () se considerar como un acuerdo independiente y autnomo con relacin a las dems estipulaciones o clusulas del mismo.

    Excepcin de Arbitraje. Procesalmente hablando, el instituto de la excepcin es el medio de defensa por excelencia, que en casos particulares tiende a destruir la accin del contrincante en el proceso; lneas arriba se deca que la clusula y el convenio arbitral impiden el conocimiento de una futura controversia en sede judicial, pues bien, en caso que uno de los pactantes desconozca el criterio imperativo de la autonoma de la voluntad y promueva un proceso contradictorio en sede judicial, la otra parte tiene en sus manos la excepcin de arbitraje, misma que ante su proposicin, y habida cuenta la existencia de clusula o convenio arbitral, tiene una nica consecuencia, su absoluta procedencia. Se puede decir, en resumen, que la existencia de una clusula arbitral o convenio arbitral, importa la renuncia de las partes a iniciar un proceso judicial sobre controversias sometidas a arbitraje, criterio sentado con toda claridad en el Artculo 45 de la Ley, de la siguiente forma: En caso que la autoridad judicial tome conocimiento de una controversia sujeta a clusula arbitral o convenio arbitral, debe inhibirse de conocer el caso, cuando lo solicite la parte judicialmente demandada; sta es la razn sustantiva por la que el arbitraje sea un medio alternativo. Sin embargo, existe la posibilidad de renunciar al arbitraje, y a pesar de ello, esta renuncia slo, nica y exclusivamente, proceder cuando concurra la voluntad de todas las partes, de lo contrario su planteamiento es absolutamente improcedente, como se ve, la concurrencia de la voluntad de las partes sigue siendo el hilo conductor del asunto, garantizndose de sta forma el criterio principista de la autonoma de la voluntad. Etapas del Arbitraje. Como todo proceso, el arbitraje est sujeto a etapas procesales, en el presente caso se individualizan en cuatro, dentro de las cuales se encuentran: la Inicial, la de Mritos, la de Elaboracin y Emisin del Laudo Arbitral y la Recursiva:

    22. Fernndez Rozas, J. Tratado.ob. cit. Pg. 596.

    23

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    a. Etapa Inicial. Comprende desde la fecha de notificacin con la solicitud de arbitraje, al Centro de Conciliacin y Arbitraje o al Centro de Arbitraje, hasta la fecha de aceptacin de la o el rbitro nico o la constitucin del Tribunal Arbitral, o desde el da de la ltima sustitucin de los mismos.

    b. Etapa de Mritos. Comprende desde la aceptacin del rbitro nico o la constitucin del Tribunal Arbitral, hasta la fecha de celebracin de la audiencia conclusiva o la presentacin de escritos post audiencia o del ltimo actuado procesal que tenga como consecuencia el cierre de las actuaciones procesales. Salvo acuerdo de partes, la duracin mxima de la etapa de mritos ser de doscientos setenta (270) das. De manera excepcional y debidamente fundamentada, el rbitro nico o el Tribunal Arbitral, podr ampliar el plazo hasta trescientos sesenta y cinco (365) das.

    c. Etapa de Elaboracin y Emisin del Laudo Arbitral. Comprende desde la fecha de celebracin de la audiencia conclusiva o la presentacin de escritos post audiencia o del ltimo actuado procesal que tenga como consecuencia el cierre de las actuaciones procesales, hasta la fecha de notificacin a las partes con el laudo arbitral emitido por la o el rbitro nico o el Tribunal Arbitral. Salvo acuerdo entre las partes, esta etapa tendr una duracin mxima de treinta (30) das calendario, prorrogables por un plazo similar por una sola vez.

    d. Etapa Recursiva. Comprende desde la notificacin formal del laudo arbitral hasta que adquiera la calidad de cosa juzgada. Sede Arbitral. El arbitraje nacional, es el que se realiza al interior del Estado Plurinacional de Bolivia y por lgica consecuencia, est sometido nicamente a las normas bolivianas, no obstante de ello, las partes pueden acordar la celebracin de audiencias y otras diligencias fuera del territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, en virtud de la regla de voluntariedad que marca el arbitraje. Asimismo, como en todas las experiencias comparadas, las partes pueden acordar en la clusula arbitral o convenio arbitral, que el arbitraje tenga una sede distinta a la del Estado Plurinacional de Bolivia, si esto sucede el arbitraje ser considerado como arbitraje internacional, sometido a la normativa

    24

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    que acuerden las partes, siempre y cuando no vulneren la Constitucin Poltica del Estado y la Ley, este criterio se encuentra expresado en el Artculo 54 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje.

    rbitros. El rbitro resuelve una controversia en justicia, pero a diferencia del juez, acta como un particular, con el poder que le confiere un compromiso de carcter privado23.

    Al igual que los jueces, deben unir a una formacin jurdica general, un conocimiento especfico del derecho procesal, pese a la similitud de las funciones de jueces y rbitros en el contexto de equivalente jurisdiccional que entraa el arbitraje, existen diferencias que deben ser tenidas en cuenta. La ms significativa es que, a diferencia de los jueces que ejercen su profesin, con la dedicacin exclusiva, los rbitros por lo general tienen otras ocupaciones antes, durante y despus del ejercicio de la funcin arbitral.

    En este cometido, el papel del rbitro es tan relevante que se ha afirmado con razn que: el arbitraje vale lo que vale un rbitro24, y son las partes quienes al designar al rbitro en su concreta controversia determinan las concretas cualidades de honorabilidad e idoneidad que deben serle comunes, es a partir de ese momento que se produce una relacin muy estrecha con el rbitro, la cual siempre ha de estar basada en el principio de buena fe. Dicha y especial relacin, est respaldada tanto por el ordenamiento jurdico internacional, como en el nuestro, con el doble objetivo de garantizar la necesaria independencia y, sobre todo, la de establecer el marco de su eventual responsabilidad ante las partes en conflicto25. Es uno de los elementos distintivos ms caractersticos del arbitraje frente al arreglo judicial de controversias, por ello la norma ha establecido quien es el profesional que puede acceder a la calidad de rbitro, precisando un catlogo de requisitos necesarios, pero reafirmando las garantas consustanciales a esta va de arreglo de controversias, sustitutiva a la de los jueces y tribunales.

    23. Fernndez Rozas, J. Tratado.ob. cit. Pg. 507.

    24. Lalive, P. Lechoix de l`arbitre, Mlanges Jacques Robert, Libertes, Paris, 1998. Pg. 353-363.

    25. Merino Merchan, J.F. Estatuto y Responsabilidad del rbitro, Cizur Menor, 2004.

    25

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    Independientemente de los requisitos para ser rbitro y de los impedimentos, que normativamente han sido sealados por los Artculos 57 y 58 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje, existe un tem normativo que es de imposible omisin; el de la imparcialidad e independencia. De esta forma el Artculo 58 de la Ley, refiere claramente el papel fundamental de los rbitros, al expresar que estos no representarn los intereses de ninguna de las partes, ni podrn ser influenciados por ninguna institucin, autoridad, instancia o tribunal, debiendo ejercer sus funciones con absoluta imparcialidad e independencia. Es un criterio relevante, puesto que se podra llegar a creer que, al ser los rbitros designados por las partes, estos representaran los intereses de quien los ha designado, ste es un criterio en extremo incorrecto, puesto que, como lo ha referido la norma, se podra concluir que los rbitros pertenecen al arbitraje y no a las partes.

    Designacin de rbitros y Autoridad Nominadora. Es una regla universalmente vlida, la cual establece que son las partes las que determinan libremente el nmero de rbitros que resuelva la controversia, con la condicin de que se los designe en nmero impar. En consecuencia, el arbitraje se podr desarrollar con un rbitro nico o con el Tribunal Arbitral, ahora bien, como toda relacin entre seres humanos existen previsiones que allanan los posibles contratiempos, de esta forma el Artculo 64 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje, prev que las partes podrn acordar la designacin de una Autoridad Nominadora, con facultades para designar o sustituir rbitros, o resolver, si fuera el caso, recusaciones a los rbitros; prev tambin que a falta de acuerdo, el Centro de Conciliacin y Arbitraje o el Centro de Arbitraje, que corresponda, conforme a sus reglamentos, designar una Autoridad Nominadora. rbitro de Emergencia. No son pocas las ocasiones que, desde la solicitud realizada hasta el momento de designacin o nominacin de rbitros, los tiempos pueden dilatar la controversia, y, como es en el caso de los bienes perecederos, ello implica frustrar la ejecucin del futuro laudo arbitral, hecho que ha preocupado al legislador y al efecto ha instituido el denominado rbitro de emergencia, como una de las bondades que ofrece la Ley de Conciliacin y Arbitraje, una novedad normativa. Al respecto, el Artculo 67 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje, establece que: El rbitro de Emergencia se habilitar previa a la designacin de

    26

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    la o el rbitro nico o la constitucin del Tribunal Arbitral, siempre que exista acuerdo expreso entre las partes en la clusula arbitral o el convenio arbitral, a solicitud de una de las partes; la finalidad de esta habilitacin puede recaer en la necesidad de: 1. Resolver la procedencia o improcedencia de las medidas cautelares expresamente acordadas en la clusula arbitral o convenio arbitral, y solicitarlas a la autoridad pblica o privada si corresponde; 2. Solicitar a la autoridad judicial la aplicacin de medidas cautelares emergentes no acordadas por las partes en la clusula arbitral o convenio arbitral; 3. Solicitar a la autoridad judicial la aplicacin de medidas preparatorias para la demanda arbitral.

    El objetivo del rbitro de emergencia es en consecuencia, dar una respuesta oportuna a la necesidad de las partes en conflicto que, en caso contrario, veran desvanecer sus pretensiones, en consonancia con lo ya expuesto, un ejemplo manifiesto es el caso de las medidas cautelares, que tienden a proteger, fundamentalmente, la eficacia del laudo arbitral.

    La introduccin del rbitro de Emergencia se constituye pues en una innovacin de la nueva ley que busca perfeccionar la institucin del arbitraje en Bolivia, ponindose a la saga de los avances de esta institucin en el mundo de la ciencia del Derecho. Competencia y Facultades Arbitrales. La competencia es entendida hoy en da como un poder deber; es poder en razn a que slo quien lo posee puede ejercerlo, principio de identidad; y es deber porque est en la obligacin de resolver la cuestin que se pone a su conocimiento. De all se tiene que los rbitros estn condicionados a fallar conforme a derecho, as podremos afirmar que stos no pueden excusarse de resolver por obscuridad, insuficiencia o vacos legales.

    As, diremos que los rbitros no slo deciden el fondo de la cuestin, sino la forma de llevar el procedimiento, de acuerdo con el mandato que reciben, en base al acuerdo de arbitraje, que con frecuencia, incorpora por remisin un reglamento. De esta forma los rbitros tienen un amplio caudal de facultades que les permiten agilizar o impulsar el proceso arbitral, disponiendo en todo momento las medidas que sean necesarias y las diligencias necesarias para llegar a la conclusin normativa y legal que se tramita en su sede.

    27

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    La Ley ha entendido este criterio respecto a la competencia de la o el rbitro, y lo ha replicado normativamente en su Artculo 80, de la siguiente manera: I. En las controversias que se resuelvan con sujecin a la presente Ley, slo tendr competencia la o el rbitro nico o el Tribunal Arbitral correspondiente. Ningn otro tribunal o instancia podr intervenir, salvo que sea para cumplir tareas de auxilio judicial. II. La o el rbitro nico o el Tribunal Arbitral estar facultado para decidir acerca de su propia competencia, incluso sobre las excepciones relativas a la existencia o a la validez de la clusula arbitral o convenio arbitral. III. Aceptado el cargo por la o el rbitro nico o suscrita el acta de constancia de la audiencia de constitucin del Tribunal Arbitral, ste abre su competencia. IV. La competencia de la o el rbitro nico o del Tribunal Arbitral, cesar con las actuaciones arbitrales que incluyen los actos relativos a la enmienda, complementacin, aclaracin y declaracin de ejecutoria del Laudo Arbitral, sin perjuicio de lo dispuesto para el caso de la Compulsa establecida en la presente Ley.

    Excepcin de incompetencia: Al interior de todo proceso, existen cuestiones que al no ser tratadas en el fondo pueden afectar el desarrollo del mismo. Pensemos por un momento que se pretenda arbitrar beneficios sociales, como lo dijimos en su oportunidad, esto es imposible, puesto que los derechos laborales son, en esencia irrenunciables, y por lo tanto derechos indisponibles. De ello se tiene que en razn a la materia, las contingencias -como la caducidad- o efectos de observacin en el fondo como la nulidad, puedan ser opuestas por la va de la excepcin, pudiendo acarrear dos consecuencias: por un lado la prdida de la competencia, cuando se pruebe la existencia de las condiciones de procedibilidad establecidas en la norma o la ratificacin de la misma.

    De esta forma la Ley ha recogido la experiencia terica en los siguientes trminos I. La excepcin de incompetencia de la o el rbitro nico o del Tribunal Arbitral, podr fundarse en: Materia no arbitrable, la inexistencia, la nulidad, la anulabilidad o la caducidad de la clusula arbitral o convenio arbitral. II. La excepcin de incompetencia podr ser opuesta hasta el momento de presentar la contestacin de la demanda, aunque la parte excepcionista haya designado rbitro o participado en su designacin. III. La excepcin referida a un eventual exceso del mandato de la o el rbitro nico o del Tribunal Arbitral, deber oponerse dentro de los cinco (5) das siguientes al conocimiento del acto y durante las actuaciones arbitrales, concretando la controversia que supuestamente

    28

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    exceda dicho mandato. IV. La o el rbitro nico o el Tribunal Arbitral deber decidir sobre la excepcin de incompetencia, como cuestin previa y de especial pronunciamiento. V. Cuando la o el rbitro nico o el Tribunal Arbitral, declare como cuestin previa que carece de competencia, se darn por concluidas las actuaciones arbitrales debiendo devolverse la documentacin a las partes.

    Facultades y Deberes de la o el rbitro nico o del Tribunal Arbitral. Existe un signo universal de las facultades que se le otorgan al rbitro nico y al tribunal arbitral, que es la expansin de su investidura mediante la imposicin de rdenes que compelen a las partes a obedecer toda orden perentoria emanada del tribunal arbitral. Estas facultades, en la orden de expansin, tambin implican la posibilidad de solicitar a los tribunales de justicia, la emisin y consecucin de todo tipo de medidas relacionadas con el proceso arbitral; por ejemplo, a fin de, trabar las correspondientes medidas cautelares, o la produccin de prueba anticipada26, etc.

    Paralelamente a las facultades encontramos los deberes normativamente impuestos a los rbitros, se dice que los deberes pueden clasificarse en tres categoras: Las impuestas por las partes; las impuestas por imperio de la Ley y las ticas: Sern impuestas por las partes, cuando ellas convengan determinadas actividades de parte del rbitro, como la forma de diligenciamiento, la oportunidad o la observacin de un domicilio especial; sern las impuestas por la Ley, cuando sea la norma la que establezca deberes particulares, que deben ser observados por los rbitros en todo momento, bajo pena de responsabilidad; y finalmente, las ticas que en sustancia devienen del carcter intrnseco de la actividad, un ejemplo clsico es aquel por el que un rbitro acepta su designacin, sabiendo que no podr dedicarle el tiempo necesario y la atencin debida a la causa.

    De esta forma la Ley ha resumido las facultades y los deberes de los rbitros de la siguientes forma: I. Son facultades de la o el rbitro nico o del Tribunal Arbitral: 1. Impulsar el procedimiento, disponiendo de oficio las medidas que sean necesarias a tal efecto. 2. Disponer en cualquier estado del procedimiento, los medios necesarios y adecuados para conocer

    26. Similar criterio se encuentra en el Artculo 43 de la Ley Modelo de la CNUDMI.

    29

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    la veracidad de los hechos controvertidos, pudiendo a tal fin solicitar aclaraciones, informaciones complementarias y las explicaciones que estimen necesarias, respetando el derecho a la defensa de las partes. 3. Instar a la partes a conciliar en cualquier etapa del proceso hasta antes de la emisin del Laudo Arbitral; Mientras que son deberes de la o el rbitro nico o del Tribunal Arbitral: 1. Poner en conocimiento de la parte contraria todos los actos realizados por la otra parte, a fin de que sta pueda ejercer su derecho a la defensa. 2. Designar un Secretario, quien no tendr facultad de deliberacin ni decisin durante el proceso arbitral ni en el Laudo Arbitral. El Secretario tendr los antecedentes bajo su responsabilidad y coadyuvar a la o el rbitro nico o al Tribunal Arbitral, en los actuados propios del procedimiento. 3. Resolver las cuestiones accesorias que surjan en el curso del procedimiento.

    Decisiones Emitidas Durante el Arbitraje. Existen dos tipos de actos procesales generalmente aceptados por la doctrina, por un lado, las resoluciones emitidas en el transcurso del procedimiento arbitral, que resuelven cuestiones accesorias al asunto principal, como una eventual excepcin que no afecta al fondo o un incidente que procura la enmienda del procedimiento; y por otro, el clsico acto de fondo, llamado laudo, que dirime la controversia y le pone fin, ste ltimo es tambin denominado acto resolutivo o de terminacin, criterio expuesto que ha sido recogido en La Ley, en el Artculo 83. Medidas cautelares. En razn a lo expuesto respecto a las medidas cautelares, es de rigor identificar algunas caractersticas que hacen a su propia naturaleza: su instrumentalidad, ya que stas son nicamente conducentes a hacer posible la efectiva tutela del derecho; su provisionalidad, bajo el entendido que jams son definitivas, ni definitorias del derecho controvertido; su temporalidad, toda medida cautelar tiene un tiempo definido; su variabilidad, pueden ser modificadas o dejadas sin efecto; y su proporcionalidad, la medida cautelar debe ser proporcional con el derecho controvertido.

    En este entendido las medidas cautelares pueden asegurar el resultado del proceso arbitral, tambin pueden conservar la situacin de tal manera que el paso del tiempo no la modifique o finalmente puede anticipar el resultado del proceso.

    30

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    La Ley ha recogido la idea de lo cautelar de la siguiente forma: I. El rbitro nico o el Tribunal Arbitral, a solicitud de una de las partes, podr: 1. Ordenar las medidas cautelares que estime necesarias respecto del objeto de la controversia, salvo que las partes hubieran acordado la exclusin de estas medidas. 2. Mantener, modificar o dejar sin efecto, en todo o en parte, las medidas cautelares que el rbitro de Emergencia hubiera dispuesto. 3. Exigir a la parte que solicite la medida cautelar, una contracautela adecuada, a fin de asegurar la indemnizacin de daos y perjuicios en favor de la parte contraria para el caso que la pretensin se declare infundada; II. La solicitud de medidas cautelares, as como cualquier medida adoptada por la autoridad judicial, en defecto del rbitro de Emergencia, debe ser notificada de inmediato al Centro de Conciliacin y Arbitraje o al Centro de Arbitraje, si ste ha sido designado. Auxilio judicial. El poder de imperio nicamente atribuible a la autoridad judicial, hace que slo sea sta, quien coactivamente pueda obligar al cumplimiento de una obligacin, a travs de su decisin fundada, esto debe ser en trminos materiales la fundamental diferencia entre el rbitro y el juez, ambos deciden, pero slo uno puede hacer cumplir su decisin por s sola, el Juez.

    En ese contexto, nuestra norma ha previsto que es competencia de la autoridad judicial conocer y resolver los asuntos que soliciten: la o el rbitro de Emergencia, las partes, o la o el rbitro nico o el Tribunal Arbitral; con ello se marca la coincidencia de la nomenclatura terica y la nomenclatura normativa. Procedimiento Arbitral. El primer documento presentado en asiento arbitral es la solicitud de arbitraje, esta, que es una pieza procesal escrita, debe ser contenedora de una serie de requisitos descritos con pulcritud en el Artculo 86.I de la Ley; no obstante, el pargrafo II del mismo artculo, condiciona la vitalidad del inicio a que la solicitud este acompaada con la clusula arbitral o el convenio arbitral correspondiente, extremo que hace a la admisibilidad de la solicitud.

    El que mediante notificacin fuera llamado a arbitraje, tendr quince (15) das para contestar a la solicitud o interponer las excepciones establecidas en la Ley, vencido este plazo con o sin su respuesta se proceder conforme a norma a la designacin de rbitros o la constitucin del Tribunal Arbitral.

    31

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    Inicio del arbitraje. Tanto la demanda como la contestacin deben cumplir los requisitos establecidos en el Artculo 89.I de la Ley, como ser el nombre de las partes, la relacin de los hechos, la materia u objeto de la demanda y los motivos que sustenten la demanda, Posteriormente, una vez realizado el traslado que corresponde, la parte demandada tiene un plazo de treinta (30) das para contestar o reconvenir la demanda arbitral.

    Rebelda. La no contestacin o el no apersonamiento del demandado en arbitraje no implica la suspensin del mismo, por ello el rbitro o el Tribunal Arbitral vencido el plazo para la contestacin y ante la incomparecencia declarar la rebelda del demandado, lgicamente sin que esto implique la aceptacin de las alegaciones del demandante.

    Pruebas. Las pruebas tienen como principal propsito, permitirle al tribunal o rbitro nico, tomar determinaciones sobre hechos u opiniones controvertidas, y que a su vez constituirn las premisas para establecer jurdicamente las decisiones arbitrales, a objeto de resolver la controversia.

    En nuestra normativa, el principio de legalidad de la prueba, y su rgimen se mantienen inclumes; es decir que toda prueba es vlida siempre y cuando sea obtenida legalmente. Al igual que todo el rgimen probatorio en el derecho procesal, las pruebas debern ser pertinentes, conducentes y necesarias, pues es deber del rbitro o tribunal determinar la admisibilidad de las mismas, estos criterios han sido adoptados por la Ley en el texto del Artculo 94.

    Valoracin de la Prueba. Este es uno de los temas cruciales de toda la doctrina procesal, por varias razones, pero fundamentalmente porque en base a la valoracin de la prueba se determinar el derecho. Mientras la prueba sea conducente, pertinente y necesaria; es decir, sea conforme a la plenitud probatoria, la decisin del rbitro ser conforme a derecho, si por el contrario la valoracin de la prueba no recae sobre las caractersticas sustanciales del rgimen probatorio, la valoracin siempre ser deficiente y por lo tanto cuestionable.

    Por esto, es que la doctrina generalizada cree que la mejor forma de abordar la valoracin de la prueba parte de la sana crtica y la libre conviccin;

    32

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    es decir, la conjugacin de la norma, las mximas de experiencia y los principios lgicos a fin de concluir en una decisin que pretenda hallar la denominada verdad material.

    As lo ha comprendido la Ley, y ha desarrollado la valoracin de la prueba en los siguientes trminos: La o el rbitro nico o el Tribunal Arbitral, a tiempo de pronunciar el Laudo Arbitral, tendr la obligacin de considerar todas y cada una de las pruebas producidas, individualizando cuales le ayudaron a formar conviccin y cuales fueron desestimadas, de acuerdo con las reglas de la sana crtica o prudente criterio.

    Suspensin y Conclusin Extraordinaria del Arbitraje. El arbitraje puede suspenderse, de comn acuerdo, como de comn acuerdo se ingresa a l, hasta antes de dictarse el correspondiente laudo, criterio que podemos encontrar en el Artculo 100 de la Ley. Asimismo, el arbitraje podr concluir extraordinariamente: por retiro de la demanda hasta antes de la conclusin; por desistimiento de la demanda o por desistimiento de comn acuerdo; por imposibilidad o falta de necesidad para continuar las actuaciones, comprobada por el rbitro; por abandono del procedimiento arbitral; por conciliacin; transaccin; mediacin; negociacin o amigable composicin. El Laudo Arbitral. El trmino laudo hace referencia a la resolucin final dictada sobre el fondo de la controversia que decide cada uno de los puntos sometidos a consideracin del tribunal arbitral y a cualquier otra decisin del tribunal arbitral sobre su jurisdiccin o sobre cualquier otra cuestin procesal trascendental, aunque en este ltimo caso, slo se tratar de un laudo si el Tribunal Arbitral denomina de tal manera a la decisin que adopte27.

    En trminos generales la sistemtica del laudo arbitral es similar a la de una sentencia: la identificacin del bloque normativo aplicable, la descripcin de los hechos y de los principales hitos del procedimiento y, por ltimo la subsuncin de los hechos en las normas a partir del correspondiente

    27. Redfern, Hunter, Alan y Martin. Teora y Prctica del Arbitraje Comercial Internacional. La Ley, 2007. Pg. 498.

    33

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    razonamiento jurdico que expresa el juicio mental efectuado por los rbitros para alcanzar el fallo que resuelve la controversia28.

    Con razn se dir que el laudo arbitral es la resolucin que fija un rbitro o un tribunal arbitral entre dos partes en conflicto; la Ley de Conciliacin y Arbitraje establece que este documento formal, deber ser motivado y suscrito por el rbitro nico o por la mayora de los miembros del Tribunal Arbitral, aunque exista disidencia, en todo caso el rbitro disidente, tiene la obligacin de fundamentar los motivos de su decisin, al pie del Laudo Arbitral, la previsin que hace la norma al respecto es que, en ningn caso la discrecionalidad puede ser la regla de los actos del rbitro, su responsabilidad recae adems en exponer los motivos que lo hacen llegar a la determinacin de una situacin jurdica, la que fuera, el exponer sus razones le da garanta de motivacin, transversal a cualquier acto de decisin. Como es un documento formal, que dimana del rbitro nico o del Tribunal Arbitral, existen condiciones propias que hacen a su contenido, sin las cuales el laudo puede ser observable; en consecuencia, diremos que el laudo debe contener mnimamente: 1. Nombres, nacionalidad, domicilio y generales de Ley de las partes y de los rbitros; 2. Sede, lugar y fecha en que se pronuncia el Laudo Arbitral; 3. Relacin de la controversia sometida a arbitraje; 4. Individualizacin y evaluacin de las pruebas y su relacin con la controversia; 5. Fundamentacin de la decisin arbitral sea en derecho o en equidad; 6. Modo, tiempo y lugar de cumplimiento de las obligaciones o derechos exigibles; 7. Penalidades en caso de incumplimiento;

    Firmas del rbitro nico o de la mayora de los miembros del Tribunal Arbitral, incluyendo al o los disidentes, este criterio se halla expreso en el artculo 105 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje.

    Ejecutoria y Efectos. En lo que respecta a las partes, el laudo arbitral resuelve las controversias emergentes entre las mismas y lgicamente las pretensiones sometidas al arbitraje, si una de las partes iniciara una accin judicial contra la otra en relacin con el objeto del arbitraje, basndose en la misma pretensin, el tribunal judicial desestimar

    28. Reymond, C. Where is an arbitral award made?, Law Queartely Review, 1992. Pg. 1.

    34

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    la accin en razn a que las cuestiones controvertidas ya han sido resueltas con efecto de cosa juzgada29. Lo que implica que como todo acto que resuelve una controversia, debe dotarse por Ley a s mismo de su ejecutoriedad y los efectos de la misma; de esta manera el Artculo 109 de la Ley de Conciliacin y Arbitraje, establece que: El laudo Arbitral quedar ejecutoriado cuando las partes no hubieran interpuesto el recurso de nulidad en el plazo establecido en la Ley, que de acuerdo a lo establecido por el Artculo 113, es de diez das computables a partir de la fecha de notificacin con el Laudo Arbitral, o cuando haya sido declarado improcedente el que se interpuso. El Laudo Arbitral ejecutoriado tendr valor de sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada y ser de obligatorio e inexcusable cumplimiento desde la notificacin a las partes con la resolucin que as lo declare.

    Recursos. La impugnacin, que dicho sea de paso es una garanta procesal, tambin tiene presencia en el proceso arbitral, a travs de un recurso denominado nulidad de laudo arbitral, entonces diremos que contra el Laudo Arbitral, slo podr interponerse el recurso de nulidad del Laudo Arbitral, como nica va de impugnacin; no obstante, este recurso se encuentra condicionado a supuestos que dimanan de la misma ley, ya que como actividad de proponibilidad, es requisito demostrar la pertinencia del recurso, estos supuestos son: 1. Materia no arbitrable; 2. Laudo Arbitral contrario al orden pblico; 3. Cuando la parte recurrente pruebe cualquiera de las siguientes causales: a. Que exista nulidad o anulabilidad de la clusula arbitral o convenio arbitral, conforme la Ley Civil; b. Que se hubiera afectado al derecho a la defensa de una de las partes, durante el procedimiento arbitral; c. Que el Tribunal Arbitral se hubiera extralimitado manifiestamente en sus facultades en el Laudo Arbitral, con referencia a una controversia no prevista en la clusula arbitral o en el convenio arbitral; d. Que el Tribunal Arbitral se hubiera compuesto irregularmente.

    Podremos decir en consecuencia que la finalidad de la anulacin del laudo es, la de realizar un control formal de todo el arbitraje, abarcando dicho control el sometimiento de las partes a arbitraje desde la base del convenio arbitral, pasando por la designacin e integracin ex lege

    29. Redfern, Hunter, Alan, Martin, Teoria ob. Cit. Pg. 538.

    35

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    del rgano arbitral, as como la notificacin de su designacin, adems de la actuacin arbitral en los lmites y segn las nomas imperativas30. La impugnacin en va de recurso de nulidad, por un lado garantiza el derecho constitucional de impugnacin, y por el otro determina una situacin jurdica inmodificable pues esta resolucin no admite recurso posterior alguno. Ejecucin Forzosa Del Laudo Arbitral. En este punto se hace manifiesta la colaboracin necesaria y exigible de la autoridad judicial al proceso arbitral, sta intervencin en forma de colaboracin puede manifestarse de dos formas: la primera cuando se solicita a la autoridad practicar un determinado medio de prueba o promover una medida cautelar, y la segunda forma de participacin es cuando la autoridad judicial ejecuta, ante el incumplimiento, el laudo arbitral. Por lo tanto, debe tenerse en cuenta que el laudo arbitral una vez ejecutoriado adquiere la calidad de cosa juzgada, tambin, de ttulo ejecutivo, pues se le asigna el valor de sentencia, y consiguientemente le son absolutamente aplicables los preceptos destinados a la ejecucin de sentencias31.

    Al respecto, el Artculo 117, ha introducido la previsin de la ejecucin judicial, como ejecucin forzosa del laudo arbitral; a su vez, se establece que ejecutoriado el Laudo Arbitral y vencido el plazo fijado para su cumplimiento, la parte interesada podr solicitar su ejecucin forzosa ante la autoridad judicial competente, en ese mismo criterio el Artculo 118, respecto a la solicitud de ejecucin deja sentado que la parte que solicite la ejecucin de un Laudo Arbitral, acompaar a la demanda copias autenticadas del: 1. Contrato principal que contenga la clusula arbitral o convenio arbitral celebrado entre las partes; 2. Laudo Arbitral y enmiendas, complementaciones y aclaraciones; 3. Comprobante o constancias escritas de notificacin a las partes con el Laudo Arbitral.

    Laudo Arbitral Extranjero. Al interior del derecho procesal internacional, se ha entendido que en el caso de procesos celebrados con elementos de extranjera, es la cooperacin judicial internacional

    30. Barona Vilar, S. Cometarios a la Ley de Arbitraje. Civitas Thomson, Madrid. Pg. 1640-1641.

    31. Artculos 397 403 del Cdigo Procesal Civil.

    36

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    la que garantiza los efectos, en este caso, del laudo arbitral, de esta forma, el Artculo 120 de la Ley, establece que se entender por Laudo Arbitral Extranjero a todo Laudo Arbitral dictado en una sede distinta del territorio del Estado Plurinacional de Bolivia. Los laudos arbitrales extranjeros sern reconocidos y ejecutados en el Estado Plurinacional de Bolivia, de conformidad a las normas sobre cooperacin judicial internacional establecidos en el Cdigo Procesal Civil32, y los tratados sobre reconocimiento y ejecucin de laudos o sentencias arbitrales extranjeras. Tambin prev la salvaguarda de favorabilidad, puesto que en caso de existir ms de un instrumento internacional aplicable, se optar por el tratado o convencin ms favorable a la parte que solicite el reconocimiento y ejecucin del Laudo Arbitral.

    Sin embargo, existen causales de improcedencia nominadas en el Artculo 122, donde se establece que el reconocimiento y ejecucin de un Laudo Arbitral Extranjero ser denegado y declarado improcedente, por las siguientes causales: 1. Existencia de cualquiera de las causales de nulidad establecidas en el Artculo 112 de la presente Ley, probadas por la parte contra la cual se invoca el reconocimiento y ejecucin del Laudo Arbitral Extranjero; 2. Ausencia de obligatoriedad por falta de ejecutoria, nulidad o suspensin del Laudo Arbitral Extranjero por autoridad judicial competente del Estado donde se dict, probada por la parte contra la cual se invoca el reconocimiento y ejecucin del Laudo Arbitral Extranjero; 3. Existencia de causales de nulidad o improcedencia establecidas por acuerdos o convenios internacionales vigentes; 4. Incumplimiento a las reglas contenidas en la norma procesal civil vigente respecto a la cooperacin judicial internacional.

    REGMENES ESPECIALES

    Finalmente, se crean los siguientes regmenes especiales de arbitraje: Controversias con el Estado en materia de inversiones, Arbitraje Testamentario y Soluciones Amistosas; destacando entre ellos, el Captulo referente a Controversias con el Estado en materia de inversiones.

    32. Artculo 509 del Cdigo Procesal Civil.

    37

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    CONTROVERSIAS CON EL ESTADO EN INVERSIONES Esta resulta siendo la parte ms importante de la presente ley ya que se convierte en una garanta para los inversionistas principalmente, aunque no exclusivamente extranjeros, para desarrollar actividades econmicas en el pas.Esta parte de la Ley se enmarca, como ya se adelant en la introduccin del presente anlisis, en una visin renovada de valoracin a la inversin en el pas, empero condicionando a que la misma se desarrolle en condiciones de respeto a la Soberana del Estado y tambin sea favorable a los intereses del inversionista, respetando su derecho a obtener ganancias lcitas sobre su inversin y su trabajo en el pas, sin dejar de considerar jams que ahora Bolivia es un verdadero Estado Social que prioriza la vida y el desarrollo de los seres humanos sobre la expansin del capital.

    La Ley de Conciliacin y Arbitraje en este sentido, ofrece Seguridad Jurdica a las inversiones reemplazando los veintin Tratados Bilaterales de Promocin y Proteccin Recproca de Inversiones que en cumplimiento de la Disposicin Transitoria Novena de la Constitucin Poltica del Estado, Bolivia renegoci o denunci hasta la fecha.

    Finalmente esta parte de la Ley, fue cuidadosamente redactada en base a diferentes iniciativas de los sectores empresariales del pas, cuidando siempre de no extralimitarse ni rebasar los lmites que sabiamente el constituyente boliviano plante en la Ley Fundamental del Estado de Febrero de 2009. El Artculo 127, establece que, las controversias en materia de inversiones estarn sometidas a la jurisdiccin, a las leyes y a las autoridades bolivianas, habida cuenta que stas podrn devenir de relaciones contractuales o extracontractuales, cuando el Estado sea parte y stas surjan o estn relacionadas con una inversin prevista en la Ley N 516 de 4 de abril de 2014, de Promocin de Inversiones. Se establece tambin, como requisito previo, que las partes en controversia, previamente a recurrir al arbitraje, debern recurrir a la va de la conciliacin.

    Principios Especializados. Como se ha referido en su oportunidad, los principios hacen a la actividad que regulan, en este caso existen

    38

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    principios especializados, respecto a la solucin de controversias en materia de inversiones, por ejemplo los siguientes, que en igual orden se encuentran establecidos en el Artculo 128.

    a. Equidad. Consiste en la distribucin y redistribucin de condiciones que asegure a todas las personas, tanto individuales como colectivas, la posibilidad de acceso al ejercicio de sus derechos. As mismo sugiere desterrar todo principio de desigualdad jurdica entre las partes que fue la constante en el antiguo rgimen de proteccin de inversiones.

    b. Veracidad. La o el Conciliador o la o el rbitro deber verificar plenamente los hechos que motiven sus decisiones, para lo cual deber adoptar medios necesarios y adecuados autorizados por Ley, respetando el derecho a la defensa de las partes, buscando siempre la igualdad jurdica de las partes.

    c.Neutralidad. La o el Conciliador o la o el rbitro tienen plena libertad y autonoma para el ejercicio de sus funciones y debe permanecer imparcial durante el procedimiento, sin mantener relacin personal, profesional o comercial con alguna de las partes o interesados, ni tener inters en la controversia.

    d.Aceptabilidad Mutua. Por el cual las partes se someten voluntariamente a los efectos de la conciliacin o el arbitraje.

    e.Razonabilidad. Las decisiones del rbitro deben orientarse a proteger la seguridad jurdica, los valores de la Constitucin Poltica del Estado, as como la prudencia y la proporcionalidad.

    Caractersticas. Tanto el Arbitraje como la Conciliacin en Inversiones, tendrn las siguientes caractersticas: 1. Sern nacionales; 2. Tendrn como sede el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia; sin embargo, se podrn celebrar audiencias, producir prueba y realizar otras diligencias fuera del territorio nacional; 3. La existencia de una Clusula Arbitral o de un Convenio Arbitral, o la voluntad de conciliar una controversia, no limitan ni restringen las atribuciones y competencias de control y fiscalizacin de las correspondientes entidades regulatorias y autoridades competentes, a las que estarn sometidas en todo momento las partes, conforme a las normas aplicables.

    39

  • Ley de Conciliacin y Arbitraje

    CONTROVERSIAS EN MATERIA DE INVERSIN BOLIVIANA

    Reglas Comunes para la Conciliacin y el Arbitraje - Artculo 130. La Conciliacin y Arbitraje en materia de inversin boliviana, realizada por personas naturales o jurdicas, pblicas o privadas bolivianas, se desarrollar conforme a las siguientes reglas: 1. La Conciliacin y Arbitraje ser administrado por un Centro nacional; 2. El Reglamento de Conciliacin o de Arbitraje aplicable, ser el del Centro elegido por las partes; 3. La Autoridad Nominadora ser la persona designada por el Centro elegido por las partes.Particularidades Artculo 131. El Conciliador ser designado por las partes en base a la lista de conciliadores del Centro elegido por las partes. A falta de acuerdo, las partes podrn solicitar que la designacin de la o el Conciliador se realice por la Autoridad Nominadora; en el caso del Arbitraje se deben aplicar las siguientes reglas: 1. La controversia se resolver por un rbitro nico o un Tribunal Arbitral compuesto por tres (3) rbitro